domingo, 30 de noviembre de 2014

En el deporte sobráis

Creo que a todos nos ha quedado muy clarito lo que ha sucedido esta mañana en los aledaños del Manzanares, en Madrid, que no podemos entender algunas 'interpretaciones' surgidas en las horas siguientes. Dos bandas se han citado de buena mañana para ‘canearse’, porque debían aburrirse hasta la hora del partido, con la presencia de algunos oportunistas de otras cuadrillas similares. Desgraciadamente la Policía, que para determinadas concentraciones está mucho más presta para intervenir, no ha estado presente y a uno de los presuntos se le ha ido la mano asesina.

Tampoco han estado muy atentos los responsables federativos, fuera de juego durante toda su jornada de trabajo para decidir una suspensión absolutamente necesaria, aunque aún menos comprendo que la LFP –que es la que controla todo el cotarro para lo que quiere- no tenga competencias para haber evitado que se disputase un partido marcado por la vergüenza.

Y desde luego, los que menos atinados han estado han sido los responsables de ambos equipos. No hablo de Cerezo, cuyas manifestaciones son dignas de una tesis doctoral, sino del entrenador del Atlético de Madrid -el tantas veces admirado ‘Cholo’ Simeone por sus valores deportivos-, que ha dicho que no es un problema del fútbol sino de la sociedad. Y se ha quedado tan ancho, a pesar de la evidente vinculación de dichas dos bandas con los colores de los equipos que se midieron hoy. Y que se fostiaron por esa misma razón. Que yo sepa, los lectores de Reverte y Marías no quedan los jueves antes de la sesión de la RAE para dirimir a puñetazos sus gustos literarios. Ni siquiera los afiliados a PP y a Podemos, aunque sobre este tema prefiero no profundizar en la lucha rastrera que aflora en ocasiones. Y pasando al deporte, está por ver una discusión fuera de tono entre los seguidores de Contador y los de ‘Purito’, por citar a dos ciclistas que han tenido alguna vez divergencias.

Sea lo que fuere, la solución es tan sencilla como preocupante que aún no se haya tomado, y que Cerezo –y otros muchos como él- podría asumir desde ya para separar eso “que no tiene nada que ver con el fútbol”: independientemente de las consecuencias penales que puedan derivar de esa chulería homicida, estos individuos que intervienen en altercados como el de hoy, y que buscan en el fútbol la justificación de sus mediocridades, deberían tener prohibido el acceso a los estados. De por vida.

En el deporte sobráis.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Horacio Gil Ochoa: una vida captando la belleza del ciclismo colombiano

Gracias a mi hermana Esperanza –y a esta interesante web alpsandes- ha llegado a mi poder esta maravilla de vídeo en el que Horacio Gil Ochoa, un pionero del ciclismo colombiano como fotógrafo, periodista y simple aficionado, nos hace un repaso de los últimos años, desde los inicios en los cincuenta hasta nuestros días, con los momentos más destacados o curiosos de nuestro deporte en el país hermano.

Riesgo permitido: Permiso para morir

Médico del Deporte y profesor de Fisiología Humana y del Ejercicio, Ángel Gutiérrez es sobre todo un amigo, un compañero de fatigas durante muchos años compartiendo vivencias en la selección española de mountain bike.

En esta ocasión, nos lo encontramos como ponente en una de las conferencias de TEDx, titulada ‘Permiso para morir’ y que se refiere a ese riesgo que permiten, toleran e incluso fomentan las sociedades actuales cuando una persona, muchas veces un deportista, se enfrenta a actividades que conllevan una posibilidad cierta de muerte. Un tema cada vez más de actualidad dentro de ese concepto llamado ‘deporte extremo’.



Os lo recomiendo.

martes, 25 de noviembre de 2014

Velon, el mismo perro ciclista… incluso con el mismo collar

“Velon, haciendo el ciclismo mejor" es el eslogan de presentación del proyecto impulsado por once de los equipos del World Tour. Y que –no lo puedo remediar- me recuerda a las propuestas éticas o anticorrupción de Podemos: Son tan lógicas que deberían ser asumidas por todos los partidos –en este caso, todos los actores del ciclismo-. Pero a la vez, al salir de un colectivo determinado, van a encontrar ‘zancadillas’ de todo tipo: desde el “ya existe el foro adecuado en el que trabajar para un ciclismo mejor” hasta el “lo que buscáis es vuestro propio beneficio”.



Por otro lado, aunque se hable de futuro, no se trata sino de las reinvindicaciones tradicionales que ya han aparecido en momentos más o menos cercanos de la historia de nuestro deporte. Según leo en Biciciclismo, hay tres principios fundamentales:

1. Un deporte más emocionante: carreras más entretenidas para los fans, en busca de un calendario de carreras con una larga historia y que se entienda por la creciente base de aficionados. Está claro que el calendario actual del World Tour es inasumible, pero se sigue trabajando en él como base, para dar algo más de vida a un moribundo, cuando la renovación debe ser total. La independencia de las tres ‘grandes’ –perdiendo o no días de competición-, la recuperación de la Copa del Mundo o proyectos como el de Bakala, así como una redefinición de los Mundiales y alguna iniciativa más deben postularse como ejes de un calendario más atractivo. Nada nuevo bajo el sol, por otro lado.

2. Nueva tecnología: mostrar la carrera viva desde la perspectiva del corredor, que muestre a los fans lo que se siente desde el sillín. Ya he escrito varias veces en meses anteriores sobre este tema, sobre el que hay prácticamente unanimidad entre todos los actores del ciclismo y cuya adaptación llevaría exclusivamente el tiempo en que se tarda en modificar el Reglamento UCI. Eso sí, la pelea –como otras tantas similares- radica en quien será el propietario de esos derechos y sus correspondiente contraprestación económica. ¿El corredor y su equipo o el evento?

3. Respaldado por equipos sostenibles y creíbles que los aficionados puedan seguir ahora y la largo plazo en el futuro. Creación de una nueva y mejor economía, a través de acciones colectivas y una mayor cooperación entre los equipos y las partes interesadas. Lo dijo Cookson la semana pasada, “hacer el pastel más grande”… aunque ya lo había manifestado Manolo Saiz hace dos décadas. Y es que a veces se nos olvida que, en esto, el ciclismo no es como la Fórmula 1 –por cierto, también en crisis-, en la que los escenarios están al servicio de los equipos. En nuestro deporte, al menos en lo referido al ciclismo profesional de carretera, organizadores y equipos siempre han luchado coger más parte del pastel, nunca por hacerlo más grande… y salvo cambio radical, mucho nos tememos que seguirá siendo así.

En fin, ojalá esta simple declaración de principios se plasme en algo práctico, no en la típica comisión especializadas en crear camellos cuando se necesitan caballos. Mientras que no se dé ese paso, mucho me temo que Velon será el mismo perro… incluso con el mismo collar.

jueves, 20 de noviembre de 2014

¿Por qué da un paso atrás la DGT con este tuit?

Aunque fue la semana pasada cuando se adelantó la noticia, ha sido en esta cuando se han conocido los detalles sobre la futura instauración de patrullas ciclistas de la Guardia Civil para velar por el cumplimiento de la norma que obliga a guardar una distancia mínima de 1,50 en los adelantamientos y, sobre todo, a la posibilidad de sancionar a los infractores, una vez que se homologue el correspondiente sensor, ya utilizado en un estudio previo, como bien se informa en esta información de La Razón, uno de los medios que más ampliamente lo recogió.

Una noticia que significaba un importante cambio de mentalidad y que lógicamente fue acogida de forma muy favorable por el colectivo, que aprovechó, una vez más para hacer autocrítica y pedir que sean los propios ciclistas los que velen también por cumplir las normas como contrapartida a estas medidas. Claro que también hubo un cierto escepticismo por parte de personas que ya están hartas de la primacía del coche sobre la bici y de ver, sobre todo, que a veces no hay fuego cerca del humo.

Carlos Verona, uno de los ciclistas más comprometidos en la defensa de los derechos ciclistas, fue uno de estos escépticos, y así lo manifestó en Twitter. Mi sorpresa fue ver, horas después, la respuesta personalizada de la DGT a través del mismo canal, en la que negaba categóricamente esa posibilidad de crear las patrullas camufladas de control, a pesar de que, como bien se puede leer en el enlace, “la propuesta fue muy bien recibida por el subdirector de Normativa, Javier Villalba, que la consideró viable”.

Por eso me gustaría saber por qué ahora la DGT da un paso atrás, desautorizando a uno de sus altos cargos más receptivos con el fenómeno ciclista ¿Quiere volver a esa obsoleta e injustificable primacía del coche por encima de todos? ¿O justificar para siempre el escepticismo de ciclistas como Verona? Si alguien lo entiende que me lo diga, aunque no está de más recordar este otro tuit de la GuardiaCivil que ya da por hecho este nuevo sistema de vigilancia tan factible como necesario apoyando incluso la campaña #enmetroymediocabeunavida.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Una dedicatoria ‘por amor al ciclismo’

Arratsalde on, Ainara,

Aunque no soy una persona a la que le encante precisamente asistir a actos públicos, sí me hubiera gustado esta tarde estar en Vitoria contigo, y con otros muchos amigos más, apoyándote en la presentación de ‘Por amor al ciclismo’. Desgraciadamente hoy Gasteiz me pilla muy lejos, pero te puedo asegurar que, de corazón, estaré allí sentado en la primera fila del teatro Ibaiondo.

Sin embargo, lo importante no es la presentación, sino el libro. Ese que tanta sangre, sudor y lágrimas te ha costado ‘parir’ como bien cuentas en tu blog, aunque ya lo sabíamos los que en algún momento de los últimos meses hemos estado cerca de ti. Eso si, el ‘parto’ ha merecido la pena. No puedo aún presumir de haberlo leído completo, ni siquiera de ir con él debajo del brazo como contabas que hacía orgulloso tu ‘aita’, pero ya conozco un poquito mejor a Chris Froome y a Nairo Quintana gracias a ti. Y quizá las mocedades de Valverde y ‘Purito’ sean pasado antes de las siete de la tarde, esa hora de inicio del paseo triunfal por los Campos Elíseos vitorianos en el que se entremezclarán los nervios, la emoción, pero sobre todo el orgullo del trabajo bien hecho.

Hace ya algunos años, no recuerdo a raíz de qué, me preguntaron en mi blog por qué me empeñaba en defenderte. No contesté, era innecesario, pero en mi fuero interno sabía que personas como tú estabais aportando, paso a paso, sin prisas pero sin pausa, un nuevo aire a nuestro deporte. ‘Por el amor al ciclismo’ es un escalón más –importante, pero espero que no sea el último- en esa renovación, y solo por eso quiero darte las gracias y recomendar la lectura de un libro que, insisto, apenas he comenzado, pero que he ojeado y hojeado lo suficiente para descubrir como nos descubres otro punto de vista menos conocido del ciclismo.

Por este mismo motivo, quisiera ponerte un pero: ese epílogo que no he leído en el que nos cuentes también los orígenes, las causas, las razones, de tu amor al ciclismo. Desde que eras pequeña –de edad, claro-. De cómo has crecido –y no solamente por los tacones- y nos has hecho crecer a muchos más cerca de ti, por amor al ciclismo. Tu historia, Evelyn.

Espero que mi ausencia quede perdonada por esta dedicatoria improvisada que he tardado bastante menos que tú en escribir, pero que también sale desde lo más íntimo de mí. Gracias, y eso sí, me debes la tuya en ese volumen que tanto se ha hecho esperar, ¿verdad Bernat?

Zorionak, Ainara

lunes, 17 de noviembre de 2014

La viralidad en el ciclismo: mucho trabajo por delante

La semana pasada tuve ocasión de acudir a varias charlas del I Curso de Comunicación e Imagen dirigido al Deportista de Alto Nivel organizado por el CSD. Un área en la que la actualización de conocimientos es una exigencia permanente, por lo que son de agradecer este tipo de iniciativas (*).

En concreto, el tema de mi interés eran las marcas personales de los deportistas, con un requisito cada vez más perentorio de diferenciarse, sobre todo a base de historias personales que sean interesantes de ‘comprar’ por parte de los posibles patrocinadores. Y en este sentido, YouTube es el principal escaparate para cualquier deportista.

Por ello, me he querido preguntar cuál es el estado del ciclismo en ese termómetro del siglo XXI que es YouTube. Y aunque hay algunos protagonistas bastante destacados vinculados de una forma u otra con nuestro deporte, la impresión es que hay mucho, pero que mucho trabajo por delante.

Sin ninguna duda, son los vídeos musicales los que copan las primeras posiciones del ranking de más vistos, con el mítico ‘Gangnam Style’ en la cima con 2.100 millones de visualizaciones. ‘Charlie bit my finger - again!’ –un simple vídeo de un bebé mordiéndole el dedo a su hermano mayor- es la única excepción en este ‘top ten’, con 799 millones, mientras que el primer vídeo deportivo corresponde al canal de Nike Football, con su anuncio ‘Winner Stays’, aunque ‘baja’ a los 100 millones de visitas.



Por el contrario, si el análisis lo hacemos en base a los canales, algunos youtubers profesionales como PewDePie superan (32 millones de suscriptores) a los principales músicos como Justin Bieber (10,4 millones), PSY (7,5) o Lady Gaga (5,3). Incluso varios youtubers españoles alcanzan cifras impresionantes de seguidores: ElrubiusOMG, 8,9 millones; Vegetta, 7,5 millones y TheWillyrex, 5,6.

En cuanto a canales deportivos, la referencia, en esta valoración en base a suscriptores, encontramos a la NBA en cabeza, con 5,8 millones. Nike Football se queda en 1,9; el Real Madrid, en 1,6, ligeramente por encima del Barça, y Olympics –es decir, el COI- y la FIFA, en algo menos de un millón. Sin embargo, en esta relación me he dejado a dos empresas bastante vinculadas con el ciclismo: GoPro alcanza los 2,4 millones y RedBull, los 3,8 millones. Y aunque ambas, en especial la marca de bebidas, tienen un público multideportivo, buena parte de sus visitas están relacionadas con el ciclismo. No está mal para empezar… aunque se está perdiendo una gran oportunidad por no autorizar desde ya el uso de las cámaras ‘on board’.

Sin embargo, el ciclismo que triunfa en YouTube no es el convencional, sino el que podríamos calificar como extremo, con especialidades como el descenso, el BMX o el freestyle como grandes protagonistas. A nivel individual, el indiscutible rey es Danny McAskill,  con cuatro de sus vídeos por encima de los 20 millones, aunque el más original, Imaginate, no es el más popular. En este sentido, RedBull tiene un buen filón en ‘competiciones’ como el Rampage y en el propio piloto escocés.

Para encontrar una bicicleta de carretera en las primeras posiciones tenemos que ‘hacer trampa’ y recurrir al malogrado Martyn Ashton: cada una de las dos partes de Road BikeParty alcanzó los 12 millones de visitas.

Aparte de los equilibrios y habilidades de los pilotos, el segundo foco de visitas en YouTube radica en las caídas y el los accidentes, aunque lógicamente nadie va a apostar por este tipo de percances como elemento distintivo de una marca personal. En todo caso, el vídeo de la caída de la chilena Irene Aravena en los Juegos Odesur está ya por encima del medio millón de visualizaciones.


Como canal específico del ciclismo de carretera, sin duda el referente es el del Orica GreenEdge, con 43.800 suscriptores, cifra levemente superior a las de Sky Team o Trek. Movistar Team se queda en 8.579, Katusha, en apenas 1.000, y poco más de 200 el Caja Rural-Seguros RGA. Cifras bajas pero que tienen un lado muy positivo: hay un alto potencial de crecimiento. Por cierto, la UCI alcanza los 115.000, lo que no está nada mal.

Y decíamos que el equipo australiano es la referencia por el contenido del canal, que se adapta plenamente a lo que es la filosofía de una marca en redes sociales en los tiempos que vivimos. Su momento culminante fue ese Call Me Maybe, con 926.000 visitas. Igualmente se destaca su vídeo de la etapa del Tour de Francia en Córcega, con el autobús encajado en el arco de meta, con 230.000, mientras que el para mí originalísimo villancico 12 Days of Christmas se queda en unas ‘escasas’ 44.000 visitas.

Continuando este análisis con los propios deportistas, hay que decir que los ciclistas no son muy proclives a tener su propio canal, por lo que enlazando con la introducción de este post, pierden una buena oportunidad de mejorar su imagen, con el rendimiento económico que podría conllevar, ya que sin duda el ciclismo tiene muchas historias que contar.

La prueba más evidente es Peter Sagan, posiblemente el ciclista con más potencial youtuber, y con cifras importantes en algunos de sus vídeos, como por ejemplo el que protagonizó con el ‘biker’ Marco Fontana, con casi 800.000 visitas. Una demostración de su habilidad subiendo escaleras llego a los 627.000, mientras que las míticas imágenes de su caballito en la ascensión de un puerto de montaña, Wheelie, superaron ampliamente el medio millón.

 

Sin embargo, un simple recorte de una grabación televisiva en el Tour de Francia de Thomas Voeckler –otro ciclista con enorme potencial- echando la bronca a un espectador que le había abucheado llega a las 3,4 millones de visitas. Incluso en el caso de Alberto Contador –una excepción, ya que tiene canal propio, con 10.400 seguidores-, el vídeo con más difusión es aquel en el que le da un manotazo a ese imbécil disfrazado de sanitario que corría a su lado. También es un ‘recorte’, pero fueron 1.800.000 visitas.

La forma de afrontar este concepto de imagen se puede entender en un vídeo como el que recoge el ‘team building’ del Tinkoff-Saxo Bank hace unos días ascendiendo el Kilimanjaro: un vídeo que quiere transmitir la épica de la aventura en 18 minutos tenía en el momento de escribir estas líneas algo más de 30.000 visitas, pero estoy seguro de que si se hubiera optado por un formato más corto y musical, la viralidad podría haberse disparado.

Y esa creo que es una de las asignaturas pendientes de nuestro ciclismo en el siglo XXI, aunque como decía, hay mucho potencial de crecimiento y más gracias a la imaginación que a los medios técnicos necesarios.

PD: No quiero olvidarme de dos canales con un gran presente y futuro. Por un lado cyclingnewstv, con casi 40.000 suscriptores, pero por otro, Mundo Mammoth, en español y con una impresionante cifra de 142.000, gracias a haberse sabido abrir un nicho, una imagen propia, en la reparación y mantenimiento de la bici, en esta jungla del marketing de contenidos.

(*) Me dolió bastante que la asistencia al curso esté siendo bastante reducida y muy centrada en los estudiantes de la Residencia Blume. Una formación así no es sólo necesaria, sino que es un lujo poderla recibir con carácter gratuito gracias a los desvelos del CSD, cuando un curso de este tipo puede costar fácilmente en Estados Unidos varios miles de dólares… y con bastante lista de espera.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Ciclistas, tengan cuidado ahí fuera (hay mucho animal suelto)

Ya he hablado en este blog de la simbiosis entre animales y ciclistas. Incluso he sugerido una mascota como la cabra para nuestro deporte. Sin embargo, la convivencia no es siempre sencilla, e incluso un fiel amigo del hombre como el perro puede convertirse en un feroz enemigo cuando vas pedaleando, como bien muestran estas imágenes.

Los expertos no se ponen de acuerdo sobre la causa de este comportamiento agresivo, si se debe a que el movimiento despierta sus instintos cazadores o simplemente es que se muestran asustados, amenazados. En todo caso, en Internet hay muchos consejos de autodefensa, aunque cualquier ciclista sabe que una mochila, la bomba o incluso la propia bicicleta es una buena herramienta de protección, llegado el caso.



Son muchos los casos de ciclistas atacados por perros, pero, ¿por gatos? Por lo menos tenemos constancia de uno, el colombiano Rafael Infantino en el Mundial de carretera de Toscana, en 2013.



De todas formas, el animal que más la tiene tomado con los ciclistas no es sino un ave, la urraca, y en especial en tierras australianas. Recientemente vimos como uno de estos pajarracos la tomaba con un pobre ciclista, e incluso en alguno de mis viajes a este país, recordaba el consejo que daban los lugareños de poner unas bridas en el casco, dejando las puntas hacia fuera para ahuyentar a las ‘magpie’. Por cierto, hay una asociación para protegerse de estos animalejos.



Volviendo a los mamíferos, ya vimos los peligros de la cabra en el post antes citado y también recordamos el encontronazo sufrido por un ciclista de montaña con un antílope en una competición en Sudáfrica, en este recordado vídeo. Por lo tanto, a nadie puede extrañar que una jirafa la tome con un pobre bicicletero, aunque eso de tener como enemigo a un bicho de seis metros…



Y este alce, aunque sea algo más pequeño, tampoco parecía demasiado amigable.



Y es que los ciclistas de montaña cada vez son más osados en su conquista de la Naturaleza, que incluso pueden amenazar al propio Rey, al León. Como decía el Sargento Esterhaus, “tengan cuidado ahí fuera”.

jueves, 13 de noviembre de 2014

1m50 Respeto al ciclista

Shoot and ride ha lanzado un vídeo dedicado a todos los ciclistas, independientemente de la modalidad que practiquen y en especial a aquellos a quienes les robaron la vida en la carretera.

En colaboración con Fernando Martín de CADENA100 han creado este video para reivindicar nuestro espacio y el fomento del uso de la bicicleta.


1m50 Respeto al ciclista from Shoot and Ride on Vimeo.

Esta inserción en Uluru es mi modesta colaboración a su petición para hacerlo llegar a cuantas más personas podamos. Creemos que es una buena manera de concienciar a muchas personas.

martes, 11 de noviembre de 2014

Hasta siempre, Diablo

No tengo nada a favor ni en contra de él –ya que no le conozco personalmente- pero considero que este tipo de personajes colaterales sirven para darle un carácter único a nuestro deporte.

La semana pasada, Didi Senft, el popular ‘Diablo’ del Tour de Francia, Giro de Italia y otras numerosas pruebas ciclistas, anunciaba su ‘retirada’ a causa de su estado de salud y de los requerimientos económicos que conlleva su peculiar estilo de vida.

Por casualidad he encontrado estas imágenes, un ‘extra’ dedicado a ‘El Diablo’  del magnífico documental El último kilómetrodel que es uno de los protagonistas.


Por mi parte, decirle un hasta siempre… aunque estoy seguro de que se dejará caer por alguna carrera, ya que como los toreros, los ciclistas, por muy diablos que sean, nunca se retiran del todo.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Fernando Alonso tendrá equipo ciclista

Ayer se cumplía justo un mes de la penúltima declaración pública de Fernando Alonso respecto a su proyecto ciclista. Fue en Socchi (Rusia), el 9 de octubre, cuando dijo que en una semana o diez días daría buenas e ilusionantes noticias sobre el proyecto de su equipo ciclista.

El plazo ha vencido, y bien vencido, y no solo no hay buenas noticias, sino que sus últimas manifestaciones referidas a su ‘partner’ Novo Group, la pasada semana en México, eran bastante negativas: “Seguramente tienen otra visión, sobre todo ahora a corto plazo, otros proyectos siempre en el ciclismo, pero no exactamente quiere decir en un equipo”, para resolverlo o enredarlo todo con un sencillo, pero ya insuficiente, “creo que van a llegar cosas buenas".

Pensaba escribir unas líneas sobre este triste y descorazonador desenlace, pero se me ha adelantado esta mañana @Juan_Guti en su blog Pedaladas con este post: ‘Los aficionados al ciclismo pierden la fe en Fernando Alonso, que suscribo casi en su totalidad, por lo que me ha ahorrado parte del trabajo.

Nadie puede negar la afición ciclista del asturiano. Y me jugaría más de una cena apostando que tarde o temprano tendrá el soñado equipo ciclista. Entre otras cosas porque adelantó que con algo se tendrá que entretener cuando se retire de la F1. Pero no sólo ha perdido dos oportunidades únicas –el año pasado para dar continuidad a un equipo nacional cuando más falta hacía y éste, para entrar por todo lo alto en la élite universal cuando más fácil hubiera sido y más hubiera conseguido en todos los sentidos-, sino que ha perdido buena parte de su credibilidad, aunque el asturiano es una de esas personas a las que se le da una segunda, una tercera o una cuarta oportunidad.
 
Sus deseos y sus intenciones han estado jalonadas de muchas acciones directas, efectivas en este 2014, inequívocos ejemplos de que lo suyo parecía que iba por el buen camino, con otras absolutamente incomprensibles, como esa misión de Paolo Bettini que algún día ojalá sepamos hasta donde llegó. Sin olvidarnos de muchos rumores infundados que algunos medios elevaban a la categoría de noticias.

Pero, sobre todo, el gran error de Alonso, como bien dice Guti, ha sido su política comunicativa: la mayoría de las manifestaciones han sido circunstanciales, en ruedas de prensa de su actividad como piloto, sin haber dado nunca informaciones directas acerca del proyecto ciclista, a pesar de sus ‘puntadas sin hilo’. Y menos aún una explicación de lo que ha ‘fallado’ en este 2015 en el que todos estábamos tan ilusionados, y en el que todos hemos quedado tan chafados.

Insisto: Fernando Alonso tendrá algún día equipo ciclista. Y la gente se olvidará de todo lo sucedido. ¿Pero cuándo? 

domingo, 9 de noviembre de 2014

Los efectos colaterales del omnium llegan a la persecución por equipos

No hay año que pase sin que las competiciones de UCI sean objeto de un cambio tan innecesario como ilógico. Y este año es el sistema de competición de la persecución por equipos el que sufre una incomprensible modificación, cuyas absurdas consecuencias pudimos vivir anoche en la Copa del Mundo de Guadalajara con la selección neerlandesa.

Antes de entrar en detalle, hay que remontarse a 2010 cuando la UCI decidió eliminar del programa olímpico determinadas disciplinas tradicionales como persecución, puntuación o madison y sustituirlas por el omnium con el fin de ‘aligerar’ –eufemismo- la competición ciclista en los Juegos. Sin embargo, la reducción de medallas venía acompañada de unos efectos colaterales, de un programa más ‘cargado’ e incomprensible en la persecución por equipos, con tres series de competición para las ocho primeras selecciones en vez de las dos como máximo que debían afrontar los cuatro mejores equipos.



Regresemos a 2014, cuando la UCI decide sacar también las pruebas no olímpicas del programa de las Copas del Mundo –donde hasta ahora no entraban todas en los tres días de competición pero sí se iban rotando a gusto de cada organizador- y adaptar el injustificable programa de competición de los JJ.OO. Y eso que no voy a hablar de lo que supone tener que clasificarse para el Mundial en pruebas menores en dichas disciplinas ‘de segunda’… y en las que España tiene las mayores opciones de medalla.

Total, que anteriormente en la persecución la mayor parte de las selecciones tenían una sola intentona –fallo mecánico aparte-, con las dos mejores enfrentándose posteriormente en la final y las dos siguientes, en la consolación por el bronce. Suficiente, aunque un mal día podía traducirse en un resultado injusto. Pero el deporte es así.

Ahora el sistema toma en cuenta los ocho mejores tiempos para hacer los cruces de primera ronda: primero-cuarto, segundo-tercero, quinto-octavo y sexto-séptimo. Los ganadores de las dos primeras mangas compiten por el oro y la plata. Pero del resto (los dos perdedores de esas mangas incluidos) no se determinan los puestos, sino los tiempos para hacer ya un tercer cruce que determine tercero y cuarto puesto, quinto y sexto, y séptimo y octavo. Absolutamente innecesario.

La selección neerlandesa, que en la clasificatoria, hizo el mejor tercer tiempo, se hubiera visto por el sistema antiguo abocada a la lucha por el bronce. Pero con el nuevo, la intoxicación alimentaria de sus corredores se tradujo en una nefasta marca de 4:18 que la relegó a la lucha por la séptima y octava plaza, y una tercera serie de castigo, precisamente ante España, que se aprovechó para mejorar un puesto.

Con el sistema antiguo, el resultado hubiera sido AUS-GBR-SUI-NED–NZL-GER-DIN-ESP. Con el nuevo, AUS-GBR-GER-SUI-NZL-DIN-ESP-NED. Es decir, que Alemania es la única selección que mejora sensiblemente al esforzarse en la segunda ronda, mientras que Países Bajos paga muy cara una situación ajena a la competición.

Y mientras el público en pista tragándose tres rondas de competición en persecución por equipos –algunas tan kafkianas como el Gran Bretaña-Países Bajos con los británicos ‘jugando’ solamente a terminar, ya que les valía cualquier registro mejor que ese 4:18 de los neerlandeses- en vez de una competida carrera a los puntos.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

La experiencia fixie de un seleccionador de pista

Por Jaume Mas
Hace unas semanas, escribí un post en este blog para dejar de ‘demonizar’ a las fixies, y comprender que este nuevo fenómeno del ciclismo urbano puede tener interesantes conexiones con el convencional. Una de las personas que más está trabajando en ‘acercar’ los dos ciclismos es el ex seleccionador nacional Jaume Mas, que con su trabajo con PistaBCN en el velódromo de Horta es la persona idónea para contarnos su experiencia.
Descubrí el mundo de las fixies en Los Ángeles, con ocasión de alguna prueba de pista. La mayoría de veces eran mensajeros que venían a ver las pruebas que se celebraban allí con sus bicicletas de piñón fijo. Llegaban a gran velocidad, derrapando la rueda trasera y frenaban en el acto -luego me dijeron que esa técnica se llamaba ‘skid’-. A veces se quedaban parados aguantando el equilibrio como un ‘surplace’ –‘track stand’- demostrando el gran dominio que tenían sobre la bicicleta.
Tiempo después comencé a verlos por el velódromo de Barcelona, cuando había alguna prueba de pista. Sin dejarse ver mucho, medio ocultos en un rincón, a pesar de lo llamativo de sus fixies o bicicletas vintage, en la mayoría de casos recuperadas de carretera y de diversos colores.
Fue entonces cuando Vicenç Catalá y un servidor pensamos que podía ser interesante acercar a los usuarios de la fixie al velódromo. Siempre he creído que el ciclismo tiene que llegar a todos los aficionados, ya sean competidores o no. Por eso hablamos con el presidente de la Catalana, Josep d. Bochaca, y con el director del Velòdrom de Barcelona, Manel Herrando, para que el sábado se abriese al público ‘de a pie’, aficionados al ciclismo que quieran introducirse en la pista y como no, a los  usuarios de las fixies de Barcelona.
Obviamente tuvimos todo tipo de comentarios que nos alertaban de que se llenaría de ‘frikies’ y de ‘barbudos’. Por el contrario, cuando pasamos por las principales tiendas de Barcelona especializadas en el mundo fixie, como Barceloneta Bikes o My Beautiful Parking y les explicamos el proyecto, tuvimos una excelente acogida.
El primer día contamos con 15 aficionados, que miraban los peraltes con mucho respeto, algunos con un poco de miedo. Sin embargo, la pista les atraía. Nos explicaron los problemas que tenían la mayoría por acceder a los velódromos, y que incluso algunos de ellos incluso saltaban la tapia para poder rodar unas vueltas.
Me sorprendió mucho saber todo lo que saben de ciclismo, en muchos aspectos. No les preguntes quien ha ganado el Tour o el Mundial de carretera. Ni tampoco de ganadores de competiciones de pista. Pero el ciclismo en su hobby y realmente aman la bicicleta.
También me sorprendió la visión tan negativa que tenían del ciclismo convencional. No obstante, me demostraron una gran receptividad hacia todo lo que les enseñabas. Y es curioso que se sorprendan de que estés con ellos. ¿Cómo siendo quien eres pierdes el tiempo con nosotros?, me llegaron a preguntar. Lo que puedo decir, muchos meses después es que cada sábado es un descubrimiento. Hemos conocido gente maravillosa, de todo ámbito, razón social y ciudadanos de todo el mundo, donde lo que más prima es la educación. Por cierto, casi todos se han sacado licencia, y han comenzado a participar en carreras de ruta, pista o ciclocross, en pruebas cicloturistas e incluso en triatlones.
Las pruebas CRIT
Llevábamos tiempo ya metidos en nuestra experiencia cuando nuestros amigos de Enciklica nos pidieron que nuestro club fuese colaborador de una prueba CRIT, el Red Hook Criterium de Barcelona, que se celebró a finales de agosto. Íbamos a ser course marshall (una especie de control) y no sabíamos ni de que nos hablaban. Pero descubrimos una prueba interesantísima, que se disputa en un circuito urbano cerrado, en bicicleta de pista y por supuesto sin frenos y a piñón fijo. También me sorprendió la repercusión de la prueba ya que se presentaron corredores de todo el mundo, cuando el premio suele ser modesto, una bicicleta y algún regalo mas.

Royal | Red Hook Crit Barcelona 2014 from Royal Productions on Vimeo.

Muchos de los participantes, la mayoría norteamericanos que trabajan como mensajeros, vinieron a rodar antes al Velòdrom de Barcelona, y pudimos intercambiar muchas experiencias. A nivel técnico te encuentras que la mayoría vienen muy preparados, tienen mucha técnica. Los cuadros son un poco más altos de caja de pedalier, sobre 29 cms, y los desarrollos que utilizan suelen ser los mas cómodos para cada prueba, ya que igual que han de arrancar después de cada curva, tienen que frenar al llegar a ellas y al final de la prueba las piernas lo pagan.
A nuestro modo de entender las carreras de CRIT serán parte importante del futuro del ciclismo, pruebas que se pueden celebrar en cualquier circuito o en este caso, como en el Red Hook de Barcelona en una explanada, donde tan solo hacen falta unas vallas para dibujar el recorrido. Y una mente abierta, para entenderlo.

lunes, 3 de noviembre de 2014

¿Sobra el Mundial contrarreloj por equipos?

Leo esta misma mañana que la UCI estaría estudiando la posibilidad de cambiar la sede del Mundial contrarreloj por equipos los dos próximos años -Richmond 2015 y Qatar 2016-, y dejarlo en ambos casos en Europa, ante las quejas de los equipos por el elevado coste de trasladar a otro continente todo el personal y material necesario.

Obviamente la cuestión que me planteo es muy simple: ¿Y a las Federaciones Nacionales no les cuesta bastante más dicho traslado, ya que en el caso de las más potentes pueden llegar a ser de más de treinta ciclistas en vez de los seis de la crono por equipos?

Independientemente de costes, y del espectáculo que supone una disciplina como esta contrarreloj por escuadras, lo que es ilógico desde mi punto de vista –aunque tenga algunas sinergias- es mezclar en un mismo evento competiciones por equipos comerciales con otras por selecciones. Algo así como sí la Copa del Mundo de fútbol viniese precedido por la final de la Champions League.

Foto: Rafa Gómez / Ciclismo a Fondo / Ponferrada 2014

Extrañas bicicletas (XII): Cycoped

No se le puede llamar propiamente bicicleta, ya que no tiene ni las dos ruedas, ni ningún mecanismo de pedaleo. Pero este monociclo está tan emparentado que creo que se merece un hueco en esta serie y más cuando presenta un novedoso e innovador sistema de control.

Cycoped’ es el nombre de este artilugio, que, según su inventor británico de solo 24 años, Pretom Chakraborty, está inspirado en la película Wall-E. De esta forma, el control de la misma se hace directamente con el cerebro, mediante unas gafas que registran esos impulsos, que posteriormente se transmiten a una aplicación controlada por un smartphone, que es lo que dirige el aparato en cuestión.

¿Ciencia ficción, punto de inflexión en el transporte urbano, tomadura de pelo? De momento es un simple prototipo, (60x35x60 cms, 25 kgs) aunque si cuaja sería sumamente económico en lo referido al consumo ya que con apenas una recarga de cuatro horas tendrá una autonomía cercana a los 25 kilómetros, con una velocidad máxima de 25kms/h. Eso sí, en lo tocante a la adquisición, preparad casi 2.000 euros, concretamente 1.499 libras.


sábado, 1 de noviembre de 2014

Los cuatro récords de la hora

“Espero que los logros de Jens (Voigt) y Matthias (Brandle) inspiren a otros grandes ciclistas a que intenten superar una de las marcas más desafiantes de nuestro deporte. El ciclismo debe adaptarse a los tiempos y por eso optamos por modernizar las normas del récord de la hora. Es fantástico que hayamos podido ser testigos de dos hazañas de este calibre en tan poco espacio de tiempo. Eso también prueba que el récord sigue estando totalmente revitalizado", comentaba esta semana el presidente de la UCI una vez que el austriaco estableciera la nueva plusmarca con 51,852 kms.



Coincido con Cookson, salvo en su matización de ‘grandes ciclistas’. Y es que ahora, los próximos meses son muchos –me atrevería a decir decenas de corredores- los que pueden batir esta marca, perfectamente asequible, sin que ello suponga que el record de la hora esté minusvalorado o venido a menos. Todo lo contrario. “Los 51,110 kms. de Voigt podrían batirlos bastantes profesionales. Soy optimista, lo afronto porque me siento capacitado”, comentaba Brandle con absoluta sinceridad antes de su desafío.

Y es que el guante de este primer record de la hora, el de los teloneros, está lanzado y quien no lo aproveche es porque no quiere. Insisto: son muchos, pero que muchos, los rodadores que estarían capacitados en llevarse su ‘hora’ de gloria.

¿Algún español?

Eso me preguntaba hace un par de días. Y la verdad es que a estos niveles, pienso que hay varios que podrían afrontarlo, aunque mi opinión no es la relevante. “Creo que hay unos cuantos que la superarían, con Castroviejo o Luisle a la cabeza –me indica Raúl Mena, presidente de la Comisión de Pista de la RFEC y responsable del equipo Eustrak-, aunque sinceramente me gustaría ver a Teruel o Torres, que seguro que también lo batían”. “Castroviejo me encanta –añade el ex seleccionador Jaume Mas-. También veo a Mora o a Albert, pero dentro de unos años”. Por su parte Javier Zahonero, preparador de numerosos pistards, añade que “si tomamos como barrera los 52, podemos contar con Castroviejo, Valverde, Izaguirre y Herrada o los pistards Teruel, Muntaner, Torres o Mora. Pero superar o estar cerca de los 53 ya es otra cosa, la lista se reduce, incluso me atrevería a decir que a cero si no hay una buena preparación específica, estando dispuesto a los sacrificios que supone”.

Y aunque en principio, el record parece más algo más destinado a grandes rodadores de ruta, el factor de adaptación al anillo parece algo fundamental para el éxito, sobre todo cuando las exigencias de la plusmarca vayan siendo cada vez más elevadas. En España, desde luego parece más probable que si alguien se decidiera a afrontar ese segundo record de la hora fuese un ‘pistard’. “Creo que el único loco que puede intentarlo ahora mismo es David Muntaner”, me comenta Mora. “No es tan fácil de batir, aunque haya aún margen de mejora”, tercia el balear. “A mi me encantaría intentarlo –añade Teruel-, pero se necesita un gran apoyo tanto logístico como económico”.

No olvidemos que en España no hay ninguna marca homologada como récord de la hora, por lo que el desafío podría ser interesante para muchos segundos y primeros espadas, aunque como comentaba Zahonero, los 53,040 kms. de Indurain que sí permanecen como mejor marca de la hora parecen algo inaccesible hoy en día “aunque a medio plazo, a falta de un poco más de madurez, pienso que Herrada y Torres tienen potencial para platearse el reto”.

La hora de Wiggins

Volviendo con la plusmarca mundial, ésta permanecerá asequible hasta que llegue el momento de que los grandes especialistas decidan poner las cosas en su sitio, establecer ese tercer record que ya permanezca por más tiempo. De momento el único que lo ha dicho claramente de que es un objetivo a corto plazo, uno de sus retos para 2015 junto a la ‘Roubaix’, es Bradley Wiggins. Por cierto, hoy el ‘Diario de Mallorca’ adelantaba que el británico podría intentarlo en el Palma Arena en julio o agosto.

Wiggo lo tiene todo a su favor –añade Zahonero-. Es capaz de rodar en ruta durante periodos superiores a una hora con velocidades medias cercanas a los 50 km/h. De hecho en Ponferrada en un recorrido de perfil positivo rodó 56'25" a 50,1km/h, a lo que hay que añadir que es capaz de hacer la persecución por equipos por debajo de 4 minutos y la individual por debajo de 4'20". Por lo tanto tiene a su favor el factor de eficiencia por celebrarse el evento en velódromo, además de los medios técnicos muy superiores de British Cycling en cuanto al análisis de factores como elección de velódromo, trayectorias óptimas, materiales…”

Lo que no está tan claro es la marca a la que puede llegar, por mucho que quien más quien menos piense en la mejor plusmarca, los 56,375 kms. que estableció Chris Boardman. “Eran otros tiempos -comenta Mas-. Pienso más que en los 54, quizás 55”. Así también lo piensan Zahonero, Muntaner o Teruel, mientras que Mora o Mena apuestan por una distancia cercana a los 56.

Ya a este nivel, son pocos los corredores capaces, aunque muchos solamente se atreven a señalar a Tony Martin –“que hizo 58 kilómetros en 1h5’ en el Mundial de 2013” recuerza Zahonero- y a Fabian Cancellara, cuya respuesta al desafío está siendo más tibia de lo que cabía esperar, a pesar de que fue uno de los primeros interesados y cuente con toda la información del intento de su compañero Voigt. Ojo también a Taylor Phinney, al australiano Rohan Dennis, al bielorruso Vassily Kirienka o incluso al neozelandés Jesse Sergent o al danés Ramus Christian Quaade.

“En cuanto al escenario hay algo que no se esta teniendo en cuenta y es que los velódromos más favorables son los que tienen más curva por los efectos inerciales, que favorecen en la pista la aceleración”, comenta Zahonero, aunque Mas me precisaba que “para aquellos corredores que están menos acostumbrados a rodar en pista como es el caso de Cancellara (o Martin) es mejor un velódromo como el de Moscú, por su cuerda de 333 metros”.

En este sentido, pienso que ese plus de ‘pistard’ que tiene Wiggins y del que carecen Cancellara y Martin puede ser fundamental cuando hablemos de ‘performances’ que aspiran a esos 55 o 56 kilómetros.

“Estoy seguro que el récord tendrá un punto de inflexión antes y después de Wiggo, ya que no veo a nadie con tantos factores favorables como el británico”, termina Zahonero, aunque posiblemente, llegados a ese momento, pudiéramos entrar en otro factor desestabilizador, como pudiera ser la altitud de Aguascalientes (México), el escenario ideal para alcanzar nuestro cuarto record de la hora, aunque ello conllevaría un periodo de adaptación no inferior a tres semanas, con todo lo que de esfuerzo y de renuncias supondría, puesto que no tendría nada que ver con las circunstancias que, por ejemplo, el año pasado vivió François Pervis