domingo, 31 de agosto de 2014

Apuntes de fauna social (XVII): La portera

No hace mucho tiempo era normal que buena parte de los edificios en las grandes ciudades tuvieran un encargado de vigilar la entrada y salida de personas, de limpiar las zonas comunes, de hacer pequeñas tareas de mantenimiento o de avisar a las compañías encargadas si la avería era más grave.

Un personaje que no solo vivía en el edificio, sino que disponía de un espacio a la entrada del edifico donde desarrollaba su trabajo… o que simplemente le valía para conocer los movimientos de todos los vecinos y disponer de dicha información como le viniera en gana, aireando intimidades o simplemente chantajeando de una forma u otra en forma de pequeñas recompensas que le supongan un cierto poder en la comunidad. Y aunque en muchos casos se trataba de un matrimonio, lo más habitual es que esa función fiscalizadora –por no decir simplemente chismosa- correspondiera a la mujer, a la llamada de forma despectiva portera, aunque tengo que reconocer que he conocido a porteros, de sexo masculino, que cumplían mucho mejor con el estereotipo marcado. Claro, que si recurrimos a los tópicos, nada mejor que recordar a Chus Lampreave, como Chus, en ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’, o la anónima portera de 13, rue del Percebe.



Hoy en día, este puesto es cada vez menos frecuente y está perfectamente regulado en cuanto a sus funciones en el Convenio Laboral de Empleados de Fincas Urbanas –una denominación políticamente mucho más correcta-, aunque se sigue hablando de portero si vive en el inmueble, o de conserje, si no lo hace.

Sin embargo, esta figura, la de portera, no se ha perdido definitivamente en la sociedad española, sino que está plenamente vigente. No en las fincas urbanas, claro, sino en todo tipo de organizaciones. Una persona que controla el flujo de las informaciones que entran y salen, que lo utiliza muchas veces en su propio beneficio y no en el de la organización, y cuyo trato con respecto al resto de miembros supone una forma de poder nada despreciable. Y ojo, no tiene por qué ser quien se siente físicamente en algo parecido a una recepción o una centralita, o que controle su equivalente 2.0 en redes sociales: las porteras aparecerán donde menos se las espera.


jueves, 28 de agosto de 2014

Más humoristas sobre dos ruedas

Desgraciadamente no son muchos los momentos en que la bicicleta es protagonista de algún sketch de los mejores humoristas, sin caer en el tópìco de la caída tonta. Eso sí, por Uluru ya han pasado auténticas joyas como éste de Faemino y Cansado y laVuelta a España o este otro de Tricicle, con Indurain, sin olvidarnos del homenaje que rendíamos hace unos días con Vaya Semanita al ciclismo vasco.

Casi de casualidad, he encontrado otros dos más, de algunos de mis humoristas favoritos, como este los Monty Python y su Bicycle Repairman:



o este fragmento ciclista de las Vacaciones de Mr Bean:

domingo, 24 de agosto de 2014

Los Seis Días de Galapagar

Por fin en casa, sabiendo que no voy a tener que salir corriendo para una de las sesiones de los Campeonatos de España, esos que hemos vivido durante la semana que está a punto de terminar y que, aprovechando el símil pistero los podríamos llama los ‘Seís Días de Galapagar’.

Por aquello del marketing –o mejor dicho, por no haberme documentado lo suficiente sobre épocas pretéritas- definí estos Nacionales como los primeros en disputarse de forma conjunta para todas las categorías. Más falso que un velódromo de arena, ya que a mediados de los 90 todavía se disputaron algunos Campeonatos conjuntos, como los de Alcázar de San Juan en 1994, y los de Valencia en 1995. Claro que entonces el programa no tenía muchas de las pruebas de ahora, caso del scratch, el keirin, la velocidad por equipos o las disciplinas por equipos femeninas, por lo que no era tan intenso como en estos tiempos, en los que hemos tenido 49 podios diferentes (uno más si no hubiese fallado la persecución por equipos de las féminas cadetes). Eso sí, el haberme documentado al respecto en una fuente distinta, me ha permitido recuperar nombres para esos palmarés pisteros que estaban un poco abandonados y descuidados.

Volviendo a los Nacionales, se pueden hacer muchas lecturas, pero por aquello del número mágico, vamos a centrarnos en seis:

1- Magnífico el nivel (y sobre todo la ilusión) de los cadetes en Galapagar. Están en esa edad en la que se comen el mundo y, además, haciendo buenos registros, lo que demuestra que hay futuro. Claro que ese futuro puede ser muy diverso y volvemos a lo de siempre: un porcentaje cercano al 100% se orientará hacia la carretera, olvidará la pista en juniors, y se desperdiciarán grandes talentos, especialmente en velocidad. Hay un par de nombres interesantes que ojalá dejen de escuchar cantos de sirena y se centren en el ciclismo que más opciones les ofrece a sus condiciones, aunque no sea ese destino natural de la carretera.

2 – Tengo que reconocer que me hizo mucha ilusión ver a Eduardo Chozas en el velódromo. Acudió por una relación de amistad con la cadete valenciana Sandra Alonso, una aficionada tempranera -que fue con apenas nueve años a su campus- y campeona futura a la que habrá que seguir la pista. Me hubiera gustado ver a algún colega más por Galapagar, aunque en esta ocasión está la ‘excusa’ de la coincidencia con el inicio gaditano de la Vuelta a España que se come todo. Quien sí estuvo en el velódromo fue Joan Llaneras, comprobando que la saga continúa en la persona de su hijo Pau, ya doble campeón de España –persecución por equipos y contrarreloj en los Escolares- en su primer año cadete. “Me ha pasado en un año”, nos contaba Joan, tremendamente orgulloso, mientras que los nervios correspondían a la madre, Eva.

3 – En juniors, en cambio, ya se dejan sentir esas ausencias de ciclistas más o menos profesionalizados que podrían seguir compatibilizando ambas disciplinas sin problemas. Y no es cuestión de fechas, sino de cabeza. No obstante, es bonito ver la ilusión que despliegan algunas Federaciones por ‘levantar’ la pista. Tras unos años malos, la Comunidad Valenciana está dejando ver una impresionante cantera. De Baleares, nada que decir, allí la pista es una religión y pueden presumir de tener a dos futuribles como Marc Buades, que no desentonó nada con Torres en la madison, o Xavi Cañellas. Euskadi es siempre una garantía. Y ojito con Asturias, que pese a ser la selección que tiene el peor velódromo para entrenar, suple con ganas –con muchas ganas- esas carencias para intentar estar con los mejores, lo que ya está comenzando a lograr en determinados momentos. Ojalá que Cataluña y, sobre todo Madrid, puedan volver por sus fueros.

4 – Como sabéis, desde hace tiempo siento una especialidad debilidad por Julio Alberto Amores, el pequeño gran ciclista alicantino, desde que le ví competir como junior en Tafalla. No le fue muy bien en el Mundial, menos aún en el Europeo, pero en Galapagar ha recuperado ese desparpajo que le caracteriza, demostrando que hay que contar con él en el futuro... siempre que tenga las oportunidades necesarias para prepararse en carretera. Junto a él ganando el oro de la siempre espectacular madison un Sebastián Mora que sigue creciendo, especialmente como persecucionista. Sin embargo, para mí la gran estrella de Galapagar fue Albert Torres. Gracias a una ‘dispensa’ especial salió en la madison con ese ‘arcoiris’ que tanto echábamos en falta en los velódromos. Y tras haber ganado una increíble puntuación el sábado no solo no se escondió en la madison de esta mañana, sino que como gran maestro dio la alternativa a uno de esas promesas, a Buades, que como decía antes no desentonó… aunque terminase totalmente reventado. Un gran gesto del menorquín que sabe, como nadie, que hay que apostar por el futuro.

5. Volviendo a la fórmula del Campeonato, decir que ha sido aceptada casi unánimemente por las federaciones, aunque sería convenientes algunos ajustes de cara al futuro. La sucesión en el programa por categorías –mejor que entremezcladas- posibilita incluso que algunas jóvenes promesas puedan probarse en categorías superiores y, sobre todo, ha salvado la competición de persecución femenina en las categorías mayores, una de las prioridades olímpicas. Seis días de competición con ese programa son bastante llevadores para todos, aunque tengo que reconocer que psicológicamente me ha costado mucho cambiar el chip de los tres días de un solo Nacional a estas seis jornadas encerrado en el velódromo.

6 -  No puedo terminar sin hacer mención a Twitter, que se ha confirmado una vez más como la mejor herramienta para la difusión de una prueba ciclista, a tenor de la gran cantidad de favoritos y retweets que hemos tenido en estos seis días. También hubo una experiencia de ‘streaming’ con Sport Winner Live, con unos medios algo precarios, pero con muy buena voluntad una vez que cogieron el tranquillo, demostrando que también es otro vehículo comunicativo a tener en cuenta, especialmente en espacios reducidos como es el ciclismo en pista (o el BMX).

PD: Tampoco puedo ni quiero olvidarme del luctuoso hecho de la muerte de un colegiado, Pepe Gómez, prácticamente en plena competición y delante de sus paisanos, compañeros y amigos. Había coincidido con él en el cierre de la Copa de España de carretera en Torredonjimeno, una prueba que era una especie de premio ante su jubilación… que nadie esperábamos fuese de esta forma tan trágica e inesperada. DEP.

lunes, 18 de agosto de 2014

Cinco formas de abrir una cerveza con la BTT

Como buen ‘descender’ que se precie, el francés Cédric Gracia es todo un experto en combinar ciclismo y cerveza. Y en este curioso vídeo nos demuestra cinco sencillas formas de abrir una botella utilizando la BTT o sus accesorios.



Gracias, Gracia.

PD: El vídeo ya tiene unos meses, pero acabo de descubrirlo... y merece la pena. 

domingo, 17 de agosto de 2014

Gracias, Euskadi; gracias Fundación

Dos décadas de historia han terminado hoy en Burgos y, salvo monumental sorpresa –que conociendo a Madariaga todo es posible- no volveremos a ver los maillots de la Fundación Euskadi en el pelotón profesional.

Se podrían escribir muchas líneas para recordar esta bella historia o para agradecer este compromiso con el ciclismo.

Sin embargo, esta vez he preferido hacer algo más sencillo, pero espero que más significativo: recopilar estos vídeos del magnífico programa de ETB ‘Vaya Semanita’ que demuestran esa comunión entre el ciclismo y Euskadi que en pocos lugares se vive así y que no se merece esa viudedad en la que ahora queda. Ojalá no haya que esperar mucho para ver alguna escuadra vasca nuevamente en las carreteras.









Gracias, Euskadi; gracias Fundación (y gracias Vaya Semanita).

jueves, 14 de agosto de 2014

La partida de poker de Contador

La guinda que le faltaba a la Vuelta a España 2014 la acaba de poner Alberto Contador al anunciar que estará presente dentro de ocho días en Jerez mediante este videocomunicado.


La tajante aseveración por parte de su entorno cuando se le incluyó hace diez días en la preselección de la ronda en el sentido de que está descartado al cien por cien” parecía zanjar las escasas dudas que pudiera haber… o abrir una nueva baza en esa partida de poker que siempre es el deporte. No tenemos por qué dudar de que la decisión la haya tomado hace bien poco, y que siempre es más fácil cambiar un no en si que al revés. Pero sospecho que ni él ni su entorno descartaron completamente la Vuelta en ningún momento dijeran lo que dijeran.

Por lo tanto, ahora hay que poner en cuarentena sus afirmaciones de  “que es una Vuelta a España que me voy a tener que plantear de una manera muy diferente a como tenía pensado a principio de temporada o a como me planteé el Tour de Francia” y sobre todo su fatalismo temporal: “Quizás en la última semana podré estar luchando por alguna victoria de etapa”.

Visto lo visto, posiblemente el pinteño vaya a ser –quiera ser- mucho más protagonista en esta ronda de lo que manifiesta aún con cara de poker. Y eso es bueno para todos –incluyendo para Oleg Tinkov- y hay que agradecérselo sinceramente… y esperar que se pueda confirmar en carrera.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Orden del Mérito Civil por denunciar la corrupción

En 2007, Ana Garrido Ramos trabajaba como técnico del Ayuntamiento de Boadilla del Monte. Cansada de ver corrupción a su alrededor, empezó a elaborar un dossier para reunir pruebas. 

Ese dossier acabó teniendo más de 300 páginas y daría lugar a la investigación de la ‘Trama Gürtel’, uno de los casos de corrupción abiertos más grandes de las últimas décadas. Sin embargo, en lugar de recibir el reconocimiento que merecía por su integridad, Ana empezó a sufrir presiones y acoso por parte de superiores y antiguos compañeros, tal y como reconocía a principios de año una sentencia judicial que condenaba al Ayuntamiento de Boadilla por ‘mobbing’, reconociendo que fue víctima de acoso laboral. “Nunca imaginé que el precio por denunciar la Gürtel iba a ser tan alto”, declaraba entonces la ex funcionaria.

Hoy me ha llegado una petición a través de Change.org para que se le conceda la Orden del Mérito Civil, el reconocimiento reservado "para aquellos funcionarios o empleados públicos que hayan prestado servicios relevantes y ejemplares al Estado español", a través de la asociación ¿Hay Derecho? Y naturalmente he firmado y me gustaría que lo hicieras tú también, puesto que considero que denunciar la corrupción es un servicio relevante y ejemplar, que merece una recompensa. Bueno, bastante más que eso.

Y es que cuando a nuestro Gobierno y gobernantes se les llena la boca de regeneración democrática y de que harán todo lo posible y lo imposible por desterrar la corrupción, hay dos medidas imprescindibles, urgentes y complementarias. Llevar ante los Tribunales a todos aquellos que se aprovechan de su condición ‘pública’ para hacer negocio ‘privado’ y premiar a todos aquellos funcionarios como Ana Garrido que, a riesgo de su bienestar profesional y personal, han denunciado casos de corrupción, convirtiéndose en un ejemplo a seguir

lunes, 11 de agosto de 2014

Seis libros, seis, para un verano ciclista

Para todos aquellos que estéis disfrutando de vacaciones, nada mejor que el relax de una buena lectura. Y si es sobre ciclismo, mejor que mejor, ya que nos permitirá enlazar el final del Tour con el ya inminente inicio de la Vuelta a España. Y encima este año hay lecturas para dar, tomar y regalar. Por ello, os quería recomendar seis libros, seis, para estos momentos de asueto… o para leer en el autobús, el metro o el tren camino del trabajo si ya habéis terminado las vacaciones.

Ya hablé de Cuentos del Tour en Uluru, pocos días antes de su presentación, de su génesis y de su contenido. Por ello es obligada su recomendación en estas fechas, ya que es un libro que se lee fácil, bien de un tirón, bien repartiendo en esos momentos libres las distintas historias en las que Sergi López Egea ha sido testigo o protagonista, y no solo en el Tour de Francia. Además, si os sabe a poco, ya es seguro que habrá una segunda parte… aunque no la podréis leer este verano sino en el de 2015.

¡En París se han vuelto locos!, de Jon Rivas, es otro conjunto de historias ciclistas, en gran medida vinculadas al Tour de Francia, pero también relacionadas con otras carreras como la Vuelta al País Vasco, la Vuelta a España o incluso con el ciclismo en general. Momentos de leyenda –no por ser de sobra conocidos son menos interesantes de recordar-, pero también intrahistorias que todo aficionado al ciclismo agradece conocer. Y que el particular estilo de Rivas nos hila con el máximo interés, las haya vivido personalmente o no.

Con ocasión de la entrega de un premio como comunicador, ya destaqué los méritos de Perico Delgado en su segunda –temporalmente hablando- profesión. Por ello, ese A golpe de micrófono es un libro de referencia para conocer, como se describe en portada, “las peripecias de un ciclista de élite reconvertido en periodista deportivo”. Y de eso se trata, de las vivencias y anécdotas del segoviano… y de sus compañeros de aventuras y desventuras en televisión, en especial de ‘San’ Carlos de Andrés, pero sin olvidarnos en ningún momento del entorno ciclista en el que se encuadra y se justifica. Por cierto, el libro ‘engancha’ muy bien con aquel A golpe de pedal que recogía su primera vida profesional.

La cuarta recomendación es la reedición de un clásico, La vuelta al mundo en bicicleta, que protagonizó Juanjo Alonso, Capitán Pedales, entre 1990 y 1992, y que desapareció de las librerías hace quince años, para reaparecer con una nueva redacción el pasado mes de junio. Quizá lo mejor sea esa actualización que, detalles temporales aparte, le da perfecta validez en 2014. Y como cualquier libro de viajes que se precie, la introspección del protagonista cobra la misma importancia que la sucesión de ambientes y de gente variopinta.

Más antiguo aún es El Giro de Italia, de Dino Buzatti, un libro que nace como consecuencia de una serie de reportajes del novelista y columnista italiano –que no tenía ninguna vinculación con el ciclismo como López-Egea, Rivas o Perico- sobre la edición de 1949 a la que acudió como ‘especial’ enviado especial. Y aunque el origen y sobre todo el estilo de la narración está muy alejado de las referencias anteriores, la combinación entre la experiencia única de Buzatti con la propia ‘corsa rosa’ en un periodo muy significativo como la posguerra nos proporciona una obra maestra a la que estoy deseando ya hincarle el diente, aunque no esté ya de vacaciones.

Y termino con otra auténtica joya, que por su tamaño no es recomendable bajarse a la tumbona de la piscina ni mucho menos llevar en el transporte público. Es un libro para tener en uno de los mejores lugares de tu biblioteca y de vez en cuando ‘bajarlo’ para hojear y ojear, para leer algunos párrafos –aunque puedas terminar  muchas páginas después-, o para fijarte en sus cuidadas fotografías y recordar, sonriendo, estas tres décadas y media de historia en Nuestro ciclismo, por un equipo. Hay que felicitar a Abarca Sports por la iniciativa, y naturalmente a David García por la realización de una obra de la que apenas se han editado 2014 ejemplares, por lo que no te digo nada si la quieres adquirir. Esperemos que dentro de ciclo años, en el cuarenta aniversario del equipo navarro, se vuelva a reeditar, con 2019 ejemplares… y prologado por un presidente distinto.

jueves, 7 de agosto de 2014

Extrañas bicicletas (XI): 24K Gold Extreme, la más cara, ¿e inútil?, del mundo

‘The House of Solid Gold’ es una organización estadounidense especializada en la venta de objetos exclusivos y muy, pero que muy caros, cuya materia prima principal es el oro.

Entre sus productos –destinados no solo a un público archimultimillonario, sino también socialmente poco concienciado y absolutamente nada comprometido- podemos encontrar unas gafas por 75.000 dólares, un skateboard y unos auriculares, por 15.000 o, el producto estrella, una mountain bike –mejor dicho, trece, que son las que se han fabricado, cada una personalizada y numerada- al increíble precio de un millón de dólares. La BTT más cara del mundo se llama ‘24K Gold Extreme Mountain Bike’, y posiblemente sea también la más inútil porque, por mucho boato que uno quiera darse, ¿quién va a ser capaz de salir a la calle encima de semejante joya?

Todas las partes metálicas –del cuadro y los componentes- están cubiertas de oro de 24 quilates, pero además tiene detalles exclusivos como el sillín en piel de cocodrilo, el ‘logo’ de THSG, hecho con 500 zafiros o 600 diamantes, o incluso el bidón, también chapado en oro. Esta diseñada por Dan Bull, el organizador de la Idita Bike, y fabricada a mano… salvo en los complejos procesos para ‘bañarla’ de oro. Eso si, detrás de cada una de las hay más de 750 horas de trabajo.

Y no sé si precisamente por el ‘target’ de THSG o por su propia conciencia, el fundador de esta organización, Hugh Power, ha decidido destinar los beneficios de las ventas de estas bicis –no he podido averiguar cuántas llevas vendidas- a una fundación benéfica, ‘The way to Hapiness’, que precisamente pretende buscar una forma muy distinta de vida para ser feliz. Por lo menos, en este aspecto, se revierte su inutilidad.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Menos miedo que vergüenza

Aunque el discurso oficialista del PSOE es que la encuesta del CIS –esa que situaba esta semana la estimación de voto de Podemos por encima de los socialistas- está desfasada porque se ha producido antes de la elección de Pedro Sánchez como secretario general y la celebración del congreso extraordinario, el resultado preocupa, y mucho, en Ferraz.

"Políticamente, el barómetro del CIS está desfasado", afirmaba el número dos de los socialistas y acto seguido la manifestación se convertía en una letanía de todos los mandos, en esa ‘práctica democrática’ de los partidos tradicionales: repetid conmigo esto, que de tanto decirlo, todo el mundo terminará creyéndoselo.

Sin embargo, la preocupación es evidente y se muestra en frases como “el ascenso de Podemos no es mérito suyo, es demérito nuestro. No logramos recoger el descontento ciudadano", y en soluciones como “debemos lanzar mensajes de izquierda muy claros”. Y son precisamente estas actitudes las que deberían hacerles entender de una vez por todas el por qué del ‘sorpasso’ que les ha dado Podemos: ahora, virtualmente en una encuesta; dentro de unos meses, electoralmente en las urnas.

Y es que al PSOE no se le debe olvidar que está gobernando en numerosos organismos, en los que su política dista mucho de ser socialmente comprometida y económicamente necesaria para salir de este fraude de crisis. O en otros en los que está ejerciendo una oposición tan ‘light’ que cuesta mucho distinguirla de la del gobierno PP, porque en el fondo no son tan diferentes. Y en todos ellos con una ética de lo que un político es o debe ser bastante reprobable. La estrategia no es vender cambio con una cara bonita y distinta, que lance esos mensajes pretendidamente izquierdistas, sobre todo en campaña electoral; el mensaje se entenderá con hechos… que desgraciadamente no se están produciendo, ni se van a producir.

En parecidos términos se expresaba Susana Díaz –que no se equivoque nadie, la líder virtual y real del establishment socialista, ese que se ha cargado el partido de los militantes- quien avisaba a Podemos diciendo que "se equivoca de adversario si se empeña en dar la batalla contra el PSOE" porque estará "abriendo la puerta a la derecha".

No se entera la andaluza de que la ‘batalla’ política en la España del siglo XXI no es derecha contra izquierdas, es la búsqueda de un nuevo sistema que genere ilusión y prime a los ciudadanos y que se oponga a la ‘casta’, ese término que tan poco gusta a los partidos tradicionales, pero que tan bien los define.

También en este caso, el PSOE debe demostrar que el movimiento se demuestra andando y que cuando limpie sus filas no de corrupción, simplemente de sospechas, incluso de actitudes, y entienda la vida política como un servicio no como una promoción, quizá cambie la sangría de votos. Y digo quizás porque por mucho que Podemos refleje el descontento y el malestar, también representa, por encima de todo, el cambio deseado y necesario. Un cambio que, según el CIS, no entiende de clases sociales ni de edades.

martes, 5 de agosto de 2014

Ocho reflexiones antes de hablar de la Vuelta a España

El adelanto, en la tarde de ayer, por parte de Unipublic de los ‘grandes nombres’ de la próxima edición de la Vuelta a España, unida a la publicación hoy de la ‘grande liste’, los catorce hombres por equipo de los que saldrán los ‘nueves’ que se presentarán en Cádiz, supone el comienzo de la cuenta atrás para la Vuelta a España 2014, a falta aún de 18 días para que la ronda suelte amarras.

Como (casi) siempre en estas fechas, ilusión, ganas, deseo de que empiece la ronda, y ese típico tópico de que estamos ante la mejor edición de la historia. Antes de lanzar este tipo de aseveraciones, quizá sería cuestión de plantearse algunas cuestiones, cuya respuesta –en algunos casos imposible antes del 14 de septiembre- nos permitirá afinar en ese pronóstico sobre la Vuelta a España 2014.

1. Froome. Para el keniano y para el Sky –aunque no sé para quien más y en qué términos- la Vuelta es la única y última opción de salvar un año muy triste y descorazonador. Por ello están obligados a brillar. ¿Pero está el ganador del Tour 2013 a ese nivel que le garantice ser protagonista? ¿O Brailsford prefiere un nuevo inicio con más base en 2014 que una operación arriesgada en este?

2. Nairo. Con 24 años, a Quintana no se le quiso alinear en el Tour para no meterle presión, pero dejó huella de sus impresionantes cualidades ganando el Giro de Italia. Tras el oportuno descanso, regresa a la gran competición en la Vuelta, pensando en el doblete. Clase tiene, hasta el punto de parecer el favorito más sólido hoy por hoy. ¿Pero no le pesará la responsabilidad, esa juventud, de una carrera tradicionalmente bastante más indómita que la francesa o la italiana? Por si acaso, ahí estará Valverde: lo más lógico sería que recordase el Tour y soñase con Ponferrada. Pero Unzué es maestro en eso de las dobles intenciones.

3. Contador. Aunque su nombre aparezca en la preselección de Tinkoff, el entorno del pinteño ya se ha apresurado a apuntar que está descartado al cien por cien. Hay que recordar que esta lista no es una relación de titulares y suplentes, simplemente una relación ‘sine qua non’: si no estás en ella, no puedes correr, Así de sencillo. La inclusión de Contador es algo así como ‘por si surge el milagro’. Por cierto, con el madrileño –en forma- y los dos protagonistas anteriores, no cabe duda de que la Vuelta 2014 sería la mejor ‘grande del año’. Sin el…

4. ‘Purito’. Sin Contador y con Valverde presumiblemente reconvertido, la Vuelta necesita imperiosamente un protagonista español. Y ese no puede ser otro que Joaquim Rodríguez. Y además en su mejor versión, como esa que nos hizo soñar en 2012. Al catalán no le quedan muchas oportunidades y aunque a priori ésta no es la mejor, tendrá que tomarla como un clavo ardiendo en un año aciago para él. Además, este año el Mundial que viene después no se presenta tan favorable como Florencia.

5. Garmin. Tampoco le ha ido muy bien la campaña a Daniel Martin –dijo adiós al Giro casi antes de que empezara, en su propio país- ni a Andrew Talansky –que no pudo sacar ganancia del río revuelto del Tour como hizo semanas antes en la Dauphiné-. La Vuelta a España no es lo mismo, pero si llegan en un estado de forma digno y se comportan como debieran hacerlo, forman un dúo que puede ser letal. Quizá confíe demasiado en ellos, me temo, pero sería tan bonito...

6. Pinot y Urán. Que hayan sido segundos en las dos ‘grandes’ anteriores no les presupone protagonismo en la tercera. Más bien todo lo contrario. El francés es muy joven para enganchar Tour y Vuelta, aunque el año pasado fuese séptimo; el colombiano siempre es una incógnita y más cuando la formación del Omega Pharma-Quick Step parece una cuadrilla de francotiradores pensando, además, en el Mundial.

7. Veteranos. La preinscripción de la Vuelta a España presenta una nómina de veteranos que pueden tener protagonismo en momentos puntuales, pero que pueden aplicarse la máxima de Jorge Manrique, ‘cualquier tiempo pasado…’: Evans, Samuel, Arroyo, Cunego, Horner… Desde luego, un triunfo como el de ‘Chiquito’ parece altamente improbable y, desde luego, totalmente indeseable.

8. Jóvenes (españoles). Al hilo de lo que escribía hace una semana, ¿cómo vamos a confiar en que surja alguna promesa si no tienen apenas oportunidades? Pocos equipos españoles, pocos españoles en formaciones foráneas y pocos nombres, así que… Para mi, esta Vuelta debe comenzar a mostrar las opciones de Mikel Landa –sin presiones, todavía, que tiene 24 ‘tacos’-, mientras que el posible debut de Carlos Verona sería solo eso, la primera vuelta de tres semanas de un chaval que aún no ha cumplido los 22 años.

viernes, 1 de agosto de 2014

Una foto, unos ciclistas, todo un ejemplo

Sin ninguna duda, esta magnífica foto de @EAMONN DEANNE en la que se ve a la fisio de la selección Begoña Luis ‘avituallando’ a Juanjo Méndez en la reciente Copa del Mundo de ciclismo adaptado de Segovia, ha sido una de las sensaciones de la semana en las redes sociales, aunque más impresionante es el texto que escribe como acompañamiento Begoña: Para aquellos que alguna vez se han preguntado como ‘coge’ agua un ciclista paralímpico.

La verdad es que la foto recoge una situación excepcional. “Normalmente Juanjo usa una especie de bidón camelback con el tubo más largo –me cuenta Begoña- Pero ese día falló justo antes de salir y tuvimos que buscar alternativas. Somos nosotros los que tenemos que adaptarnos a lo que tenemos, para favorecer el máximo rendimiento de los deportistas, lo que son en definitiva”.

El avituallamiento es, de todas formas, uno de los momentos más complicados en estas competiciones. “Aunque en teoría son categorías distintas y salen escalonados, en carrera prácticamente se juntan y tienes que atenderlos con diferencias de segundos a veces. Y hay algunos que, por su discapacidad, tienes que avituallar por la derecha y a otros por la izquierda. Y te pasas todo el rato cruzando la carretera según quien viene”, explica.

Antes de carrera, también hay que prestarles bastante atención. “A Toni Martin nadie le da la mano para subir a la rampa y aquí les subimos hasta la bicicleta. Pero sobre todo para darles un apoyo moral antes de salir. A Aitor Oroza –uno de los integrantes de la selección con mayor discapacidad, como demuestra que compita en triciclo- le ayudamos a ponerse el casco, los guantes... El puede hacerlo solo perfectamente, pero aquí con la dinámica de competición tenemos que adaptarnos a los tiempos de todos”. Por cierto, el simpático paraciclista vasco tenía que llevar hasta hace poco las gafas pegadas, porque si se le movían en carrera, tenía muchas dificultades en recolocárselas. “Ahora, con mucho ingenio, se ha fabricado un sistema con gomas y no se les mueven”, sigue Begoña contándonos sus interesantes vivencias.  

Estos cuidados se incrementan en las pruebas de pista. “A los invidentes hay que situarlos para que toquen el sillín y se puedan colocar, a los que tienen algún tipo de discapacidad cerebral, tener más cuidado con un posible resbalón. Como decía antes, tenemos que adaptarnos a cada uno y procurar que puedan rendir al máximo como deportistas que son”.

Capítulo aparte merecen los handbikers. “Al no tener sensibilidad en las piernas, hay que estar pendientes de que no estén al lado de una fuente de calor, porque no lo sienten”. De hecho, recuerdo hace dos años que uno de ellos nos pidió que le colocásemos la pierna en el soporte ya que se le había salido, le arrastraba por la carretera y lógicamente necesitaba ayuda exterior para ello. ¡Y menos mal que se había dado cuenta!

Fuera de carrera, la logística de los desplazamientos, sobre todo los aéreos, es un momento que puede desesperar a cualquiera, tanto en momentos de la facturación –una handbike o un triciclo es algo que asusta a cualquier compañía aérea normalmente poco ‘biciamigables’- como en los de embarque y desembarque. “Hasta que no están todos en el avión o en sus casas no respiras tranquilo”, me reconocía el seleccionador, Félix García Casas.

No quiero terminar, sin volver a la foto, que tiene, además, el valor de haber recogido a Juanjo Méndez, uno de los discapacitados más severos de la selección nacional… a la vez de ser un ejemplo para todos como deportista por su afán de superación –a sus cincuenta años no deja de sorprenderme, me decía recientemente García Casas-, como compañero tanto en el equipo nacional como en su ‘Piratas Team’-, y naturalmente como persona. Un Méndez que es capaz de bromear definiéndose como ‘media persona’ como consecuencia de su terrible accidente, aunque me gusta mucho más cuando reta a los fotógrafos diciendo que no somos capaces de sacarle entero. Muchos ya pudieron descubrirle en el documental Imparables, que sinceramente os recomiendo.

La magnífica instantánea evidencia no solo la profesionalidad de los paraciclistas, sino también la dedicación y entrega del equipo que les rodea –técnicos, mecánicos, fisios…- hasta hacer de la selección española de ciclismo adaptado un ejemplo para todo el deporte, para toda la sociedad.