sábado, 30 de noviembre de 2013

La apuesta ‘menor’ de Redbull por los velódromos

Siempre he admirado y he envidiado la labor de difusión de Red Bull en determinadas actividades deportivas menos estandarizadas y más vinculadas al espectáculo. Entre ellas, el mountain bike, el BMX, o el freestyle, en lo que se refiere al ciclismo.

Sin embargo, desconocía su apuesta por otra disciplina de nuestro deporte, por los velódromos… aunque sean con unas dimensiones muy reducidas.


World's smallest velodrome - Red Bull Mini...

El Red Bull Mini Drome es una popular competición que aún no ha llegado a España, pero que ya ha vivido diferentes series en países europeos como Gran Bretaña, Francia, Dinamarca, Alemania…, americanos como Estados Unidos, México o Colombia e incluso asiáticos como Japón. Se disputa en un mini velódromo de apenas 13,5 de largo, 7 de ancho y 2,4 de alto en el que la velocidad es importante, pero siempre manteniendo un mínimo de agilidad y estabilidad no solo para no caerse, sino para no salirse por la inercia en la parte exterior de las rectas.

Las competiciones suelen constar de una primera fase cronometrada, con un centenar de participantes en liza dando diez vueltas a la pista, para luego pasar a los enfrentamientos directos.

Como se puede ver, el espectáculo está garantizado y me pregunto si no será una buena idea para que la gente acuda a los velódromos, perdón, a los mini-velódromos.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Mejorando la seguridad del ciclista… con una simple mochila

SEIL son las siglas de ‘Safe Enjoy Interactive Light’ o ‘Luz Interactiva de Diversión Segura’. Y, lo que nos interesa, es el nombre de un proyecto creado por el diseñador coreano Myung Su Lee que puede redundar en la seguridad de los ciclistas, en la forma que transmiten sus intenciones a otros usuarios de la ruta.

Se trata de una pantalla LED que va instalada, más bien insertada, en una mochila y que se comunica inalámbricamente con un controlador, que se puede situar en el manillar de la bicicleta. De esta forma, se transmiten a la pantalla mensajes simples, bien estándars –avisando de los giros o cambios de carril, o simplemente de la intención de detenerse- o bien programables desde cualquier teléfono móvil a través de una sencilla app.

Por supuesto que la mochila puede también almacenar objetos personales, ya que tiene una capacidad de hasta 25 litros.



Si os interesa el tema, como usuario o posible comercializador, aunque la fase inicial de crowdfunding no fue demasiado exitosa, aquí podéis encontrar toda la información de un proyecto en el que el precio suele ser, como casi siempre, el mayor obstáculo: www.leemyungsu.com/works.html

BMX: Una bella puerta de entrada en el ciclismo

Conocía los casos de Chris Hoy, Sven Nys o Zdenek Stybar. Incluso el consejo que daba Cyrille Guimard a los jóvenes ciclistas en su libro ‘Metido en carrera’. Pero no el de Robbie McEwen, campeón australiano junior de BMX antes de pasarse a la carretera… e imagen de la nueva e interesante campaña de la UCI como promoción de esta modalidad a la que llaman “bella puerta de entrada”.

Tras recordar que el sprinter de Brisbane fue el primero en celebrar sus victorias –tres veces maillot verde del Tour, donde sumó doce etapas- con espectaculares caballitos, “antes de Sagan”, la UCI destaca al BMX como “la primera y más eficaz escuela del ciclismo”, en base a que se puede iniciar muy joven su práctica –con cuatro o cinco años-, en que es una disciplina muy lúdica, “que procura inmediatamente sensaciones de velocidad y placer extremadamente seductoras”, segura, ya que se realiza en circuitos cerrados y “adaptables en función de las capacidades de sus practicantes”. Y poco cara, por la mecánica simple de las bicicletas, para terminar diciendo que “desarrolla progresivamente todas las cualidades técnicas de base necesarias para el dominio de la bicicleta y su utilización sin aprensión”. Tan sólo les faltó señalar ese componente familiar que tiene esta disciplina, que ya analicé detenidamente hace unos meses en este blog.

El Centro Mundial del Ciclismo quiere promocionar así en continentes como África y Asia, una vez que ya está bastante difundido por Europa, Norte y Sudamérica y Oceanía.

Por mi parte, absolutamente de acuerdo –y aquí tenéis otra muestra gráfica, tremendamente simpática- y nada más que añadir que felicitar esta iniciativa que ojalá pudiera tener parangón en España.

martes, 26 de noviembre de 2013

La pequeña mentira

Hace ya algún tiempo escribí sobre la gran mentira, esa ‘fantasía’ tan desproporcionada y tan repetida que la gente termina asumiendo como real. Pero no por su razón, sino simplemente por comodidad, por no hacer el esfuerzo intelectual de oponerse a ella, de buscar una verdad a veces incómoda. Una mentira que, como estamos viendo en el día a día, en la España del siglo XXI, funciona.

Pero hoy es el turno de otra mentira, la pequeña mentira, la que deslizamos cuando hablamos, de forma habitual, en un promedio de tres en una conversación de diez minutos, según dicen los expertos. Y que suelen pasar desapercibida en bastante más de la mitad de los casos.

Hay personas que han adquirido esa costumbre de ‘mentir más que hablar’. Muchas veces de forma absolutamente innecesaria, ya que el hecho tergiversado es irrelevante. “¿No recibiste mi e-mail? Pues te lo mandé ayer”. “Te llamé esta mañana pero tenías el teléfono apagado”, son algunas de esas pequeñas mentiras que se pueden constatar fácilmente hoy en día, ya que la tecnología tiene sus propios elementos certificadores. Aunque el mentiroso haya desarrollado los mecanismos de no inmutarse cuando habla, sin hacer esos gestos y movimientos característicos que, dicen, delatan a los embusteros. Y cuando lo verdaderamente efectivo sería confesar: “Lo siento, se me pasó enviártelo, llamarte…. En seguida lo hago”.

Algunas personas asumen estas mentiras como parte del juego de la vida, las disculpan o las ignoran. Y al mismo tiempo les vale como justificación para cuando sean ellos quienes tengan que soltar sus propios embustes. Sin embargo, esa pequeña mentira puede transformarse fácilmente en ofensiva, en delatora, con lo que a partir de ese momento, como dice el proverbio “lo cierto se hace más que dudoso”. Por ello, nada mejor que terminar con una frase del escritor francés Jules Renard: “De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientas”. Y si puedes decirla (casi) siempre, mejor que mejor.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Recordar, revivir y enganchar con Luis Ocaña y los Monty Python

‘Recordar es vivir dos veces’, uno de los marcadores de sección  de este blog, cobra pleno sentido en estos días. De forma doble; de forma maravillosa. Gracias al reencuentro con unos personajes que marcaron, de manera bien distinta, pero en ambos casos con tinta indeleble, mis primeros años.

Por ejemplo, Luis Ocaña, sobre el que ya conté cómo me influyó cuando apenas era un chaval gracias, sobre todo, a ese fenomenal Tour de Francia de 1971, a esa gloria en Les Orres, a esa desgracia en Mente. Me metió el veneno del ciclismo en la sangre aunque no me diese por pedalear, sino por escribir de este maravilloso deporte.

Cuarenta años después de su gran triunfo –y casi veinte de su desaparición, también trágica, como no podía ser de otra forma- Cultura Ciclista y Carlos Arribas, tanto monta, monta tanto, unen su desbordante ilusión para que podamos revivir, recordar, la vida y la obra, las gestas y las miserias del ciclista español más carismático –aunque no se le reconociese en vida por su condición de semi-francés- que podría haber sido también el más laureado de no haber coincidido tanto con Eddy Merckx y algo más con la Diosa Fortuna.

El ciclismo en televisión envejece mal y las imágenes no le hacen justicia ni a Ocaña ni a ninguno de los grandes ciclistas de ese pasado que a muchos todavía nos parece presente. Pero estoy seguro de que el libro de ese gran narrador que es Arribas, y que ya avanzó –engatusadoramente- en ‘Brindis por el Tour’ nos permitirá recordar, volver a vivir, lo mejor de el gran campeón de Priego. Y, desde luego, si aparte de hacerme recordar logro que enganche a alguien más, me daré por satisfecho.

La resurrección de Brian

Un día antes, también me llevaba una buena alegría tras el anuncio del mítico grupo ‘Monty Python’ de su regreso a los escenarios, aunque fuese para una sola actuación, para una sola fecha, en Londres, el próximo 1 de julio. Estoy seguro de que esa gala tendrá sus secuelas en forma televisiva y quien sabe, ojalá, en algo más. Porque, como dijeron en la rueda de prensa, “si esperamos mucho, será demasiado tarde”, dada la condición de septuagenarios de los cinco componentes vivos, tras el fallecimiento de Graham Chapman, el inolvidable Brian, en 1989.


El recuerdo, en este caso, no son unos pocos momentos, sino cientos de ‘gags’ de sus actuaciones y de sus películas que, a diferencia de las imágenes deportivas antes señaladas, no sólo no envejecen mal, sino que cada vez tienen un valor mayor. Por ello, el “queremos comprobar si seguimos siendo divertidos” al que aludieron ayer es absolutamente innecesario. Y mi deseo de que, aparte del mejor recuerdo, contribuya a captar a algún ‘monthypythonmaniaco’ más, es menos necesario visto cómo disfrutan mis hijos con las imágenes de John Cleese, Terry Gilliam, Terry Jones, Eric Idle, Michael Palin y, naturalmente, Chapman.

PD: En esta selección de El País tenéis algunos de sus gags más reconocidos. Disfrutadlos.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Adiós cronoescalada, adiós

Aunque los recorridos del Mundial de Ponferrada 2014 no se conocerán hasta la próxima semana, el consistorio ponferradino ya ha anunciado que la UCI ha dado ya su visto bueno y que definitivamente la contrarreloj no será una cronoescalada, como era la intención inicial en este proyecto.

El alcalde indicaba en rueda de prensa que la UCI adujo problemas de tipo logístico y económico. Obviamente. Mover toda la infraestructura de llegada no es ni fácil ni barato… pero se ha hecho en algunos Mundiales anteriores: sin ir muy lejos, en Madrid 2005 las cronos se ubicaron en la Casa de Campo y la meta de la prueba en línea en el Paseo de la Castellana. Con un día de descanso de por medio –como lo suele haber en estos últimos años- el problema es simplemente de recursos. Materiales y económicos. Claro, que una meta de una cronoscalada, en una zona más reducida, pudiera no satisfacer muchos de los requerimientos UCI, a tenor del grandilocuente montaje que se suele realizar en las llegadas mundialistas. No sé si podría ser el caso.

También se adujeron motivos deportivos. En concreto que alguno de los grandes especialistas -¿Martin, Wiggins, Cancellara…?- se negaran a disputarla por no tener opciones en este tipo de terreno. Muy cierto, pero como justificación da que pensar. Mundiales en línea como Zolder o Copenhague estuvieron claramente orientados hacia los velocistas y aunque hubo muchas renuncias de escaladores, se argumentó que los sprinters también se merecían poder luchar por el ‘arco iris’. ¿Y no merecen tener un Mundial contrarreloj otro tipo de corredores como Froome, Nibali, Contador, con un recorrido más empinado? Sinceramente pienso que sí.

En Ponferrada se ha perdido una oportunidad histórica. En Richmond, tampoco la habrá. Y en Catar, mucho menos: los petrodólares mueven montañas, pero aún no las construyen. Pero no estaría mal que en el futuro, algún organizador pudiera plantearse esta fórmula, siempre que disponga de los suficientes recursos para hacerlo… y sepa convencer a la UCI de las bondades de la cronoescalada. Y el dinero suele ser el mejor de los argumentos.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Las incógnitas de Cancellara ante el record de la hora

Justo cuatro años –y un día- después de que escribiese este post, Fabian Cancellara parece ya decidido a afrontar el record de la hora en 2014, a tenor de las informaciones aparecidas en la prensa italiana. El suizo es –junto con Toni Martin y Bradley Wiggins, no veo muchos más- uno de los escasos corredores capacitados para batir esta otrora prestigiosa plusmarca, que a simple vista parece más sencilla de lo que realmente es.

Las informaciones publicadas hablaban de que Cancellara y su equipo, Trek, tenían que estudiar varias cuestiones, señalándose la fecha y el escenario como las más importantes. Sin embargo, hay una premisa esencial que deben plantearse: qué plusmarca quieren acometer. Y es que la UCI reconoce tanto el Record de la Hora (artículo 3.5.026 del reglamento UCI) como la ‘Best Hour Performance’, o mejor marca de la hora (artículo 3.5.027), según la bicicleta que se emplee.

En los años ochenta y novena, la tecnología empleada por ciclistas como Francesco Moser, Graeme Obree, Miguel Indurain, Toni Rominger o Chris Boardman llevó el record hasta los 56,375 kilómetros en una hora, en 1996, en una bonita batalla que mantuvo esta lucha en todos los medios informativos. Sin embargo, y de forma incomprensible, a la UCI esta preponderancia de la tecnología sobre las prestaciones físicas no le gustó … y borró de un plumazo todos estos registros, que los metió en ese epígrafe de ‘Best Performance’, dejando como record el logrado por Eddy Merckx en 1972 con una bicicleta convencional –la bici de puntos de toda la vida, como me dijo Joan Llaneras-, batido posteriormente por el propio Boardman, en pleno Mundial de Manchester 2000, y luego de una forma absolutamente anónima por el checo Ondrej Sosenka, que lo dejó en 49,700. La magia se terminó.

“Para un fabricante de bicicletas como Trek pienso que la opción de la mejor marca es, sinceramente, mucho más interesante que el record de la hora –comenta Jaume Mas, ex seleccionador nacional y estudioso de este tema-, ya que en el caso del record de la hora les bastaría con coger cualquier bicicleta y cualquier casco del almacén, puesto que no se permite ningún tipo de tecnología, ni siquiera los cascos contrarreloj”.

El técnico catalán señala que “la posición que debería llevar sobre la bicicleta para el record de la hora sería muy distinta a la que lleva en las contrarrelojes de carretera. Y tendría que mantenerla durante una hora, a un ritmo de 18 segundos por vuelta, incluso más rápida para compensar los cuatro o cinco que perdería en la salida. No es un objetivo nada fácil”. Recordemos que el propio Merckx describió su plusmarca en México como el esfuerzo más grande realizado en su carrera deportiva. “Sería más parecido al tramo final de Flandes o Roubaix que al Mundial contrarreloj”, añade el ex seleccionador.

 


Sobre el escenario, Mas considera que “hoy por hoy, Aguascalientes es el velódromo más rápido del mundo, por esa combinación de altura –algo que no está prohibido en la reglamentación UCI- y piso, pero le obligaría a tener que aclimatarse durante varias semanas para poder afrontar con éxito un esfuerzo de una hora, que no es lo mismo que una prueba de velocidad”. Por ello, el objetivo de programar el record de la hora inmediatamente después de alguno de sus picos de forma –tras las clásicas de primavera, por ejemplo- sería muy complicado.

Por el contrario, a nivel del mar habría bastantes escenarios, aunque el ex seleccionador se decanta por Moscú. “Es un velódromo rápido y con una cuerda de 333 metros, es decir, más fácil para corredores que están menos acostumbrados a rodar en pista como es el caso de Cancellara, que otros como Manchester o Londres, que son también rápidos, pero de 250. De hecho Sosenka batió el record allí”. Mas añade que “la temperatura es algo fundamental para que la tentativa tenga éxito”, aunque es sólo cuestión de dinero calentar el velódromo, lo mismo que “aplicar algún producto a la madera para que mejore el deslizamiento”. Y en este campo, la investigación tecnológica no conoce impedimentos.

Aparte de los aspectos deportivos, habría que tener en cuenta los de imagen, ya que se trata no sólo de una plusmarca deportiva, sino de un evento con enormes posibilidades publicitarias y de patrocinio… y cuyos derechos corresponden a la UCI (art. 3.5.002), que algo tendría que ‘añadir’ a las intenciones de Cancellara y su equipo en cuanto al ‘tempo’ del evento.

En todo caso, suerte a Cancellara… y gracias a Jaume Mas.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Cualquier tiempo pasado… no fue tan distinto

Están Franco, Hitler y Mussolini y dice el Führer:
-En Alemania hemos puesto en escena la ópera Sigfrido de Wagner con dos mil actores.
-Eso no es nada -añade Mussolini, al que los ingleses han ridiculizado en África-. Los italianos hemos representado La fuga de Egipto con cincuenta mil actores.
-No sé de qué presumís -termina Franco-. En España representamos todos los días Los Miserables con veintitrés millones de actores.
Actualizando la cifra de los años cuarenta, cuando se contaba este chiste –en voz no demasiado alta, claro está-, a los tiempos que corren con cuarenta y muchos millones de españoles podemos comprender que ‘Cualquier tiempo pasado… no fue tan distinto’.
De muchos años después, y ya de una forma menos recatada aunque aún sin contarla a voz en grito, es esta otra parodia:
- España, una, grande y libre
- Una, porque si hubiera otra ya nos habríamos ido
- Grande, porque cabemos los españoles y los americanos
- Libre, porque puedes poner 1, X, 2 en las quinielas.
Aunque se podrían añadir bastantes matizaciones sobre el último concepto, el elemento diferenciador es el segundo: España es grande porque cabemos los españoles… y los de la Troika.
No sé exactamente de que época es, pero éste también lo he escuchado frecuentemente en mis años mozos.
- ¿Qué tal por España?
- No nos podemos quejar
- Ah, entonces van mejorando las cosas
- No, no, no me has entendido; es todo lo contrario: No nos permiten protestar
Y es que una de las líneas más claras del actual gobierno es silenciar cualquier atisbo de queja popular mediante una normativa administrativa y judicial realmente represiva. Y esto, desgraciadamente, no es para tomárselo a broma… aunque este vídeo nos puede hacer recuperar la sonrisa, si lo comparamos con los recientes discursos relaxing-cup-of-café-con-leche.




Siguiendo en el ámbito educativo, la famosa frase del general Millán Astray “¡Viva la muerte!... ¡Muera la inteligencia!” tiene cada vez más seguidores a tenor de las restricciones que vemos a diario. Claro que más paralelismos tiene el "España limita al sur con la vergüenza de Gibraltar" que aparecía en los textos escolares de la posguerra.
Podríamos seguir así durantes muchos y muchos párrafos más –y os invito a participar si conocéis alguno-, pero vamos a terminar con un par de frases dignas de encomio. La primera, es del propio Generalísimo –nombre recuperado estos años gracias a TVE- cuando le dijo a Sabino Alonso Fueyo, director del diario falangista Arriba: “Usted haga como yo, no se meta en política”. En efecto, hoy en día, la mayor parte de las decisiones de nuestros gobernantes no corresponden a intereses políticos.
La segunda, en cambio, es de origen más dudoso ya que algunos se la atribuyen a Franco y otros a Pinochet, aunque podrían asumirla más de un miembro del actual gabinete, pero sus consecuencias son tan significativas como tristemente reales a día de hoy: Estábamos al borde del abismo, pero hemos dado un gran paso hacia delante”.
PD: El que olvida su historia (o simplemente la desconoce), está condenado a repetirla.

jueves, 14 de noviembre de 2013

El coche sigue siendo la referencia a la hora de amedrentar a ciclistas y peatones

Creo que todos los que leímos la noticia el pasado domingo gracias a un tuit de David de la Cruz  –aunque la infracción es de agosto- nos quedamos estupefactos: Un ciclista multado con 100 euros por comer un cruasán –castellanización de croissant- mientras conducía. El agente que le puso la multa indicó que era por ‘conducción temeraria’.

Una vez más, el manejo del coche es la referencia para aplicar multas similares a otros vehículos, sobre todo la denostada bicicleta, cuando la comparación no sólo es injusta sino absurda, ya que no es lo mismo ir distraído por comer o beber cuando circulas con un coche a cien por hora que cuando vas tranquilamente paseando en tu bici. Eso sí, puedes ir fumando un puro en tu coche que en ese caso nadie te va a multar, aunque la brasa del cigarro que posiblemente pudiera terminar cayendo sobre tu entrepierna originase el mayor de los males propios y ajenos.

Llegado el caso de que la sanción fuera aplicable también a un ciclista –y pare ello debería estar bien regulado, no a la interpretación de los agentes ‘odiabicicletas’ que hay desgraciadamente en demasía por nuestras ciudades-, la cuantía no puede ni debe ser la misma. Y desde luego la aplicación del descuento de puntos debe quedar ceñido exclusivamente para casos extremos y no con los agravios comparativos que se producen ahora. Por no hablar de los casos de sanciones a menores, que solo buscan el componente económico y que deberían preverse con la educación vial en los colegios y reprimirse con medidas correctivas, nunca monetarias.

Pero aún hay más: según leo, las infracciones –siempre según desde el punto de vista de los agentes- de los peatones pueden conllevar un control de drogas o alcoholemia, según figura en la nueva Ley de Tráfico, actualmente en tramitación. Puede ser lógico, incluso recomendable, en determinados casos, sobre todo de aquellos ‘chantajeadores’ que intentan sacar tajada del seguro de un conductor incauto y que casi siempre se van de rositas. Pero no en otras posibles infracciones que se citan, como no atravesar la calzada por el paso de peatones más cercano, cruzar sin mirar o no respetar los semáforos, así como no marchar correctamente por las calzadas y arcenes o esperar en la calzada a otras personas y al autobús. Ahora está por ver si las multas son de la misma cuantía, si conllevan la retirada de puntos del carné de conducir o en los casos más graves, la retirada definitiva del carné… de peatón.

¡Madre mía como se nos está yendo la olla!

martes, 12 de noviembre de 2013

La Vuelta lo tiene claro

Claridad podría unirse como una cuarta C a las tres de las que Javier Guillén hablaba ayer en el Foro 2014-As como las claves de un gran evento, como puede ser la Vuelta: credibilidad, constancia y calidad. Y es que el director general de la ronda lo tiene muy, pero que muy claro, tanto en lo referido a la carrera, como a la propia Unipublic… y a ASO, propietaria definitiva, a muy corto plazo, de La Vuelta.

En una ponencia más divulgativa que informativa, pero notablemente instructiva y clarificadora, definió perfectamente la imagen de marca de la carrera, en ese I+D+I de innovación, dureza e intensidad, con el que podemos estar más o menos de acuerdo o en desacuerdo, pero que va calando entre las señas de identidad de la Vuelta, junto con la potenciación de otros valores muy distintos, siempre según su argumentación: gastronomía, calor, fiesta, espectáculo, emoción…

Pero hubo más: Guillén explicó, también de manera bastante clara, la estructura de ingresos de la ronda nacional, con unos patrocinadores cada vez más prestigiosos tras unos años bastante decepcionantes; con la venta de unos derechos televisivos que permiten alcanzar 190 países; con las aportaciones de las sedes cada vez más canalizadas a través de Comunidades y Diputaciones, y con nuevas fórmulas de captación de recursos a través de las RR.PP, “la taquilla del ciclismo”, intentando fidelizar, captar más público femenino y menor de esos 41 años que tiene de edad media el ‘aficionado tipo’. Todo ello, para dejar claro que “el reto de la Vuelta no es organizar nuevas aventuras, sino subsistir”, aunque el nivel de beneficios, sobre el que no habló, siga incrementándose.

Y en una de las escasas noticias en sentido estricto que dejó caer, habló de la posibilidad de la reducción de la Vuelta a dos semanas. "Es un debate que va a llegar con toda seguridad", manifestaba, aunque es algo que ya está lanzado y bien lanzado en otros foros más elitistas. Guillén dejó caer que aceptaría un recorte de días siempre que el nuevo calendario global permitiera a la Vuelta contar con la mejor participación. Algo perfectamente comprensible.

Personalmente, pienso que una reducción de días de competición no debería afectar en mucho a la ‘imagen de marca’ de la carrera, reduciría los gastos –que el propio director general de la prueba calificó como caro- de la carrera y podría mantener los ingresos por patrocinio, compensando la reducción de los relacionados con salidas y llegadas de etapas con el aumento de los de relaciones públicas y televisión.

Esa hipotética menor duración no sería mala para el ciclismo con mayúsculas, ni desde luego para la empresa matriz ASO que tendría ‘espacio’ para desarrollar nuevos proyectos en mercados como China. Pero quizás habría que lanzar un segundo debate, sobre las consecuencias para nuestro ciclismo, con minúsculas, el ciclismo español.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Para que la bicicleta no estorbe… en casa

Para muchos usuarios el mayor problema para usar la bicicleta… es donde guardarla cuando no la utilizas. Desgraciadamente, España no es Dinamarca, donde miles de bicicletas se ‘guardan’ aparcadas en la calle, con un simple candado. Hay que meterlas en casa y ello plantea muchos problemas, por lo que no es nada infrecuente verlas en las terrazas de los pisos, incluso colgadas.

Manel Arcarons, un emprendedor de Barcelona, es consciente de estas limitaciones de espacio, por lo que ha creado y desarrollado MACSIS, un nuevo y revolucionario sistema que permite guardar bicicletas ahorrando espacio aprovechando el techo de cualquier garaje, trastero u otra estancia de una vivienda. Aunque la altura recomendada de la habitación es de  entre dos y tres metros, se puede instalar en cualquier sala.

Este sistema permite guardar la bicicleta y volverla a bajar en tan sólo dos minutos, gracias a la ayuda de un sistema de poleas o un pequeño motor. Además, el sistema dispone de elementos de seguridad para evitar caídas y robos, así como para frenar el robo de la bicicleta en caso de intento de hurto en la vivienda.

Hoy lunes ha comenzado una campaña de micro-mecenazgo en la plataforma Verkami, donde podrás conseguir bastante información sobre el proyecto, con el objetivo de hacer de MACSIS una realidad. 

viernes, 8 de noviembre de 2013

Apuntes de fauna social (XIV): El tonto y sus cinco subespecies

Aunque a muchos de los personajes estereotipados definidos en anteriores capítulos de esta serie les iría muy bien el calificativo, hay otros muchos individuos pululando por la fauna social a los que se les podría llamar simple y llanamente tontos. Sin más. Porque, simplemente recordando el dicho, “si los tontos volaran…”.

Baste con echar un vistazo al RAE para descubrir la enorme cantidad de sinónimos, o variaciones gramaticales con ligeros matices, pero que se pueden reunir en esta categoría. Será por algo: idiota, imbécil, estúpido, bobo, lerdo, lelo, gilipollas, cretino, necio, memo, fatuo, simple, corto, apocado, ingenuo, cándido, inepto, incompetente, inútil, bichoco, zopenco, mentecato, majadero, chorra, borrego, turulato, bobalicón, tontaina, idiotizado, tontorrón, embobado, pasmado, alelado, atontado….

Igualmente curioso resulta buscar en Google tipos de tontos, donde nos podemos encontrar con clasificaciones humorísticas como ésta o trabajos más elaborados, como el procedente de ‘El Gran libro de los insultos’ de Pancracio Celdrán, erudito de la lengua al que se puede seguir los fines de semana en el magnífico ‘No es un día cualquiera’.

Sin embargo, la experiencia cotidiana me demuestra que los muchos tontos que en el mundo hubiere se pueden encuadrar en cinco subespecies, más una sexta, que saldría del dicho ‘hay dos formas de ser feliz: hacerse el tonto y serlo”: Es decir, aquellos que voluntariamente se encuadran en los grupos anteriores, renunciando a una inteligencia más desarrollada o una actitud más responsable ante la vida.

A los integrantes del primer grupo podríamos aplicarles los sinónimos de corto, simple, cándido o ingenuo. Son aquellas personas con pocas entendederas o escasa formación que no se complican la vida más allá de una existencia de supervivencia, y que desde luego no quieren líos con problemas que se le escapan. Personalmente pienso que son los menos tontos de todos, los más justificables… y los más evitables si realmente los poderes públicos se preocuparan de formar a las personas. Como decía el inolvidable Forrest Gump: “Tonto es el que hace tonterías”. Y esos los encontramos en las siguientes categorías, no en esta.

Otro prototipo es el que tampoco quiere complicarse la vida, pero pretende una existencia muy por encima de los demás mortales, una vida con más o menos lujos, pero sin demasiados esfuerzos… salvo el de seguir al ‘jefecillo’ de turno, acompañándole peloterilmente hacia un ascenso que les reportará beneficios mutuos. Fatuos, pero incompetentes e ineptos, y sobre todo borregos, son los sinónimos más apropiados para estos individuos, demasiado frecuentes en numerosas organizaciones, sobre todo políticas y sindicales.

Hay un tercer tipo de imbécil que no es por defecto, sino por exceso. Es aquel que no sabe lo que quiere, ni se preocupa por averiguarlo. Pero no se conforma con la ausencia de bienes, sino que, mientras se decide, quiere tenerlo todo. Y casi siempre de la manera más fácil, sin esfuerzos, aunque ello le suponga ir de picoteo de un lado para otro, o simplemente llevando la contraria, nadando contracorriente. Caprichoso, antojadizo, fútil, vano son calificativos que se podrían combinar perfectamente con otros de nuestra lista inicial como mentecato, majadero, pasmado o alelado, según su momento de actividad o de abulia.

La penúltima clase es sobrada y peligrosamente conocida: “Hago lo que quiero, como quiero, cuando quiero y porque quiero”. Y por encima de todos los demás, por supuesto. Es el típico gilipollas con todas las letras que nos encontramos de una forma cada vez más frecuente en nuestra vida cotidiana, falto de educación, de compromiso, de sensibilidad, de responsabilidad. Esa persona ‘yo, mi, me, conmigo’ para la que las normas –de cualquier tipo- no existen y las advertencias sobre el incumplimiento conllevan bien una respuesta amenazadora, bien una burla sarcástica o una risotada patética ante nuestra injustificable –para él- pretensión.

Y terminamos con otros individuos que son muy parecidos a los anteriores, en el sentido de que hacen lo que quieren, y quieren tenerlo todo. Pero mientras que aquellos son individualistas, y van solo a su propio beneficio, éstos tienen un importante componente social en el sentido de imponérselo a los demás, desde esa perspectiva tan conocida del embudo: lo bueno, lo ancho para mí; lo malo, lo estrecho para vosotros. Buena parte de los gobernantes de nuestro país podrían ser incluidos en esta categoría a la que el calificativo de necio le vendría que ni pintado.

Con todo mi respecto y admiración al gran maestro, Forges.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Cobo: ni está muerto ni estaba de parranda

Posiblemente este ‘De la gloria al sofá’ que publicó MARCA a finales de agosto pasado haya sido la última pieza medianamente extensa dedicada a Juanjo Cobo en los últimos meses. Su ausencia del ‘nueve’ de Movistar para la Vuelta a España no sorprendió a nadie, dada su nefasta campaña. Más sorprendente, en cambio, me pareció que su exclusión apenas se reflejase en los medios, ya que estábamos hablando del penúltimo ganador de la ronda nacional y por delante de un tal Froome.

El fatal bienio del ‘Bisonte de la Pesa’ con la estructura de Unzue también tuvo recientemente una segunda y lógica consecuencia, en la decisión de no renovarle su contrato. Totalmente esperado… y nuevamente sorprendente la escasez de informaciones al respecto: apenas unas letras en las últimas líneas de noticias referidas a otros protagonistas.

Hay que reconocer que algunos medios –sobre todo Diario Montañés- han intentado obtener alguna información relevante acerca del presente y sobre todo del futuro del ciclista cántabro, pero éste no ha querido hacer ninguna declaración, manteniéndose en un anonimato que no le beneficia… pero que hay que entender dado el carácter de Cobo. Pero insisto, lo más preocupante no es el silencio del corredor, sino el poco interés que despierta, tanto desde su faceta deportiva como humana. Y no estamos hablando de un don nadie, sino de uno de los dos o tres corredores con mejor palmarés sin equipo aún para 2014.

Conociendo a Cobo, con el antecedente de su crisis personal en 2011 cuando estuvo a punto de ‘colgar la bici’, y dado el silencio que le envuelve, podríamos pensar que quizás hubieran llegado ya sus últimas pedaladas, que se hubiera hartado definitivamente de este circo y se hubiera retirado discretamente. Y aunque el panorama no es precisamente halagüeño para ningún ciclista español, las noticias no son negativas y el penúltimo ganador nacional de la Vuelta aún se entrena con ilusión, con ganas de ‘revancha’ y confía en poder conseguir un hueco en el pelotón pro para la próxima campaña, aunque ya no sea en un ProTour.

Y eso es podría ser noticia, aunque no lo publiquen los periódicos: ‘Cobo: ni está muerto ni estaba de parranda’

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Burdinkleta: La bicicleta como ocio para personas discapacitadas

Burdinkleta, una empresa dedicada al turismo activo, ha puesto en marcha en la plataforma Goteo.org una interesante iniciativa para buscar financiación a través del crowdfunding para acercar la práctica del ciclismo a personas con movilidad reducida o discapacidad psíquica, debida a la carencia de iniciativas sociales para fomentar estas actividades de ocio.

Tanto en esta página como en este vídeo tenéis las características de este proyecto solidario que busca adquirir dos triciclos Mycah, dos Hand Bike y cuatro Tandems y ponerlos, de forma gratuita, a disposición de personas con problemas de movilidad y otros tipos de discapacidades. 

martes, 5 de noviembre de 2013

S.O.S. Ciclismo de Euskadi

Una vez más Uluru se abre a otras organizaciones, en concreto a la campaña S.O.S. Ciclismo de Euskadi, que ha lanzado este comunicado y esta iniciativa para intentar que haya un equipo vasco la próxima campaña. Desde mi punto de vista pienso que la solución es muy fácil: más colaboración y menos personalismos. Y desde luego, que se está a tiempo para ello.

Ante los continuos y convulsos acontecimientos que durante los  últimos meses está viviendo el ciclismo profesional vasco, con la desaparición del Euskaltel Euskadi, el fiasco del proyecto de Fernando Alonso y ahora con el acuerdo-desacuerdo entre la  Fundación Euskadi y el grupo empresarial Ner Group; un grupo de aficionados a este precioso deporte entre los que estamos cicloturistas, aficionados, organizadores, etc..., queremos hacer un llamamiento, para que todas aquellas personas e instituciones que están interviniendo en este proceso, busquen una solución razonable y consensuada a la situación que en estos momentos estamos viviendo.

Creemos que la existencia de un equipo profesional es tremendamente necesario, por un lado para que el ciclismo profesional vasco tenga continuidad, y por otro para que todas las jóvenes promesas, que en estos momentos están en el Euskadi, en el paro tras la desaparición del Euskaltel, en todos los equipos amateurs, … en las escuelas de ciclismo, etc... tengan posibilidad de progresar deportivamente. En definitiva para que los niños y niñas vascas, tengan un equipo en quien reflejarse y una ilusión para seguir pedaleando.

Durante muchos años, el ciclismo ha sido nuestra carta de presentación en el exterior. El nombre de el País Vasco, Euskadi, ha paseado por todas los rincones del planeta, en las mejores carreras y con los mejores ciclistas. Allí estábamos nosotros representados.

En los últimos años el ciclismo nacional ha vivido, en gran medida, gracias a las ayudas institucionales y el ciclismo profesional vasco no ha sido ajeno a ello. Pero esto se ha acabado y ahora mismo hay necesidades más importantes. Sin embargo creemos que tanto las Diputaciones Forales, como el Gobierno Vasco, aún tienen algo que decir al respecto.

Ahora mismo hay decenas de deportistas de élite vascos, que llevan muchos años de sacrificio y dedicación. Muchos de ellos han representado a Euskadi con honor, les conocemos desde escuelas y cadetes, y han conseguido desde categorías inferiores campeonatos estatales en todas las disciplinas: ruta, pista, ciclocross,... Pero cuando más se necesitan trabajar con tranquilidad y sin exigencias de resultados inmediatos, no tienen equipo donde correr. Son jóvenes deportistas de élite, que lo han dado todo por este deporte, representando por el mundo a Euskadi y que ahora pueden verse irremediablemente perjudicados de esta situación.

Por las diferentes manifestaciones que desde las partes se están dando, entendemos que tenemos todos los ingredientes para que al menos un proyecto salga adelante y crear un proyecto ilusionante y que sea el cimiento de una futura estructura más sólida.

Por ello pedimos a través de esta página de Facebook,  la intermediación de las Diputaciones Forales y del Gobierno Vasco, así como de la Federación Vasca de Ciclismo, a buscar soluciones imaginativas a este enredo y que al menos se cree un equipo continental vasco.

Tenemos corredores, tenemos la mejor afición del mundo, ahora parece ser que hay un grupo empresarial dispuesto a apostar por el ciclismo,... no entendemos el bloqueo de esta situación.

Animamos a todas las personas que lo deseen a clickar en “ME GUSTA” de esta página y que este sea un foro de expresión popular de gente que no queremos ni estamos dispuestos a quedarnos con los brazos cruzados ante la imagen que como colectivo ciclista estamos dando. Intentemos unir sinergias y que algún proyecto salga definitivamente adelante. Simplemente deseamos vernos representados por nuestros ciclistas en las mejores pruebas ciclistas.


Nuestros corredores, siempre han sentido el calor de la afición vasca en las cunetas, allá donde han estado. Ahora debemos de dar el último aliento y al menos no abandonarles.

El tiempo se agota.

El ciclismo vasco no se merece esto.

Mila esker.

lunes, 4 de noviembre de 2013

La crisis económica llega también a la UCI

Manchester ha sido escenario este fin de semana de la primera manga de la Copa del Mundo de pista, una competición que en sus mejores tiempos llegó a contar con cinco puntuables, cifra que luego redujo a cuatro y finalmente a tres, una cantidad bastante más acorde con los tiempos que corren, ya que los desplazamientos intercontinentales que exigen comienzan a estar al alcance de muy pocos países.

Sin embargo, lo que nunca había ocurrido es que con la competición empezada aún estuviera pendiente la designación de una de las sedes y más aún cuando estamos hablando de apenas dos meses y medio vista. Y es que, al parecer, las condiciones exigidas por la UCI estaban fuera del alcance –o del interés- de casi todos, por lo que la sede permanecía vacante. No es la primera vez que las condiciones exigidas por el máximo organismo internacional –o alguno de sus partners- obligan a renuncias más o menos injustificables, como sucedió con las retransmisiones televisivas del pasado Mundial de Toscana. Y es que parece que el máximo organismo internacional no se ha enterado, o no se ha querido enterar, de la tan cacareada crisis.
 
Ahora, que han empezado a ver las orejas al lobo parece que han rebajado sus pretensiones en lo que se refiere a la Copa del Mundo y ya hay algún tímido candidato: a Guadalajara –que ya se postuló hace semanas-, se le han unido Sudáfrica, París y alguna más, según lo que se escuchaba entre bambalinas en Manchester. Esta semana posiblemente tengamos una solución, aunque cualquier desplazamiento extra europeo volverá a ser un ‘pellizco’ para las arcas de las federaciones, que si sufren la crisis, y que aún no se han puesto de acuerdo para exigir una compensación por su participación, como sucede en otros deportes.

Sin embargo, no es el único frente abierto que el máximo organismo debe cerrar a pocos meses vistas, ya que el Campeonato del Mundo de ciclismo adaptado en pista, que debería celebrarse este invierno, tampoco encuentra sede. Y también parece ser un desencuentro entre ofertas a la baja y demandas millonarias.

En todo caso, no está de más recordar que la UCI posee su propio velódromo en su sede de Aigle, y aunque es de 200 metros, en caso de ‘emergencia’ bien podría albergar una competición… aunque ello supusiera renunciar a sus ingresos habituales por venta de derechos. Quizá entonces se darían cuenta de que la realidad de la crisis económica también llega a la propia UCI.