miércoles, 26 de febrero de 2014

Ya estamos en Cali… figuradamente hablando

Ya estamos en Cali… figuradamente hablando, ya que me donde me encuentro realmente es en casa, delante de uno de los dos  ordenadores que va a ser mi referencia para seguir, e informaros, sobre estos Mundiales de pista, durante los próximos días –mejor dicho, noches, por esas seis horas de diferencia horaria-, gracias a dos servicios imprescindibles hoy en día como son el live-timing de Tissot y el canal UCI en YouTube, a la espera de tiempos mejores en que volvamos a ver estos eventos en vivo… o por lo menos por televisión. Un saludo, Fernando; un saludo, Dori. ¿Y el otro ordenador? Pues para tuitear todo lo que suceda como si realmente estuviera allí, con estos medios técnicos, y sobre todo, con una pequeña gran dosis de ilusión y buena voluntad.



Cali’2014 no ha nacido con demasiada buena estrella. Las lluvias torrenciales de los últimos días han puesto en evidencia que no es el mejor recinto para acoger un Campeonato del Mundo. Y es que, aunque techado, los laterales del velódromo ‘Alcides Nieto Patiño’ no están cerrados… por lo que el agua puede colarse con la ayuda del viento, como sucedió hace algunos días, obligando a parar la sesión de entrenamientos. ¿Y si pasa en una carrera como puntuación? O peor aún, ¿si es en medio de una serie clasificatoria? Una lástima por la ilusión que han puesto los organizadores del primer Mundial hispanoamericano de la historia desde que pista y carretera se separasen definitivamente en 1995… precisamente en este mismo país. Por cierto, todo apunta a que en 2015 la sede será nuevamente en el Viejo Continente, en México -¿alguien lo dudaba después de los favores concedidos?-, aunque no Aguascalientes sino Guadalajara por cuestiones de contar con un recinto con mayor aforo. La rentabilidad antes del espectáculo que podría ser una nueva marea de records del mundo en el velódromo hidrocálido.

Faltan pocas horas, pues, para que empiece el Mundial y quizás habría que mandar a nuestro ministro del Interior –que de esto sabe un poco- para que intercediera ante la Virgen de la Merced, la patrona de Santiago de Cali, para que la lluvia respete este evento en el que se ha ratificado que la pista comienza a ser cosa de velocistas, como siempre me ha dicho mi amigo Carmelo Esteban.

Todos los grandes (y grandas) especialistos (y especialistas) mundiales de las pruebas ‘cortas’ se han dado cita en la pista caleña, pero entre los fondistas hay muchas -¿demasiadas?- ausencias. Nunca he dudado de que la pista es una magnífica escuela para la carretera, pero la compatibilidad entre ambas disciplinas al más alto nivel no parece tan fácil, incluso cuando el Mundial s eha adelantado al mes de febrero. Gran Bretaña y Australia, por ejemplo, sólo cuentan en sus cuartetas con uno de los cuatro componentes de sus equipos olímpicos (Clancy y O’Shea, respectivamente), ya que el resto de sus integrantes –Thomas, Kennaugh, Bobridge, Hepburn…- han dado prioridad a la carretera, donde les espera un prometedor futuro. Incluso el inesperado ganador de la puntuación en Minsk, el joven Simon Yates, ha preferido ‘pasar’ de Mundial, pese a que su primer año en Orica no debe suponerle demasiada responsabilidad.

Tan solo Dinamarca ha traído a sus grandes ruteros –Lasse Norman Hansen, Rasmus Christian Quaade o Alex Rasmussen-, pero ¿hasta cuando estarán? Por no hablar de la ausencia del norteamericano Talor Phinney, cuyas prestaciones en Pruszkov’2009, mi último Mundial, en dos pruebas tan diferentes –hasta entonces- como el kilómetro y la persecución nos dejaron a todos boquiabiertos. ¿Un culpable? Si, el nuevo programa olímpico.

Y no me quiero despedir sin desea suerte a la selección española, a los catorce representantes, con el deseo de que después de unos años de sequía, los Muntaner, Torres o Teruel me hagan descolgar de una santa vez mi maillot de campeones.

martes, 25 de febrero de 2014

Un dorsal para toda una vida

Es uno de esos temas que tenía pendiente de retomar, deprofundizar, después de que se lanzara en los comentarios de un post hace ya año y medio. Sin embargo, el profesional estadounidense Peter Stetina se me adelantaba la semana pasada en VeloNation en un amplio reportaje: la forma de identificar a los corredores en carrera, con esos dorsales cogidos con alfileres –lo más cutre de nuestro deporte, sin lugar a duda-, doblados o recortados, pese a la posibilidad de sanción, y que además cambian de prueba a prueba.

Stetina, con el que coincido en su calificación del ciclismo con deporte ‘amateur’ en muchas facetas, reclamaba ese dorsal permanente impreso en los maillots, como ocurre en otros deportes, aunque reconocía la dificultad de aplicar este sistema en el ciclismo, en el que los contendientes son muy numerosos en un solo evento y que cambian de una carrera a otra. No obstante, a efectos de identificación por parte de comentaristas y motoristas podría ser mucho mejor, comentaba el norteamericano, si se añade el nombre del corredor en diversas partes de la vestimenta –como ya sucede en equipos como Sky o Lotto- y se aumenta el tamaño del número identificativo.

Ni que decir tiene que estoy a favor de esa propuesta…. a la que solo veo un pero: si aplicamos este número permanente sólo a los World Tour, nos iríamos a casi 600 dorsales, algo a lo que no estamos acostumbrados. Pero si añadimos a los ciclistas de los equipos continentales-profesionales, la idea sería casi irrealizable ya que llegaríamos a las cuatro cifras en el dorsal. Una combinación tipo matrícula, de letras –identificando al equipo- y un número de dos cifras –de cada corredor- podría ser una alternativa válida: por ejemplo SK01 podría ser el dorsal de Chris Froome.

Trofeo Euskaldun

Pero mi opinión no es la que cuenta, y por ello he consultado a algunos amigos del mundillo ciclista que les parecería esta idea, sobre todo cuando no es algo nuevo en el BMX, por ejemplo, en el que el número de placa del corredor es permanente durante todo el año (pese a ser un aspecto que debería regularse mucho mejor, ya que resulta kafkiano para los profanos), aunque también en otros ámbitos del ciclismo en carretera. “En Euskadi, en el Trofeo Euskaldun, los corredores llevan el mismo dorsal toda la temporada –comenta el mecánico Luis Lamas-. En el año 2004, cuando yo estuve en el equipo Serbitzu Kirolgi, llevamos los dorsales impresos en el maillot. Los corredores tenían dos maillots para esas pruebas y eran los que se usaban”.

“Es algo que ya se trató hace muchos años –recuerda Manolo Saiz-, pero que los organizadores, que son los que tienen el poder, no quisieron, ya que perdía importancia. Sobre todo en aquello de adjudicar el dorsal 1, que es algo a lo que le dan mucha importancia, pero que para mí es retrógrado”. El speaker Juan Mari Guajardo insiste en la importancia de este aspecto “ya que la publicidad en los dorsales es de las que más se ve y es lógico que los organizadores no quieran renunciar a ella, y más en estos tiempos en los que es difícil completar los presupuestos. Pero a efectos de identificación sería maravilloso saber que un corredor tiene ese dorsal para toda la temporada”. También Pedro Delgado lo considera bastante positivo y recuerda que “hace años ya se habló del tema, pero no llegó a cuajar”.

Jesús Guzmán, radiovuelta en moto en Vuelta a España y otras muchas pruebas, recalca que “el ciclismo es el deporte más atrasado en muchos aspectos y no entiendo como todavía se sigue viendo ese dorsal con imperdibles”. De cara a la identificación, el ex corredor valenciano comenta que “para mí es más fácil fijarme en números sólo que en números y letras. Y ya puestos, es lo mismo cantar el 615 que el 113, por ejemplo. Por otro lado, si conoces a un corredor por la cara o por otro elemento, no tienes que preocuparte de mirar el número si ya te lo sabes de pruebas anteriores”.

El momento del lápiz y papel

Por el contrario, Rafa Coca, presidente del Comité Técnico de Arbitros de la RFEC, se muestra más cauto, a priori. “Con la foto-vídeo finish y los transponders se ha adelantado mucho, pero hay momentos en carrera en que no tenemos esta ayuda tecnológica y debemos recurrir a la vista, al magnetófono o al lápiz y papel. Por ejemplo en puntos intermedios o en escapadas. En ese momento, que tienes que ir con rapidez, mezclar números y letras es bastante complicado. Y con números de tres cifras tampoco sería fácil, sobre todo en los cuadrantes con los que trabajamos en carrera. El sistema actual con corredores del 1 al 9 en cada equipo es bastante más sencillo. Desde el punto de vista arbitral, veo más contras que pros”, para añadir que “hay también factores sentimentales como ese número uno del último ganador, manías y supersticiones que también afectarían”.

La asignación de números podría generar también sus problemas. Si es por equipos, está claro que cada uno elegiría en función de sus intereses, aunque las envidias podrían surgir por las asignaciones en aquellas formaciones en que no está claro. Pero si se recurre a la lista corrida, está claro que el número uno debería ser para el mejor corredor de la campaña anterior, clasificación World Tour en mano. Pero, ¿cómo se seguiría, por equipos, por ranking…? La UCI tendría mucho que decir.

Venta de maillots

Stetina también apuntaba un posible aumento de ingresos por la venta de maillots de los equipos, ya que no sería lo mismo vender el jersey genérico de Sky, que el de su corredor SK01, el mencionado Froome según nuestra hipótesis. “La idea de los maillots personalizados es interesante –comenta Joan Sabaté, director general de Inverse, en su faceta de fabricante de ropa para equipos-, siempre que se centrase solo en los profesionales, aunque supusiera un coste mayor. De hecho ya se está haciendo con los nombres. Sin embargo, a nivel de ventas no lo veo tan claro, ya que solamente habría interés por corredores muy determinados. Además, ahora la tendencia son más las equipaciones personales que las de equipos UCI”. Además, el ciclismo no es el fútbol, mal que nos pese, donde hay unos colores del equipo de tus amores que priman.

Sea como fuere, el debate está servido y cualquier aportación será bienvenida. Y es que en este deporte no sería extraño que, casi de un día para otro, nos encontrásemos con una propuesta similar, pero insuficientemente debatida, lista para aplicarse.

domingo, 23 de febrero de 2014

La bicicleta reclama su hueco en las elecciones europeas

La Mesa Nacional de la Bicicleta publicaba esta semana un interesante documento con sus propuestas para los partidos que se presentan a las elecciones para el Parlamento Europeo. Como se dice al final de dicho documento, se trata de establecer unas directivas comunitarias que exijan a los países miembros a apostar decididamente por una movilidad más sostenible, en la que la bicicleta tenga un protagonismo mucho mayor.

Realmente son propuestas de tal sentido común que deberían estar asumidas –y ya realizadas- por cualquier colectivo, aunque ‘nunca es tarde si la dicha es buena’. Y visto lo visto en este país, el momento de la verdad no será cuando formen parte de un programa electoral, sino cuando se plasmen en normativas y sobre todo, en actitudes, en costumbres.

En ese documento hay un aspecto que quiero destacar y otro sobre el que me gustaría que se profundizara. El primero de ellos es el punto 15, en el que se pide un cambio en las leyes educativas, introduciendo en las aulas la enseñanza de normas básicas de circulación como peatón y ciclista, así como que todos los niños sepan montar en bicicleta. Siempre he mantenido que el futuro del ciclismo –como práctica saludable, como medio de transporte, como ocio, pero también como deporte, incluso como espectáculo- pasa más por los colegios que por las propias escuelas de ciclismo. Primero hay que buscar muchos ‘biciclistas’, que de ellos saldrán los profesionales –y las estrellas- del futuro.

En cuanto al segundo punto, el que me gustaría que se reforzase, es el 7 que se refiere a la intermodalidad de la bicicleta en los medios de transporte público, con especial incidencia en el ferrocarril… sin olvidarnos del avión. Y es que trasladar una bicicleta por vía aérea, aunque no está prohibido por ninguna compañía, suele ser bastante caro e incómodo. A veces incluso, disuasorio.

Si el Parlamento Europeo aprobaba recientemente una propuesta de trato favorable para los instrumentos musicales, no debería extrañarnos que las bicicletas –y otros artículos deportivos- tuvieran esa misma consideración, especialmente en aquellos casos en que sean considerados como un elemento imprescindible de trabajo, y que, aunque se tuviera que pagar por transportarlas, fuera un precio más ajustado, dando más facilidades.

Foto tomada de soybici.com, uno de los proyectos más interesantes de acercar la bici a los colegios.

PD: Aprovecho este post para recordaros que, hoy más que nunca, es necesario votar en las próximas Elecciones. La abstención no es una buena opción, ya que favorece ‘a los de siempre’.

viernes, 21 de febrero de 2014

Coloma & MMR Bikes Pro Racing: la ilusión de un proyecto imprescindible

Mucho se ha escrito de la crisis del ciclismo en carretera en España, de la gradual y progresiva desaparición de equipos, y del hecho de que en este 2014 tan sólo tengamos dos formaciones al más alto nivel.

Sobre el BTT no se ha hablado tanto, pero la situación era, y es, muy similar. Atrás quedaron los tiempos de estructuras míticas como Orbea, Massi, MSC, Maxxis, Spiuk-Tau o K2-Zero, por referirnos sólo a los últimos años. Y sobre todo, del Wild Wolf-Trek –con sus antecedentes desde Cemelorca-, un equipo que fue referencia del mountain bike español y que desaparecía del panorama de una forma realmente triste y algo oscura. Tanto es así, que parecía que el BTT nacional no iba a tener, por primera vez en la historia, una escuadra UCI en esta campaña.

Mientras que Sergio Mantecón hacía las maletas para embarcarse en el equipo internacional de Trek, su compañero en el conjunto lorquino Carlos Coloma se ponía a trabajar para sacar adelante un proyecto, que se presentará mañana sábado y que debutará el domingo en la Andalucía Bike Race. Y con el cual se mantiene la presencia española en el pelotón mundial: MMR Bikes Pro Racing.

Han sido muchos meses de trabajo –algunas veces gratificante, otras muchas no tanto- para poner en marcha una estructura absolutamente necesaria e imprescindible, en la que se ha involucrado el Gobierno de La Rioja, así como firmas siempre dispuestas a 'echar una mano' como MMR o Spiuk, y en la que estarán también la gran ‘esperanza blanca’ del BTT nacional, el gallego Pablo Rodríguez, y el argentino Catriel Soto, promesa aún en el cross country pero realidad medallista en el XCE. Sin olvidarnos del veterano Luis Pasamontes, el ‘elegido’ para las grandes citas en maratón, o de todos los que están en la trastienda del equipo, como Esteban Peña, Iván Moya, Maria Auxiliadora Martín o Miguel Silvestre, todos ellos excelentes profesionales con los que me honro de haber compartido distintas aventuras ciclistas.

Quiero con este post agradecer a Carlos Coloma –aún mejor persona que corredor- y su ‘troupe’ este gran esfuerzo en pro del BTT nacional, felicitarles por su inminente puesta de largo…. y sobre todo desearles en este 2014 toda la suerte del mundo para que este ilusionante nacimiento del MMR Bikes Pro Racing tenga continuidad ratificado por numerosos éxitos deportivos.

jueves, 20 de febrero de 2014

Correr es de cobardes. Y de ricos


Uno de los aspectos que ha pasado más desapercibido –no por su importancia, sino por su menor relevancia ante las grandes ‘joyas’ de la inminente Ley Mordaza que criminalizan la protesta ciudadana- es la prohibición, bajo amenaza de sanción pecuniaria, de la práctica de juegos o de actividades deportivas en espacios públicos no habilitados para ello, cuando exista un riesgo de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes, o se impida o dificulte la estancia y el paso de las personas o la circulación de los vehículos”.

En realidad, no se trata de nuevas normas, sino de una ‘reordenación’ y ‘reagrupación’ legislativa de algo que figura en las ordenanzas de Convivencia Ciudadana de muchos municipios, que suelen prohibir actuaciones que puedan ser molestas para los demás. Algo comprensible… hasta cierto punto. Lo malo es que correr, montar en bicicleta, patinar o ‘jugar a la pelota’ en parques u otros espacios públicos puede ser considerado molesto (y denunciable) siempre que así lo considere algún cascarrabias en ejercicio. Y, por lo tanto, sancionable cuando un agente policial –más centrado en la ley que en la justicia- lo estime conveniente. Y claro, las multas no son precisamente simbólicas, aunque sea una infracción considerada leve: de 100 a 1.000 euros.

Con todo lo más grave no es que esté al arbitrio de la autoridad competente, sino que en este reino de Taifas que hemos convertido Españistán, la normativa puede cambiar completamente de un lugar a otro, sin que lo sepamos, ya que no van a ir poniendo señales de todo lo que se prohíbe, y en qué sitios, y como bien te enseñan desde jovenzuelo: la ignorancia de la Ley no exime de su cumplimiento.

Así pues, al paso que vamos, solo podrás hacer correr en el polideportivo privatizado, en el que se está cayendo a cachos… o detrás de la policía si protestas por ello. Y en cuanto a montar en bici, o te dedicas al ciclismo en pista –que no es una mala escuela y además muy necesitada de practicantes-, te vas al monte –si los cazadores no tienen ese día ‘fiesta’-, o a pelearte en la jungla del asfalto con esos coches que siguen campando a sus anchas ante la pasividad y el desinterés administrativo. O para imitar a nuestros gobernantes, te pasas al rodillo.

martes, 18 de febrero de 2014

Andalucía marca el camino

En una época en la que casi todos los organizadores se han visto obligados a hacer recortes, sobre todo en días de carrera, nos alegra ver que la Vuelta a Andalucía, tras haberse visto obligada al mismo tijeretazo, regrese en 2014 a los cinco días de competición, algo por lo que hay que felicitarles sinceramente.

Pero no solamente por eso. Si analizamos detenidamente las características de la ronda andaluza, encontramos muchas actuaciones que, sin ser originales al 100%, sí confluyen para definir una imagen que, desgraciadamente, no tienen la mayoría de las pruebas españolas.

Así, por ejemplo, han hecho una apuesta decidida por la televisión en directo, aunque no sea por el canal tradicional de TVE, sino por Eurosport, algo que puede darle una dimensión internacional nada despreciable a medio plazo. Y aunque es en exclusiva, tienen un ‘pack’ complementario en otras televisiones locales y en el canal andaluz.

Pero no sólo de televisión vive el aficionado. Y junto al ya consolidado seguimiento en twitter y otras redes sociales o GPS vía web, estrenan este año una App, aunque desgraciadamente sólo en Android, con toda de información la carrera.

Otro aspecto interesante de la Vuelta a Andalucía es la figura del socio protector. En 2013 lanzaron un novedoso programa de crowdfunding que no tuvo éxito por errores en su planteamiento… pero que convenientemente remozado ha dado paso a esta fórmula que ha cuajado mejor y que aún tiene mucho margen de mejora por delante.

Y aunque el éxito de la prueba dependerá en definitiva de lo que ofrezcan los corredores en las carreteras desde mañana hasta el domingo, creo que Andalucía ha marcado un camino a seguir, aunque en él haya dos baches que convendría asfaltar: la ausencia de uno de los modestos equipos españoles y la coincidencia casi total con la Vuelta al Algarve, cuando hoy es más necesario que nunca un calendario conjunto hispanoluso.

lunes, 17 de febrero de 2014

Timoroad

Muchos dicen que el dopaje. Otros que el tráfico. Sin embargo, lo peor que he conocido en el mundillo ciclista son aquellas personas que van a hacer negocio o carrera con el trabajo o las ilusiones de los demás. Y han sido unas cuantas. Por otro lado, nada nuevo, ya que no deja de ser un reflejo de esa sociedad en la que nos encontramos, llena de tipos geniales que se tornan en pobres olvidadizos cuando acaban en el Juzgado. Si llegan a acabar.

A Juan Pablo Pino Zúñiga no le conozco y, viendo el cariz de lo sucedido, posiblemente no le conozca nunca. Podría decir que me trasladaron una mala impresión sobre él hace unos meses, pero mejor aludir al ‘si callé entonces, ahora debo callar para siempre’. Sin embargo, en España se han dado casos muy similares, hace ya algunos años, afortunadamente, y no me sorprende nada el procedimiento, incluso de aquellos que dicen obrar con buena voluntad y al final su ‘torpeza’ recae en los demás. Ahora los timos ciclistas en España suelen venir por otras vías.

Lo verdaderamente grave son las consecuencias humanas que dejan. Cuatro ciclistas que ya llegaban ‘escaldados’ de otras experiencias –¿verdad, Salvi?- y que, ojalá no sea así, ven cómo pasa de largo ese último tren cargado de ilusión. Y sobre todo, dos compañeros y amigos como Fran Reyes y Andrés Canovas, estandartes de una nueva forma de entender este deporte, cuyo trabajo y desvelos han caído en la misma mierda de siempre.

viernes, 14 de febrero de 2014

Mundo aparte: Uluru

No han cambiado mucho –aunque sí han disminuido, ciertamente- los periodistas que seguían la selección en los Mundiales hace 17 años en mi primer Campeonato de los que lo siguen ahora. Sin embargo, entre las ausencias más destacadas, echo de menos cada año a dos grandes profesionales y excelentes personas con los que he compartido muchas jornadas de ciclismo por el mundo.

Uno de ellos es Felipón Recuero, al que desgraciadamente hace mucho que no doy ese abrazo que se merece una persona única. La otra es Ana José Cancio, otra profesional de postín injustamente apartada de este mundillo, pero capaz de ofrecernos programas como el que ahora dirige, 'Mundo aparte', un microespacio de Radio 5 en el que refleja la singularidad del mundo, captada por sus prismáticos: caben personas excepcionales, lugares únicos y hechos insólitos.

Y qué casualidad que el programa de esta semana esté dedicado a un ‘viejo conocido’ de este blog.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Reflexiones desde la trastienda de la Challenge de Mallorca


Apurando las últimas horas de estancia en Mallorca terminada la Challenge –una experiencia que cada año me resulta más imprescindible y que agradezco a Unisport Consulting, con el gran Manolo Hernández a la cabeza, poder compartir-, pasado ya el mareo de los descensos de Puigmajor o Sóller radiando y tuitendo de forma simultánea e imposible, y olvidado el frío de la jornada reina en ese descenso hacia el Santuario de la Virgen de Lluc con la capota descubierta, creo que es el momento de recordar algunos detalles de esta magnífica carrera que, insisto, tengo la suerte de vivir año tras año. Por cierto, una carrera que en su ‘etapa reina’ contó con dos vigentes campeones del mundo… aunque desgraciadamente el ciclocrossero Zdenek Stybar pasó totalmente desapercibido para el gran público. ¡Que pena!

Aparte de la novedad reglamentaria a la que me refería hace un par de días –esa norma que castiga con la expulsión a aquellos corredores que atajen por las aceras, por el peligro que supone a los espectadores, y cuya aplicación, me temo, será bastante aleatoria-, la principal noticia de esta Challenge de Mallorca ha sido la ausencia de Euskaltel, tras una veintena de años viendo los maillots naranjas de los vascos estrenarse en las carreteras mallorquinas. Una ausencia que han ‘pagado’ los miembros de la Fundación Euskadi a los que algunos han asociado con el extinto equipo, y que no se merecen, evidentemente. Por cierto, estamos en febrero, con tiempo de sobra para intentar crear, asentar o redefinir ese proyecto de equipo vasco que en apenas cuarenta días ya echamos de menos: que luego no entren las prisas y las culpas cruzadas por no intentarlo a tiempo.

Esta mañana leía un tuit de Joseba Beloki en el que reconocía su admiración por ver varias decenas –posiblemente muy cerca del centenar- de camiones, autobuses, furgonetas y coches de los equipos que se han dado cita en la Challenge en la larga recta del hotel Iberostar Playa de Muro. Evidentemente comparto con el gran campeón alavés lo que supone esta concentración, y más en una zona prácticamente muerta a estas alturas del año. Aunque quizá le iguale en espectacularidad el ‘sarao’ que se ha montado Merida con la doble presentación de sus equipos de BTT –con el inimitable José Antonio Hermida- y carretera este fin de semana y que me quedo con las ganas de compartir.

Sin embargo, la imagen que más me ha impactado es la de los niños en la plaza de Muro donde se daba esta mañana la salida. O de hace un par de días en Ses Salines. Liberados de la ‘obligación’ de ir al colegio aunque sea por unas horas, para estos pequeños la mañana ha sido una auténtica fiesta… y quien sabe si una aproximación a este mundillo cada vez más acosado y marginado. Porque hemos sido muchos los que nos iniciamos en el ciclismo de este modo festivo, en una tradición que he podido vivir en lugares tan distantes como Malasia o Chihuahua… pero que se está perdiendo irremisiblemente en España. ¿Cuesta tanto realmente meter el ciclismo en los colegios, tanto desde este punto de vista lúdico como de formación, sobre todo en aspectos de seguridad vial? Claro que no; simplemente no hay voluntad.

Y por último, la coincidencia temporal con el Tour de Catar, aparte de ser una amenaza a corto plazo –más que nada por las muchas palabras y los pocos gestos de las autoridades baleares-, me ha permitido recabar algunos datos interesantes… sobre el Mundial que se disputará en este país arábigo dentro de un par de años. Por ejemplo, que es casi seguro que se aplazará a mediados de octubre para paliar el calor, el único problema que preocupa hoy en día a la UCI. Sobre la organización, me han asegurado que será de ‘diez’… aunque no haya ni un alma en las carreteras. Y deportivamente, puede ser una carrera espectacular, por lo distinta a otros Campeonatos, si sopla el viento, que suele ser bastante intenso en aquellas zonas, pero una auténtica ‘castaña’ si no lo hace. Y aunque Tom Boonen tendrá 36 ‘tacos’ entonces, su espectacular serie de victorias en el emirato –y el presumible final para velocistas- le hace ser la referencia del Mundial 2016.

Por cierto, para los que se andaban con bromas y chanzas sobre las amenazas a los homosexuales en los Juegos Olímpicos de Sochi, recordad que en Catar no se andan con chiquitas sobre estos temas: que a nadie se le ocurra salir del armario en ese evento.

martes, 11 de febrero de 2014

Adiós democracia, adiós

Hoy es un día muy triste para eso que algún día se llamó democracia, ya que se ha demostrado que lo que tenemos en el Parlamento no es el gobierno del pueblo. Ni siquiera el de las personas que dicen representarlo. Es simplemente el gobierno de los partidos, que solamente defienden unos intereses de organizaciones o grupos de presión que en buena parte de las ocasiones no se corresponden con las mayorías –más o menos silenciosas- que hay en la calle, en el pueblo, en el país.

Por mucha gravedad que suponga la nueva Ley del Aborto como un profundo retroceso en los derechos de las mujeres, lo verdaderamente preocupante son esos 183 votos del PP. A algunos diputados –y otros cargos electos o designados- del Partido Popular –¡que farsa de nombre!- se les había llenado la boca de libertades individuales y de otra palabrería tan falsa como interesada a la hora de manifestar su ‘oposición’ a la Ley Gallardón.

A la hora de la verdad, ni quiera el carácter secreto de la votación ha podido cambiar el sentido del voto. Hoy ha podido más la disciplina de partido, los intereses de ese catolicismo rancio al que se deben, que las conciencias individuales. Los intereses del cargo que los derechos de las personas. Era de esperar, pero la ya ratificada demostración confirma en manos de quienes estamos. Y no lo digo simplemente por el PP, ya que con otros partidos del ‘sistema’ podría haber sucedido lo mismo.

El resto depende de todos nosotros, si realmente queremos que el vocablo democracia tenga ese sentido que cada vez está más vacío.

domingo, 9 de febrero de 2014

Los ciclistas de carretera, por la carretera

Todos los años, la Challenge de Mallorca suele presentar bastantes novedades, incluso sorpresas, en cuanto a pequeños o grandes cambios en la Reglamentación, que están todavía frescos o incluso inéditos para muchos corredores. Recordemos hace unos años la polémica supresión de la aplicación del pinganillo, que dejó el Trofeo Palma sin árbitros y a mi como improvisado presidente ‘en funciones’ del Jurado Técnico.

En este 2014 las novedades son bastante escasas. Aparte del aumento de la altura de los coches que pueden seguir una prueba con el fin de posibilitar la presencia de algunos nuevos modelos, la norma más relevante podría resumirse en una frase aparentemente redundante: los ciclistas en una prueba de carretera tienen que ir obligatoriamente por la carretera.

Y es que han sido numerosos los casos de sustos e incluso atropellos por parte de ciclistas a espectadores sorprendidos por la inesperada presencia de un corredor por un carril bici o por la acera, al haberse salido en una rotonda o en una isleta y haber preferido continuar por la ‘circunvalación’ hasta encontrar una salida, que parar y retroceder.

La UCI entiende que la situación puede ser peligrosa y no se ha andado con chiquitas: expulsión de carrera para los que infrinjan esta norma, aparte de la corresponde sanción económica. Ahora solo queda ver si la norma se aplica con todo rigor en cualquier momento, situación o protagonista.

jueves, 6 de febrero de 2014

Extrañas bicicletas (VIII): Ktrak

Hoy no traemos una bicicleta en sí a nuestra sección, sino un curioso dispositivo que permite convertir una mountain bike en un velocípedo capaz de rodar por superficies por donde no podría hacerlo normalmente, principalmente la nieve, pero también sobre arena o barro.

Ktrak es el nombre de esta idea creada por el canadiense Kyle Reeves hace ya bastantes años, y que llegó a España hace cuatro. Como podemos ver, se trata realmente de dos adaptaciones: Un kit para la rueda trasera, que se coloca sin necesidad de herramientas, que proporciona una cadena de tracción similar a la de los vehículos oruga. Hay versiones para ruedas de 26” y 29” y supongo que pronto lo habrá para las intermedias.

El segundo accesorio es un simple patín que se coloca en sustitución de la rueda delantera, para favorecer el deslizamiento.



Lógicamente la climatología española conlleva que se pueda utilizar con contados lugares y momentos. Y aunque en la web oficial del producto -que, por cierto, necesita una actualización urgente- se habla de la existencia de estaciones invernales colaboradoras –que lo permiten en determinadas circunstancias-, aún es algo muy minoritario. El precio, unos 550 euros, también puede ser un factor decisorio.

martes, 4 de febrero de 2014

Europeo de carretera, sí, pero ¿cómo, cuándo o dónde?

La Unión Europea de Ciclismo anunciaba ayer por la tarde que los élites entrarán en el programa de los Campeonatos de Europa de ciclismo, tanto en ciclocross como en carretera, disciplinas en las que la competición continental estaba reservada para sub23 y juniors. Todo ello, gracias al espaldarazo proporcionado por la UCI en su Comité Directivo del pasado fin de semana.

Se trata de una vieja aspiración de las Federaciones Nacionales europeas, aunque la puesta en marcha de este evento no se producirá hasta 2015, en el caso del ciclocross, y 2016, en el de la carretera. Y si en el ‘barro’ no debe haber mayores problemas –salvo algunas renuncias puntuales-, en lo que se refiere a la ‘ruta’ se plantean ciertas dudas.

La primera de ellas es el cómo. El ciclismo en carretera es el deporte en el que las Federaciones menos disponen de sus mejores deportistas a nivel de selección: apenas un par de días del Mundial, plazo que se extiende a una semana más bien corta si extendemos la actividad a los días previos. De ahí que este Europeo sea una aspiración de duplicar la presencia de los principales ciclistas con sus equipos nacionales, con importantes repercusiones a nivel de marketing. Pero, ¿estarán dispuestos ellos y, sobre todo, sus equipos? Porque si no, el evento quedará totalmente devaluado y el efecto sería justo el contrario del deseado: más inconvenientes en forma de gastos y ninguna ventaja de imagen.

Muy vinculado al cómo está el cuándo. Y es que hay muy pocas fechas libres en el calendario profesional, bien por las competiciones deportivas ‘objetivo’, bien por esos periodos cada vez más sacrosantos de descanso-preparación. Actualmente los Europeos se celebran en julio, es decir, en pleno Tour de Francia, por lo que quedarían fuera del programa de los principales corredores. Pero incluso antes de la ‘grande bouclé’ o en el periodo entre la ronda gala y la Vuelta a España resultarían de difícil adaptación. No es tarea fácil encontrar la fecha idónea.

Finalmente tenemos el dónde. La presencia de los grandes ases garantizaría el interés de municipios, comarcas o regiones por acoger este evento, algo que no sucede con el formato del Europeo actual, y siempre que con los ‘derechos de organización’ no se suban a la parra. Pero no debemos olvidar que serían ya cinco las categorías en liza, además con prueba en línea y contrarreloj. Es decir, diez competiciones para las que serían necesarios por lo menos seis días, en vez de los cuatro actuales. Dicho de otra forma, un crecimiento que limitaría las opciones organizativas de muchos candidatos.

Así pues, ‘habemus Europeo’, pero ¿cómo, cuándo o dónde?

lunes, 3 de febrero de 2014

Hasta siempre Hoogerheide, nos vemos en Tabor

Tardaremos mucho tiempo en olvidar el Mundial de ciclocross de Hoogerheide, con uno de los duelos más bonitos vividos nunca en un Campeonato, entre el sempiterno Sven Nys y el recuperado ‘carretero’ Zdenek Stybar -¿no podría hacer lo mismo Lars Boom?-. Y eso que a los dos, según se hartaron de decir, les daba lo mismo ganar y que salían sin ninguna presión. En todo caso, ya nos estamos frotando las manos con la revancha dentro de un año: porque no creemos que Stybar no defienda el título en casa y porque Nys aún tiene cuerda para rato a pesar de los 37 tacos y sigue siendo la baza más sólida de su país ante la desconcertante irregularidad de Niels Albert.

Un Mundial que parecía bastante prometedor para los anfitriones pero que se saldó con solo dos medallas: el séptimo oro de ‘SuperMarianne’ Vos –todo lo que se diga de esta mujer es poco- y el bronce de Mathieu Van der Poel que en un mal día tuvo la casta y el orgullo de luchar con uñas y dientes por una plaza en el podio que parecía perdida, algo que no pudo hacer Lars Van der Haar, demasiado nervioso, lo que le costaría un bronce que debió haber asegurado corriendo con más cabeza. Y un Mundial que ratificó el enésimo dominio belga: cuatro de los cinco primeros élites, aun sin el oro, idéntica presencia en el top cinco de los sub23 –aquí fue el bronce lo que se escapó- y triplete en juniors. La esporádica aparición de talentos de otras naciones no eclipsa el dominio belga, cuyo futuro rey asomó –y no precisamente con timidez- en Hoogerheide: Wout Van Aert.

Hasta que llegue ese momento de la revancha en Tabor, nos entretendremos con la Copa del Mundo, a partir de octubre, cuyas siete sedes se anunciaron este fin de semana… a la espera de confirmar si habrá o no una octava prueba, la esperada apuesta de Las Vegas y el pujante ciclocross norteamericano. Un paso trascendental, y necesario, que está costando demasiado dar. Entre las siete ya determinadas, predominio belga (tres carreras) y neerlandés (dos), con una curiosa inclusión británica y ausencias de distinto tipo: lógica la checa, al ser el Mundial en aquel país, inesperada la italiana –aunque Roma no guste hay otras sedes-, y triste la española, con Igorre definitivamente fuera no sólo de la Copa del Mundo, sino del calendario internacional… y por lo que se oye por ahí, incluso podría dejar de celebrarse. Demasiado doloroso para ser verdad. Volviendo a Tabor, éste será su tercer Mundial en lo que va de siglo, lo mismo que Hoogerheide acogió este fin de semana su segundo, y que Heusden-Zolder también repetirá en 2016. ¿No hay nuevas sedes o más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer, tras la experiencia agridulce de Louisville?

Y en estos meses que faltan, una reflexión para ese próximo Mundial. ¿Por qué no se da el paso para incluir la categoría junior femenina en el programa de los Campeonatos? Se trata de la única modalidad ciclista –junto al trial, aunque en este caso es por escasez de practicantes- que no reconoce este título. Y la experiencia piloto del Europeo, con una clase ‘espoir’ que englobaba juveniles y sub23 fue bastante positiva. 

domingo, 2 de febrero de 2014

Alegoría de la clase política española



Sin entrar a valorar el hecho de que se esté fumando en un sitio prohibido por Ley y las consecuencias santitarias que pudiera conllevar, el vídeo es un fiel reflejo de lo que es la clase política española.

Por un lado un mandatario que hace lo que le da la gana, legitimado exclusivamente por su autoridad, por su poder, y al que eso del ‘imperio de la Ley’ le causa la suficiente risa como para ponerse a ladrar. Eso sí, llegado el caso y si las tornas cambian, impone la legalidad de la amenaza. ¡Tiene narices que figure el término progresista en la denominación de su agrupación política y que se defienda diciendo que “mientras no se cumpla la Constitución, en concreto, en los artículos referidos a contar con un trabajo y una vivienda digna, no voy a cumplir la ley antitabaco”.

En frente, otra política, de la oposición, cuya única capacidad de reacción es invocar a una ley, a unos métodos que, en la tesitura actual, son insuficientes. Y completamente inútiles. Y es que ese “le estoy grabando y le voy a denunciar” resulta tan patético como las onomatopeyas perrunas del regidor. ¡Como mucho conseguirá que sea multado con 30 euros!

Y en definitiva, un vídeo que al circular por las redes sociales contribuye a dar la importancia precisa a un hecho que si no sería simplemente anecdótico, devolviendo a la sociedad la potestad de juzgar y sancionar este tipo de comportamientos absolutamente antisociales.