viernes, 28 de junio de 2013

La Marca España (I): El deporte

Hace diez días, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo –uno de los pocos que está a la altura de su cargo en este Desgobierno, aunque tenga una preocupante e injustificable tendencia a oficiar en la política religiosa nacional- definía en el nuevo programa de Ana Pastor esa entelequia llamada ‘Marca España’ como “transmitir la realidad de España, que es mejor que la imagen distorsionada que algunos tienen”, para añadir que  España es mucho más que sólo un gran país para vivir, que es la imagen general y tópica que la gran mayoría tiene.

Es muy cierto el dicho que “Si habla mal de España, es español” y que somos los primeros críticos con el país, aunque la actitud resolutiva la mayoría de las veces no pase de la charla del bar. Pero también es cierto que no se puede pretender que las formas sean más importantes que el fondo, y que actividades concretas englobadas en esa ‘Marca España’ quieran ocultar la lamentable realidad de nuestro país.

El deporte es el mejor ejemplo. Los éxitos de las selecciones –principalmente la de fútbol, pero también cualquiera que esté en la cresta de la ola, aunque sea de forma coyuntural- se aprovechan enseguida como el mejor ejemplo de la ‘Marca España’. Independientemente de que piense que estos éxitos deberían utilizarse en primer lugar para el fomento del propio deporte –lo que no sucede casi nunca-, y que en ningún caso deben servir para narcotizar a la sociedad, ese ‘Pan y circo’ que tanto se ha utilizado –y se utilizará- en nuestro país.

En estos casos siempre me viene a la memoria un excelente artículo titulado ‘Si la selección fuera una empresa española’ que pese a sus dos años está más vigente que nunca y desmonta cualquier tipo de comparación entre la España deportiva y la real. ¿Cuál de ellas es la verdadera ‘Marca España’, la idílica, que queremos mantener, o la de pesadilla que deberíamos cambiar?

En el plano de los deportistas individuales, tres cuartos de lo mismo. ¿Cuántos españoles –y especialmente los que están en cargos de responsabilidad política o económica- tienen las mismas cualidades de un Rafa Nadal, un Pau Gasol o un Miguel Indurain? O incluso, ¿los valores morales de estos fenómenos se transmiten realmente a los españoles?

El tema me preocupa, por lo que lo retomaré en próximas fechas intentando descubrir cómo es realmente España y cómo somos los españoles. Es decir, la auténtica ‘Marca España’.

jueves, 27 de junio de 2013

BTT-Maratón: un Mundial y una disciplina que no terminan de encontrar su sitio

Siempre he sido de la idea de que la UCI tiene bien claros los distintos conceptos que quiere para las distintas disciplinas deportivas, aunque en algunos casos haya sido a base del método de prueba y error. Eso no quiere decir que esté de acuerdo con algunos de los modelos vigentes, como puede ser el del UCI World Tour o la mera existencia del omnium como eje de la competición en pista.

Sin embargo hay una disciplina en la que la UCI que no termina de encontrar su sitio y es el BTT-Maratón. Si en un principio se intentó imitar el mismo esquema de competiciones que el cross country (*), pronto se desechó la idea. Tras varias iniciativas sin éxito, este año se ha optado por unas UCI Maratón Series que prometían una clasificación para el Mundial… cuando exactamente no era así.

Menos claro está precisamente el tema del Campeonato del Mundo, sobre todo en lo que se refiere a su colocación en el calendario. En 2008 y 2011 se optó con el inicio del verano, algo a lo que se ha regresado este año; por el contrario en 2009 y 2010, se fechó en pleno mes de agosto –incluso el primer año muy cerca del Mundial XCO-. E incluso en 2012 se retrasó hasta el mes de octubre. Unos cambios inimaginables en carretera o incluso en el ‘otro’ mountain bike.

Ello es debido a que en la mayor parte de los casos no es una organización específica, sino que se otorga a un evento ya existente –normalmente un festival multiciclista con alguna prueba XCM de diferentes exigencias-, que intenta mantener su fecha tradicional.


Dependiendo de ello nos encontramos que, salvo un puñado de fieles a nivel mundial –con el austriaco Alban Lakata como el más claro exponente-, la participación de las estrellas del XCO depende de su programación sus objetivos. Y si ese trasvase sirve para anunciar de vez en cuando alguna estrella, como este año Jaroslav Kulhavy, en el Mundial del próximo sábado, la verdad es que los vasos comunicantes entre el XCO y XCM cada vez son menos frecuentes y absolutamente imprevisibles.

Por ello me planteo dos cuestiones: ¿Deberían compatibilizarse las temporadas de ambas disciplinas o por el contrario independizarse definitivamente? Y, sobre todo, ¿es necesario celebrar un Mundial de Maratón tan ‘saltarín’ en el calendario como éste? Si alguien, puede, quiere o sabe contestarme, se lo agradeceré.

(*) No me gusta nada la denominación de cross country olímpico (XCO) frente a la de cross country maratón (XCM). Sería mucho más sencillo hablar de cross country (XC) y maratón (XM) como se hacía hace algunos años.

miércoles, 26 de junio de 2013

Un buen día para la información ciclista en Internet


Hoy es un buen día para la información ciclista en Internet y en las redes sociales, en general. Ha nacido Ciclo21, un nuevo medio de comunicación digital especializado en ciclismo, que cubrirá todas sus vertientes posibles, tanto las competitivas como las más lúdicas. Un proyecto que llega amparado por la experiencia de buena parte de los que formaron los ya desaparecidos –y nunca suficientemente ponderados- ‘El Ciclista’ y ‘Meta  2Mil’.

Pero es también un buen día por ese renovación de estilo y de contenidos que ha experimentado Cobbles & Hills y que se plasmará definitivamente antes del Tour de Francia. Una web que nació prácticamente de la nada, pero que se ha convertido en la referencia del ciclismo en profundidad, sin que nadie les haya regalado nada.

Si a ello le unimos los nombres de otros tantos profesionales muy jóvenes, pero sobradamente experimentados, y con un notable conocimiento sobre lo que se podría llamar periodismo y ciclismo 2.0 –aunque no me guste en exceso la denominación-, podemos aventurar que la información ciclista especializada vive un momento dulce, por mucho que ni los medios informativos ni mucho menos el ciclismo atraviesan por su mejor momento. Y que la suma de ambos conceptos aún sea más negativa. Paradójico, pero al mismo tiempo esperanzador.

Ojalá las empresas se den cuenta de este boom y apoyen estos nuevos proyectos, y otros más consolidados pero a los que no les vendría nada mal un empujoncito. En mi caso, sólo puedo desearos la mejor de las suertes y brindaros toda mi colaboración.

lunes, 24 de junio de 2013

Bembibre (y IV): Las reflexiones del día después


Posiblemente se puedan sacar muchas conclusiones de lo que ha sido estos cuatro días y medio de Campeonatos de España. Sin embargo, me voy a centrar solamente en cuatro, en una por jornada a modo de inicio de un debate que ya está abierto y que espero que se retome cuando se planifiquen los Nacionales de 2014.

1. ¿Pequeñas poblaciones? Una vez más se ha demostrado que el ciclismo es un deporte que engancha mucho más en las pequeñas poblaciones que en las grandes ciudades. Bembibre se volcó con los Nacionales, algo que no habría sucedido de igual forma en una capital de provincia, por ejemplo. En cuanto a agrupar todas las mismas pruebas en una misma sede, desde luego es una indudable comodidad para todos.

2. ¿Es posible otro formato para las féminas? Independientemente de que cuarenta sea un número demasiado reducido para un pelotón femenino -pero no hay más, desgraciadamente-, la realidad del Nacional es la presencia de dos selecciones muy fuertes –Euskadi y Cataluña- y el resto individualidades, aunque compitan por autonomías. Y si el terreno no es suficientemente selectivo como el año pasado, nos podemos encontrar con carreras desvirtuadas como la del sábado, aunque el mérito de Ane Santesteban esté por encima de cualquier discusión.

3. ¿Tiene sentido el Campeonato de España élite? En 2005 se creó esta carrera de forma independiente para que pudieran acceder al ‘rojigualdo’ todos los élites no profesionales, sin que se sobredimensionara el pelotón al competir junto a los pros. Pero ahora, con sólo ochenta ciclistas en liza el sábado, y otros tantos el domingo, ¿no se podrían fusionarse las dos categorías en una sola prueba? Para los élites –muchos de ellos ex profesionales sin hueco, pero con clase suficiente- podría ser luna gran ocasión de medirse contra sus ex compañeros para buscar una segunda oportunidad. Eso sí, el premio adicional del maillot rojigiualdo no se cuestiona.

4. ¿Se puede o debe obligar a los profesionales a asistir a un Nacional? A todos nos duele la diferencia del nivel de compromiso entre algunos corredores. En vísperas del gran objetivo del Tour de Francia es de agradecer el de un Alejandro Valverde, que no fue protagonista, pero pudo serlo. No como otros que prefirieron descansar o incluso entrenarse fuerte sin dorsal (cuando podrían haberlo hecho mejor que en cualquier otro sitio en Bembibre). Incluso también hay diferencias entre los que después del Giro prefieren descansar a los que aún siguen corriendo, aunque sea a más bajo nivel, como Beñat Intxausti o Fran Ventoso. En este sentido, Josu Garai recordaba ayer las palabras de Koldo Fernández de Larrea hace un año. “Yo lo tengo claro. Quien quiera estar en los Juegos Olímpicos o en el Mundial, debería tener la obligación de correr los Campeonatos, porque los corredores, si no, buscan la comodidad”. 

viernes, 21 de junio de 2013

Bembibre (III): En el recuerdo del Mortirolo berciano

Si los Campeonatos de España han puesto a Bembibre en el mapa ciclista durante este fin de semana, y con una notable afluencia de público, no es menos cierto que la capital de El Bierzo Alto estuvo de moda en el pelotón profesional a finales de los noventa y principios de la década anterior, gracias a un puerto llamado El Redondal, que acogió cuatro llegadas de la Vuelta a Castilla y León.

Se trataba de un puerto no muy largo, de 6,5 kilómetros, pero con rampas de hasta el 22%, y un desnivel medio del 9,3%, y que se caracterizaba por sus tramos de hormigón en el que el agarre de la bicicleta multiplicaba su dureza. Tanto es así que se le llegó a llamar El Angliru leonés o el Mortirolo berciano.

Tuve la suerte de vivir aquellas llegadas, con victorias de Leonardo Piepoli (1999), Paco Mancebo (2000), Javier Pascual Llorente (2001) –todos ellos cuando la ronda se disputaba en verano- y Juanmi Mercado (2002) –en las fechas de mayo-, cuando parecía que el granadino iba a ser el gran ciclista de la década.

Por razones políticas –cambio de corporación- no se volvió a subir El Redondal… aunque el interés ciclista que ha mostrado el actual equipo de gobierno de Bembibre y la entidad del puerto merecen que no caiga en el olvido.

miércoles, 19 de junio de 2013

La imaginación de Danny MacAskill no conoce límites


Ya he mostrado mi admiración en post anteriores por el rider Danny MacAskill. Pero si me quedaba alguna duda, en este nuevo vídeo –en el que imaginación y destreza se mezclan a partes iguales- nos vuelve a dejar con la boca abierta.

‘Danny MacAskill's Imaginate - Riding Film' es el título y semejante flipada no podía sino salir de la factoría de sueños de Redbull.

Y no tengo nada más que añadir. Disfrutadlo.

martes, 18 de junio de 2013

Bembibre (II): En el recuerdo de la pionera ‘Chely’ Alvarez


El 2 de diciembre de 1991 los varios miles de habitantes de Bembibre no daban crédito a la fatal noticia: el cuerpo sin vida de una de sus vecinas más ilustres, Consuelo ‘Chely’ Álvarez, aparecía colgado de una viga en su domicilio. Tenía sólo 26 años de edad, había sido campeona de España de carretera en 1989 y otras dos veces en la entonces incipiente disciplina del BTT. Y era una de las seis ciclistas incluidas en el primer Plan ADO, con destino a los Juegos Olímpicos de Barcelona’92. Y fue precisamente la exclusión de esa lista de cara al año definitivo lo que, dicen, originó su suicidio, en una situación en la que también pudo influir su delicada situación económica –su marido se quedaba en el paro-, la obligatoriedad de tener que ir a Madrid para entrenar por tener la beca –ella estaba mucho más cómoda en su tierra- o la presión de estar a las puertas de esos Juegos Olímpicos. Se habló por aquel entonces de su fragilidad psicológica, aunque quienes la conocieron desmienten este extremo como causa decisiva.

Posiblemente muy pocos de los participantes en estos Campeonatos de España 2013 recuerden la figura de ‘Chely’, una de las pioneras del ciclismo femenino nacional, que salió del equipo que tenía Emilio Villanueva –de donde también surgieron dos históricas como Dori Ruano y Marga Fullana-. No en vano han pasado 22 años ya de aquella luctuosa historia. En Bembibre se honra su memoria con una calle, y alguno de sus hermanos aún vive por la zona. Su marido ya no.

También se la recuerda todos los años con una carrera ciclista, el Memorial Chely Álvarez, que este año ha cumplido su vigésima edición… aunque paradójicamente dedicado a corredores juniors y cuyo último triunfador es uno de los ciclistas españoles más prometedores, el granadino Alvaro Cuadros. Y precisamente la celebración de esta clásica fue el embrión para el nacimiento de este Nacional, que de una u otra forma debe rendirle homenaje.

Pero Bembibre ha tenido una historia ciclista mucho más amplia, y que intentan recordar estos días con una exposición paralela a los Campeonatos, ‘Un lugar en el tiempo’, y que esperamos poder visitar. Y es que uno de los primeros participantes en el Tour de Francia nació en los alrededores de esta localidad. Bahamontes también tuvo su gregario berciano, y uno de los artífices de los recorridos de estos Nacionales, Jorge Nogaledo, fue profesional la década pasada en tierras portuguesas.

lunes, 17 de junio de 2013

Bembibre (I): tercera cita leonesa para unos Campeonatos de España


Apenas faltan tres días para que arranquen los Campeonatos de España de ciclismo en la localidad leonesa de Bembibre. Será la tercera vez que unos Nacionales –en su máxima categoría- recalen en la provincia de León, con dos precedentes muy distintos.

La primera vez fue en 1978, cuando el Campeonato profesional era una prueba independiente de las demás categorías. Fue en Villablino, capital de la comarca de Laciana, con una importante tradición ciclista que incluía una prueba de ‘pros’, el Gran Premio Caboalles, y un destacado corredor en los sesenta, José López Rodríguez, olímpico en México, y sexto en la Vuelta a España de 1967.

Los finales de los setenta fue una época de cambio, muy difícil para el ciclismo español, que no supo encontrar el relevo a la maravillosa ‘hornada’  de los Ocaña, Fuente, López Carril, Aja, Gandarias, Perurena y compañía, con aquella llamada ‘generación perdida’. Eran los tiempos del final del dominio del Kas y la naciente oposición de Teka, aunque sólo se plasmara a nivel nacional. Y de los guerrilleros del Novostil o el Transmallorca, con el inolvidable Rafa Carrasco.

Aquel Nacional fue un duelo entre los dos equipos punteros, que se dilucidó en un sprint casi masivo entre una treintena de los corredores que acabaron la prueba –pocos más- y en la que Teka perdió sus opciones por caída de sus dos hombres más rápidos en la llegada –Eulalio García y Javier Elorriaga-, lo que propició la victoria de Enrique Martínez Heredia (Kas), precisamente el más claro exponente de aquella ‘generación perdida’, por delante del asturiano Luis Alberto Ordiales.

Tuvieron que pasar 23 años hasta la segunda presencia leonesa, esta vez en la capital y con una fórmula muy similar a la actual, con todas las categorías agrupadas en dos fines de semana. El primero, en junio, con las principales categorías y los tandems de la ONCE; el segundo, en septiembre –pocos días después del tristemente famoso 11-S-, con juniors y masters.

También era muy distinto el panorama competitivo, ya que junto a los seis equipos pro –Kelme, Ibanesto, ONCE, Euskaltel, Colchón Relax y Jazztel-Costa de Almería- se le unieron los mejores equipos élite del panorama nacional, aunque sin recompensa específica para el mejor clasificado, que se instauraría un año más tarde.

La carrera parecía que iba a dilucidarse al sprint, pero el viento propició una fuga de tres corredores que decidiría las medallas, con Iván Gutiérrez superando a Santi Blanco y Aitor Garmendia. Era el segundo título del cántabro –el año anterior había ganado contra el crono- de los seis que suma el ciclista más laureado en esta cita. Santos González se llevaba el maillot rojigualdo en la prueba contrarreloj, dando el doblete a la ONCE.

A partir del jueves, Bembibre, una localidad de población similar a la de Villablino, es decir, una de menor tamaño en acoger los Campeonatos de España en los últimos años, capital de El Bierzo Alto, y también con una importante relación con nuestro deporte, aunque sea más trágica.

sábado, 15 de junio de 2013

Decidida defensa del PSOE a los preferentistas


El PSOE presentaba ayer viernes en el Congreso una proposición no de ley en la que reclamaba al Gobierno que eximiera del pago de tasas judiciales a los afectados por la estafa de las participaciones preferentes y la deuda subordinada y que modificase el IRPF para que no tuvieran que pagar si consiguen alguna plusvalía cuando vendan las acciones.

Y se quedan tan anchos, demostrando su desconexión absoluta de la realidad social, de los que un día fueron sus votantes. En vez trabajar –en el Parlamento, en los Juzgados y en la calle, no se olvide- para que se restituyan todos sus ahorros a unas personas que fueron engañadas, timadas, con mecanismos de ingeniería –chapucería, sería mejor decir- financiera, y que aún siguen siendo menospreciadas al ser tratadas como accionistas, como inversores, y no como ahorradores, y que se van a quedar con una mínima parte de lo que tenían para satisfacer al gran capital, se dedican a presentar propuestas de chichinabo, condenadas al mayor de los fracasos, cuando no de los ridículos.

Más absurda –y absolutamente grotesca- es su propuesta al Ejecutivo para que elimine las multas y sanciones ya impuestas a algunos afectados en manifestaciones, que se elevan hasta los 2.000 euros en algunos casos, que "acepten las alegaciones a los procedimientos en trámite" y que no imponga nuevas multas en el futuro por "manifestarse libremente".

En esta línea, sugiero a los señores diputados socialistas que pidan también que no les cobren en la zona de aparcamiento regulado cuando vayan a realizar una gestión relacionada con las Preferentes, que tampoco se les sancione por buscar comida en los contenedores, que se les haga una ‘quita’ a la hora de jugar a la quiniela o a la lotería, la única vía posible para recuperar sus ahorros, que les eximan del pago de la cuota hsta el año 2999 -o el de la fecha de finalización de la 'Preferencia'- cuando se afilien de forma masiva al partido que les defiende de forma tan decidida. Y por supuesto, que les cedan el paso y que el director les haga una reverencia cuando entren y salgan de una entidad bancaria.

Aquí está la noticia entera en su fuente original de Europa Press.

Imagen tomada del blog vayapaisdepandereta.blogspot.com.es

jueves, 13 de junio de 2013

No todo el paraciclismo es ciclismo paralímpico


La inminente celebración de la Copa del Mundo de ciclismo adaptado (o paraciclismo) en Cuéllar, Segovia, ha vuelto a traer a un primer plano una denominación errónea, y desgraciadamente muy difundida, de esta disciplina: ciclismo paralímpico. Y es que este nombre se debe aplicar única y exclusivamente a las competiciones que se desarrollan en unos Juegos Paralímpicos, cuya última edición fue el pasado mes de septiembre en Londres. Y que no volveremos a poder utilizar correctamente hasta Río de Janeiro 2016.

Y es que englobar estos eventos con la etiqueta de paralímpico sería lo mismo que llamar olímpicos a los Mundiales de Florencia o a la Copa del Mundo de Vallnord, por ejemplo, por la simple presencia del ciclismo en carretera o del mountain bike en el programa de los Juegos Olímpicos.

Hay una explicación histórica a esta confusión. Y es que hasta hace algunos años el ciclismo adaptado no estaba integrado en la UCI ni en las federaciones nacionales, sino que dependía de distintas entidades en función de la discapacidad: ciclismo para ciegos, paralíticos cerebrales o discapacitados físicos. Y en esta diversidad, el Comité Paralímpico Español ejercía como aglutinador de todas ellas. El adjetivo paralímpico nacía, pues del CPE, y no del ciclismo como disciplina.

La UCI, hasta la integración, utilizaba la denominación ‘handicapés’, es decir, discapacitados, aunque actualmente habla en sus reglamentos de paracycling o paracyclisme, que se traduce fácilmente por paraciclismo, aunque la denominación reglamentaria en castellano sea ciclismo adaptado.

Por cierto, aprovecho este ‘post’ para recomendaros la película ‘Imparables’, que se estrena el próximo 1 de junio y que tiene como protagonistas a algunos de los paraciclistas españoles más destacados y meritorios, como Juanjo Méndez y Raquel Acinas.

miércoles, 12 de junio de 2013

Las bicis, fuera de las calles (aunque sea volando)

Tan caliente se está poniendo el tema de las bicicletas urbanas, que son muchos los que pretenden erradicar definitivamente este molesto medio de transporte, pretendidamente ecológico, de las ciudades. Hasta tal punto que un alto responsable de la DGT dijo hace unas semanas, en ‘petit comité’: “Las bicicletas saldrán de las calles, aunque sea volando”.

Y en este país en los que apenas se puede guardar un secreto, la frase privada ha trascendido a nivel público y ha llegado ni más ni menos que hasta la República Checa, donde un tal Milan Duchek se ha puesto manos a la obra y en la tarde de ayer nos hacía llegar esta interesante y esperanzadora noticia.

Y aunque la fecha de la misma no es ni 28 de diciembre ni 1 de abril, el hecho de que no se vea acompañada de ningún vídeo nos hace ser moderadamente cauteloso, por mucho que se expliquen las características de este prototipo, una bici eléctrica de 95 kilos dotada de varios propulsores. De momento conducida por control remoto, pero pronto veremos cualquier valiente pedaleando en ella… aunque en este caso será la batería la que proporcione su aeroestabilidad.

Las reacciones en España no se han hecho esperar desde los organismos oficiales: “Razón de más para obligar al uso del casco”.

lunes, 10 de junio de 2013

La televisión en España cumple 65 años, la edad de la jubilación

Un día como hoy –de 1948- tenía lugar la primera emisión de televisión realizada en España. En estos 65 años, muchos cambios técnicos, pero sobre todo, muchas más cadenas: primero ‘La Segunda’, o UHF, como se la llamaba en sus inicios; luego las autonómicas y las privadas; y no hace mucho la TDT… Desgraciadamente todo ello no se ha traducido en más calidad o más oferta real como se podía prever. Y desde luego, hoy en día, el porvenir de la Televisión en España –y en gran parte del mundo- es bastante preocupante.

Según me enseñaron en la Facultad, los medios de comunicación deben informar, formar y entretener. La información es cada vez menos abundante –ojo, que a nadie se le olvide que es cara y cada vez las empresas informativas son más empresas que informativas-, incompleta, sesgada y banal, salvo muy escasas y honrosas excepciones. En cuanto a la formación, se confunde el concepto de dar pautas para que la gente pueda formarse libremente una opinión con el adoctrinamiento puro y duro a base de exposición de argumentos parciales y mediatizados, cuando no de la simple expresión opiniones interesadas… sin fomentar nunca la capacidad crítica.

Finalmente sobre el entretenimiento simplemente decir que cada vez se ciñe a unos esquemas establecidos con cambios mínimos, que se limitan a importarse, a adaptarse a la mentalidad de cada país y a explotarse mientras que sean rentables en términos de audiencia. Variedad, la justa; innovación, la mínima; alternativas, impensables. Incluso los contenidos formativos e informativos tienen cada vez más esa patina de espectáculo que los degrada.

Pero lo más grave en lo que se refiere al futuro de la televisión no es el contenido, el fondo, sino la forma. Y es que aunque el aparato receptor siga estando en un lugar preponderante del salón en la mayoría de los hogares españoles, cada vez tiene menos fieles. La gente –sobre todo los jóvenes- no soporta la ‘tiranía’ de las programaciones, de tener que ver su serie favorita cuando la emiten, cuando hay aparatos que permiten grabarla para visionarla en el momento deseado. Y sobre todo, cuando esos contenidos –y otros muchos- están permanentemente en Internet. Tan sólo se escapan –y no del todo- a esta regla aquellas emisiones ‘en directo’, como las retransmisiones deportivas, por aquello de la emoción del momento, aunque siempre es más fácil que el programa se adapte a tus horarios que tú a los suyos.

Una segunda tiranía es la geográfica: ¿Para que sentarse en el sofá del salón, cuando puedes ver cómodamente el programa en cualquier lugar del mundo gracias a los smartphones como a las tablets? Es algo a lo que podría contestar fácilmente cualquiera que no haya alcanzado la treintena.

65 años, la edad que significa la jubilación –pese al reciente aumento a los 67… y los que vendrán-, es un aniversario bastante significativo para este medio que, paradójicamente, es el que mejor se puede adaptar a todo lo que significa Internet: solamente hace falta que sus responsables, sus protagonistas, lo entiendan, y se adapten a todo tipo de consecuencias, entre ellas las publicitarias.

viernes, 7 de junio de 2013

El triunfo de los Momparler en Villanueva de Roubaix

“Esta era una prueba que mi padre y yo teníamos en mente desde hace mucho tiempo”, me comentaba Pascual Momparler hace unos meses cuando el Memorial Pascual Momparler daba sus primeros pasos. “Es la carrera que le hubiera gustado organizar” añadía su buen amigo José Salvador Sanchis. No podrá verla, desgraciadamente, pero el próximo domingo, con un  recorrido de 150 kilómetros, su sueño se convertirá en una realidad.

¿Y qué tiene de diferente la prueba? Pues nada más y nada menos que un tramo de pavés, de unos cuatro kilómetros que formará parte de cada una de las ocho vueltas a un circuito de unos 18 kilómetros, en Villanueva de Castellón, que compone la prueba. “Es un tramo que conocíamos de siempre, en el que pensábamos que se podría hacer una carrera muy bonita, distinta –comenta Momparler hijo-. En vida no pudimos hacerlo, pero ahora es una realidad gracias al apoyo del Ayuntamiento de Villanueva, que se ha volcado con la prueba”.


El actual seleccionador nacional considera que “ahora mismo que cada vez es más complicado organizar pruebas por etapas, hay que ofrecer carreras distintas, que interesen tanto a los aficionados, como a los patrocinadores. Y por supuesto a los propios corredores. Las buenas actuaciones de ciclistas como Flecha en Flandes o Roubaix ha hecho que el pavés sea atractivo, que sea un reto. De momento, muchos ciclistas de la zona están preparando la prueba de una forma especial. Y estoy seguro que el domingo se vivirá un gran espectáculo, porque, además, será una carrera muy difícil de controlar”.

Además, el Memorial se verá respaldado por el Día de la Bicicleta, que comenzará inmediatamente después de la salida de la prueba elite y coincidirá con ellas en varios puntos, con una fiesta final con premios y regalos, en una forma de unir ciclismo de élite y popular.

Seguro que el domingo, Pascual Momparler, padre, disfrutará desde el cielo con ‘su’ carrera. Y su hijo, desde Canadá con la selección, combinará la pena por la ausencia con el orgullo y la satisfacción de esta prueba distinta, a la que todos auguran un gran futuro. ¡Por muchos años!

miércoles, 5 de junio de 2013

La UCI tendrá las segundas elecciones presidenciales desde 1991, ¿cómo en 2005?


Con la decisión oficialmente manifestada ayer por el británico Brian Cookson de optar a la presidencia de la UCI, las elecciones que se celebrarán con en el próximo Congreso –el 19 de septiembre en Florencia- contarán con al menos dos candidatos, si bien en el caso del británico debe plasmarse en la presentación de la correspondiente carta de candidatura ante el máximo organismo mundial, con el único requisito de estar redactada en francés o en inglés, y el apoyo de su Federación, y siempre antes del próximo 17 de junio, 90 días antes del Congreso como se establece en los Estatutos del máximo organismo mundial. Supongo que no tendrá ningún problema en cumplir ninguno de los requisitos, pero de momento la UCI no lo ha publicado en su web, algo que si hizo cuando la candidatura de Pat McQuaid fue presentada por su federación, ¡la suiza!

No voy a entrar a valorar los méritos, deméritos, intenciones o programas de los dos candidatos (o de alguno más que pudiera surgir en estas dos semanas que quedan para cerrarse en plazo). Simplemente quiero recordar que, desde 1991, sólo ha habido un proceso electoral en el máximo organismo mundial, en 2005,  cuando el tristemente desaparecido ‘Tito’ Moreno, se presentó con una candidatura demasiado precipitada y un proceso electoral realmente triste que ojalá no se repita en esta ocasión.

Hay que tener en cuenta que no todas las federaciones nacionales votan, sino que cada Confederación Continental elige a las naciones con derecho a voto por un periodo de cuatro años en los siguientes Congresos de la UCI. Para esta elección presidencial… y cualquier otro que se plantee en las asambleas anuales. Según los estatutos de la UCI, son un total de 42, distribuidos así: 7 de África, 9 de América, 9 de Asia, 3 de Oceanía y 14 de Europa. En el caso de la Unión Europea de Ciclismo (UEC), su Congreso del pasado mes de marzo eligió a Alemania, Austria, Bélgica, Chequia, Eslovaquia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Países Bajos, Rusia y Suecia como delegados votantes.

¿Y fuera de Europa? Ahí está el quiz. En el 2005, la candidatura de Moreno se quejó en repetidas ocasiones que la UCI no les facilitó la identidad de los delegados continentales, que les remitió a las confederaciones continentales y que allí tuvieron problemas para conseguir los nombres. Incluso en el caso de la asiática, denunciaban, existía una doble lista. También les llamaba la atención el hecho de que Oceanía tuviera tres delegados, cuando realmente sólo hay dos federaciones que puedan considerarse como tal.

El segundo problema que planteaban era la inexistencia de ninguna reglamentación de este proceso. Ni siquiera existía un comité electoral y se dio la paradoja que el propio Hein Verbruggen, que presentó su candidatura aunque la retirase el mismo día de las votaciones en una extraña maniobra de control sobre la que no me voy a extender, controlaba el proceso en el que se presentaba. Juez y parte… como McQuaid ahora. Aunque la culpa no es del irlandés, sino de la simple e incomprensible inexistencia de dicha normativa y de que nadie haya hecho nada por resolverlo. Hasta el propio COI admitió el trato de favor hacia el candidato ‘oficialista’, pero Verbruggen –miembro del organismo olímpico en aquellas fechas- fue exculpado de violar los principios éticos de la Carta Olímpica.

El proceso quedó reducido a un turno de palabra de diez minutos en el propio Congreso, para pasarse a una votación secreta, nominal y por continentes, que dictaminó el triunfo, esperado, de McQuaid por 31 votos a 11.

No deja de ser curioso que el Comité Directivo se ratifique en dicho congreso, pero que haya sido elegido ‘de facto’ por cada una de las conferencias continentales, con el voto de todos los países que la forman. Así, en marzo la UEC decidió sus miembros –junto al presidente electo David Lappartient (Francia)- en las personas de Renato Di Rocco (Italia), Igor Makarov (Rusia), Tom Van Damme (Bélgica), Peder Pedersen (Dinamarca), Marian Stetina (Chequia), Emin Muftuoglu (Turquía) y Artur Lopes (Portugal)… y el propio Cookson, que sería directivo con McQuaid –pero no al revés-. Aunque el presidente siempre puede nombrar directamente un par de directivos, como hizo el irlandés con su predecesor.