lunes, 31 de diciembre de 2012

El camino hacia la felicidad en 2013


Aunque ya sabéis que poco va conmigo esa hipocresía navideña de caras felices y felicitaciones forzadas que contrastan con el gesto adusto y los peores deseos de aquellos que nos castigan los trescientos y pico días restantes, no quiero olvidarme de todos los que, sinceramente, sí deseáis lo mejor. Y lo más importante, estaréis siempre ahí, dispuestos a echar una mano.

Por ello, en estos prolegómenos del 2013 –pero exactamente igual que en cualquiera de los 365 días del año que está a punto de empezar-, quiero desear lo mejor a todos aquellos que podéis, queréis y sabéis ser felices con lo que tenéis, pero sin renunciar nunca a luchar por todo lo que se desea. No esos pseudobudistas que prefieren no aspirar a nada, a conformarse con lo que les llega, para no sentir la frustración que les podría suponer el no lograrlo. Ni, naturalmente, a aquellos que confunden riqueza, éxito o gloria con la verdadera felicidad.

Y que al mismo tiempo, por mucha rabia, cabreo o indignación que nos pueda producir una situación como la actual, sepamos que hay más felicidad en luchar contra ella, en las pequeñas victorias cotidianas que podamos lograr con nuestra dignidad, que en el falso sentimiento ilusorio de mirar hacia el otro lado o de esconder la cabeza.

En fin, mis deseos para que busquéis -y halléis- vuestro camino hacia la felicidad, y la disfrutéis, todos y cada uno de los días de 2013… y que ayudéis a alguno más en su camino.

domingo, 30 de diciembre de 2012

'Un futuro brillante para el ciclismo' (I): Calendario y mundialización


Algunos por aburrimiento, otros por intereses creados, pero bastantes por verdadera concienciación. Por atacar al ‘establishment’ o simplemente porque piensan que la mejor defensa es un buen ataque. Por no hablar de los que realmente quieren cambiar y de los que piensan que nada mejor que todo cambie para que siga igual. El caso es que las últimas semanas en el mundillo del ciclismo internacional han sido verdaderamente agitadas, incluso convulsas y que todo ese movimiento debe tener algunas consecuencias, espero que positivas, para el futuro de este deporte.

La UCI quiere tener un papel primordial en ello, articulando todo el debate en la consulta titulada 'Un futuro brillante para el ciclismo', que ya ha definido cuatro puntos principales para el debate: mundialización, lucha contra el dopaje, corredores y calendario deportivo.

Ya habrá tiempo de hablar de todos estos puntos, pero creo que el debate que más avanzado está es el del calendario deportivo, íntimamente ligado con el de la mundialización. Porque cuando hay dinero de por medio, el movimiento es más rápido. Y el proyecto que propugna Zdnek Bakala lo lleva, por lo que la UCI parece dispuesta a adoptarlo.

Personalmente, el calendario de competición que se ha desvelado me parece bastante interesante, siempre que no se meta todo en el mismo saco, para que no se repita el gran fallo del Pro Tour actual. Así, las tres ‘grandes’ deberían ser independientes; las clásicas históricas –y alguna más- deberían volver a agruparse en la Copa del Mundo. Y el resto del calendario se agruparía en esos Grandes Premios –de tres o cuatro días- por los cinco continentes, pero sin necesidad de que tuvieran todos el mismo esquema: ¿Por qué no puede haber un Gran Premio de Escaladores y otro para velocistas?

Aprovecho estas divagaciones para lanzar otro desafío ciclista, esta vez en pro de la igualdad. Y es que la medida de equiparar premios en los Mundiales masculinos y femeninos es interesante… pero con pocos efectos prácticos. Más lógico sería que las Copa del Mundo y los Grandes Premios tuvieran competiciones para ambos sexos –en los mismos días, claro está-, algo que ahora mismo sucede sin mayores problemas en pista o BTT. Y empezando desde cero, sería menos complicado.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Autónomos y autónomos


Entre la marea de cifras negativas que nos ha traído este 2012 –y que el Gobierno actual no sabe, no puede o no quiere afrontar- hay una que ha pasado bastante desapercibida. Pero que no por desconocida debe ser obviada: el año se cierra con 50.000 autónomos menos.
Ya en algún post anterior había escrito que una de las soluciones a esta crisis es fomentar el autoempleo y no proyectos megalómanos como Eurovegas. Pero es que ser autónomo en Españistán es imposible, sobre todo para aquellos que tienen una idea nueva, los emprendedores, que no saben si va a funcionar o no, que lo único que necesitan es tiempo y algún que otro empujón. Pues bien, desde el primer día deben pagar lo mismo que cualquier negocio consolidado (y mucho menos que una fortuna a base de rentas de capital, claro está). Los empujones son para que tropiecen, ya que tienen una presión burocrática y administrativa insoportable, que les caerá como una losa que entierre sus aspiraciones a la más mínima inconveniencia. Por no hablar de las coberturas cuando –por cualquier razón puntual, enfermedad, situación familiar…- las cosas no vienen tan bien dadas. Ni tampoco del doble rasero: paga a la Administración inmediatamente, pero si trabajas para ellos, soporta sus retrasos estoicamente.
De hecho, he leído más de un artículo que enseña, con un poco de picaresca y visión transnacional, pero sin engañar a nadie -eso es cierto-, a instalarse al otro lado de la frontera francesa o incluso en Gran Bretaña, con un régimen mucho más favorable. Eso sí, con unos controles fiscales españoles que ya quisiéramos ver aplicar a las grandes fortunas.
Pero tampoco quiero hablar de estos futuribles autónomos, de los que pueden ser nuestro mejor futuro, sino de buena parte de los 50.000 que han dejado oficialmente de serlo hartos de pagar impuestos y cotizaciones pero que deben buscarse la vida. Y nada mejor que trabajar en negro, con precios bastantes más baratos que los de su competencia ‘legal’… o con los mismos, pero un margen de beneficio mucho mayor que les permite incluso una vida aún más holgada de la que tenían. Lo mismo que hacen muchos ex trabajadores de la chapuza que encima tienen el sostén del desempleo. Y que pasan a ser lo peor de nuestro pasado. O de nuestro presente.
Y nuestros políticos, preocupándose como siempre menos de lo malo conocido que de lo bueno por conocer.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Fignon vs. Guimard: una historia que merece la pena ser conocida


Aunque ya me había leído el libro en francés hace un par de años –lo encontré por un precio irrisorio en una librería de Poitiers-, no me arrepiento en absoluto de la relectura del ‘Éramos jóvenes e inconscientes’, la autobiografía de Laurent Fignon, la sexta y última –por ahora- publicación de ‘Cultura Ciclista’.

Y es que es una historia bastante completa para conocer al último gran ciclista francés, un personaje sobre el que merece la pena profundizar, ya que en España se tiene un concepto muy distinto de él. Eso sí, quizás se echen en falta sus últimos años, pero todo lo que aparece en el libro es bastante relevante para conocer al parisino… y a su alter ego.

Y es que la historia de Laurent Fignon va muy ligada al que fue primero su director, Cyrille Guimard, y luego su socio en un concepto de estructura de gestión independiente que fue absolutamente novedosa, que ahora es lo habitual… y que genera numerosas críticas por cuestiones éticas que ahora no vienen al caso. En este sentido, ver la evolución de esta relación es el núcleo principal del libro, más que las propias gestas deportivas.

Por este motivo, la noticia de que la próxima publicación de ‘Cultura Ciclista’ será la biografía del propio Guimard es un aliciente más para leerse el libro del corredor… y esperar como agua de mayo el del director.

También me ha llamado la atención la crítica sobre el sistema de puntos UCI, cuyas trágicas consecuencias se están viviendo hoy en día; su distinción sobre las dos etapas en la historia del dopaje o sus años como organizador de la París-Niza y su ‘rivalidad’ con ASO. Temas sobre los que no me extenderé para no ‘fastidiarios’ el libro, que sinceramente os recomiendo.

martes, 18 de diciembre de 2012

BFF Madrid: una acertada combinación de ciclismo y cine


¿Carretera, ciclocross, BTT, freeride, pista, ciclismo urbano, BMX y otras muchas facetas del ciclismo en apenas un día? Eso es lo que nos ofrece el próximo sábado 22 de diciembre el Bycicle  Film Festival, una cita mundial –que ya ha recalado en una treintena de ciudades en los cinco continentes- que en esta ocasión llega a Madrid, concretamente al Matadero, junto a ‘Madrid Río’.

Como podéis imaginar, se trata de un festival de cine, pero no con proyecciones comerciales, sino con cortometrajes centrados en el ciclismo, pero en alguna de sus muchas variedades. En tres sesiones -12,30, 16,00 y 18,00- se ofrecerán 26 películas, de entre uno y veinte minutos, salvo ‘Line of sight’, la última de las proyecciones.


Un ‘alleycat’ –una carrera informal- el viernes y un amplio programa de actividades paralelas el sábado completan el programa del BFF Madrid

Si el PSOE hundió a España, el PP está hundiendo a los españoles


Aunque la conmemoración (¿?) será el próximo 21, el PP está ‘celebrando’ (¿?) estos días en Toledo su primer año de Gobierno. Y como no hay nada que festejar –y los datos económicos son la más clara y triste realidad de su fracaso-, no han encontrado otro argumento que el mismo que les llevó al triunfo electoral, seguir echándole la culpa al PSOE de todo lo que pasa. Algo que, por otro lado, no debería sorprender a nadie, y más aún vista la pasividad tan resignada como insólita del jefe de la mal llamada opsición.

El PPresidente es capaz incluso de manifestar que “los españoles no nos eligieron para que todo siga igual sino para impulsar un profundo camino de cambio que ya hemos empezado”. Se calla, claro está, que no le votaron para hacer ese cambio sino otro radicalmente distinto, algo que llamaron programa electoral y que han incumplido sistemáticamente argumentando esa ‘crisshissh’ que tan bien les viene como excusa. En política –española- todo vale. Y hoy más que nunca.

En estos doce meses tan sólo le han sido fieles a su Divinidad –Una, Merkel, o Trina, Troika- y a sus adláteres que han comenzado ya –y no pararán- a hacer negocio en ese desmantelamiento del Estado del Bienestar. Porque los recortes en Educación, en Sanidad, en Infraestructuras, en Servicios Sociales… –que no en Defensa o Casa Real, por ejemplo- no son sino un caldo de cultivo para negocios rápidos, presentes o futuros, de unos pocos. Y el camino hacia la miseria de bastantes (y por muchos años).

Todo ello con la falsa esperanza de un horizonte esperanzador a medio plazo. Para los optimistas o los crédulos, un hecho irrefutable: echen un vistazo a Grecia o Portugal, con los que llevamos un par de años de retraso en ese camino hacia la catástrofe, hacia el subdesarrollo. Si realmente quieren resultados diferentes –es decir, la recuperación-, ¿por qué están haciendo lo mismo?

Y no protestes. El control de los medios tradicionales –y el intento de silenciar los nuevos en Internet- se complementa con una represión policial que no tiene que envidiar a la del franquismo, con unas selectivas pero efectivas sanciones administrativas. Y todo ello rematado con el ‘tasazo’ judicial, cuyas causas y consecuencias ‘amordazadoras’ deberían estar fuera de toda duda.

Mientras tanto, la verdadera renovación de España, la que deseamos casi todos –no generalicemos-, sigue pendiente. La que ataje el fraude fiscal –que sería una solución bastante más lógica y razonable-, la que termine con los enchufismos. La que aligere la Administración de políticos innecesarios, no de trabajadores. La que no nos haga estar a los niveles de Botswana en índices de corrupción. Y sin medidas kafkianas como las que se adoptaban antaño en el Ejército, de arrestar a la piscina porque se había ahogado un recluta… que no sabía nadar.

Y como guinda, esa prepotencia que sobrepasa los extremos de cualquier mayoría absoluta y absolutista jamás conocida. Con ministros encargados de distraer a la opinión pública con sus juegos de palabras provocadores, de otros especialistas en aquello de ‘donde dije digo, digo Diego’, de fanfarrones crecidos y autorizados para crear dolor, y de otros que prefieren rezar que acudir a los foros donde deben preocuparse por el presente y el futuro de nuestro país.

Puede ser cierto, como dicen, que el PSOE hundió a España. Pero es el PP el que está hundiendo a los españoles.

domingo, 16 de diciembre de 2012

La sangre de los inocentes


Con la mente todavía embotada sin poder asimilar la trágica noticia, y buscando datos para esa reseña que jamás hubiera querido escribir, descubro en su página web que ‘La sangre de los inocentes’ era uno de sus libros favoritos. ¡Que cruel ironía del destino de uno de los grandes de la historia del BTT español, pero sin duda un ciclista marcado por la mala suerte.

Con la herencia de la clase de su tío Marino y el pundonor de su padre, Ismael, estaba claro que Iñaki tenía que ser ciclista (*). Y de los buenos. Y aunque era un notable ‘biker’ como cadete y juvenil, le conocí como ‘carretero’, cuando obtuvo la medalla de bronce en el Campeonato de España contrarreloj de Murcia 2000, y volví a coincidir en el Mundial de Lisboa 2001, en el que participó en la prueba contra el crono.

Pero ya estaba decantado claramente hacia la BTT: en esos meses ya había logrado dos ‘arco iris’ como juvenil: el primero en el ‘team relay’ de Sierra Nevada, junto a Roberto Lezaun, José Antonio Hermida y Marga Fullana; el segundo de forma individual, en Vail (Estados Unidos), uno de sus circuitos favoritos, en los días posteriores al desastre del 11-S.

La carretera quedaba descartada, salvo como forma de entrenamiento ante las grandes citas… y para desgraciados episodios como el de hoy, que ya no tienen vuelta atrás.

Sin embargo, jamás pudo volver a alcanzar sus éxitos de juvenil, ni en sub23 ni como élite, por culpa de diversas lesiones y enfermedades, que en su carácter –reservado pero sincero- jamás quiso poner como excusa, dando lugar incluso a algún malentendido.  A nivel nacional se estrelló en su asalto al ‘rojigualdo’, aunque podría haber podido presumir de seis podios en estas dos categorías; a nivel internacional recuerdo esa amarga ‘medalla de chocolate’ del Mundial de Les Gets, pero también ese excelente octavo lugar del Mundial de Val di Sole que le volvió a poner por el buen camino, ratificándolo dos meses más tarde en los JJ.OO de Pekín, con el diploma olímpico.

No pudo repetir en Londres por esa lesión, pero estaba seguro que sería protagonista en Río de Janeiro, dentro de cuatro años, aunque este desgraciado 2012 aún le depararía otra mala noticia, en forma de la desaparición de su equipo de toda la vida Orbea, el tema de nuestra última conversación tuitera.

Desgraciadamente aún faltaba la peor, la que ni podíamos imaginar, la que llegaba en la mañana de hoy. Nos has dejado muy pronto, Iñaki, pero tu gran recuerdo estará siempre con nosotros.

(*) No me olvido de una tercera influencia, posiblemente mucho más decisiva, la de su pareja y entrenadora, Naiara, que siempre estuvo a su lado, ayudando a la persona, modelando al campeón. ¡Un fuerte abrazo!

viernes, 14 de diciembre de 2012

Maillot en blanco


Hace poco más de un mes, Fran Reyes nos deleitaba con un notable artículo sobre el significado oculto del equipo High Road, ese matiz de ‘la vía correcta’ con la que Bob Stapleton bautizó a su estructura, tras los asuntos de dopaje que salpicaron a su matriz, el T-Mobile.

Por eso ayer, cuando se presentó el ‘Blanco Pro Cycling Team’ como heredero del Rabobank, lo primero que pensé fue en un paralelismo, en un significado más o menos evidente de renovación, de tabla rasa, de renacimiento, confirmado al leer la nota de prensa: “Un nuevo equipo, un nuevo comienzo, un lienzo en blanco. Los corredores del Blanco Pro Cycling Team y el staff están decididos a crear un futuro optimista y transparente”.


Me sorprendía, sin embargo, que se hubiera elegido un vocablo español, y más teniendo en cuenta la fama que nos hemos ganado, y cómo nos miran, allende los Pirineos. ¿Por qué no, mejor, White Team o simplemente Wit Team, en holandés?

Y es que si hubiera sabido algo de esta lengua mi reflexión hubiera durado unos segundos, los justos en recibir la respuesta de mi colega Philip que me ha precisado que el ‘blanco’ holandés es equivalente al ‘blank’ inglés. Es decir, perfectamente traducible por hueco o vacío castellano. O en blanco.

Vamos, que filosofías de renovación aparte, el maillot del ex Rabobank lo que espera es simplemente un patrocinador que llene ese ‘blanco’, por mucho que sea deseable que asuma la herencia de uno de los mejores patrocinadores que ha tenido el ciclismo mundial en su historia.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Enduro, ¿la especialidad ‘definitiva’ del mountain bike?


Hace algunos días, FreakyBikes –autodefinido como el portal alternativo del mountain bike- nos remitía una encuesta sobre el enduro. Aunque la respuesta completa a la misma se remitió por los cauces oficiales –y cumplimentada  por una persona con un conocimiento bastante más profundo que el mío-, un par de preguntas de la misma me han rondado por la cabeza durante algún tiempo, ya que son cuestiones simples pero envenenadas, hasta que he plasmado esta respuesta-reflexión.

¿Es esta la especialidad ‘definitiva’ del mountain bike?, preguntaban.  Siempre he alabado el dinamismo del ciclismo de montaña en relación con el de carretera, mucho más encorsetado. Pero estas nuevas iniciativas no son lineales, sino que se expanden de forma divergente, creando alternativas para ‘bikers’ de perfiles muy distintos. Y eso es muy bueno. Por ello no creo que el enduro sea un fin, sino un paso más, aunque con enormes posibilidades en lo referido a su práctica, como me comentaba Tommy Misser: “Es una disciplina muy interesante, para competir con los amigos”, aunque advertía que “hay que estar bien preparado física y mentalmente”.

No obstante, presenta dos ‘debilidades’. Por un lado, el excesivo celo de las autoridades medioambientales, al menos en determinados puntos de la geografía española, donde la bicicleta sigue siendo tratada incomprensiblemente como antiecológica. Y por otro, que exige muchos requerimientos técnicos, tanto para su control como para su posible difusión. Claro que en este punto, las tecnologías no dejan de sorprendernos día a día.

La respuesta a la segunda pregunta parece evidente, pero también da que pensar ¿Se separará el enduro de la UCI, creando su propio camino de forma independiente? El mountain bike fue mucho más crítico –y separatista- en sus inicios en los años ochenta y noventa, y no solamente está perfectamente integrado hoy en día sino que, como decía, tiene un trato preferente por la UCI en cuanto a capacidad de reacción y adaptación.

Por ello me extraña, y mucho, que la UCI no vaya a poner en marcha en este 2013 como había prometido su Copa del Mundo de Enduro y que haya sido una iniciativa ‘privada’ –y sobre todo, ajena e independiente- la que haya ganado esta carrera con las Enduro WorldSeries. No es –por lo menos a día de hoy- una amenaza a la UCI, pero si una excelente oportunidad perdida.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Ni Argos-Shimano, ni Saxo-Tinkoff: Katusha, ¡descendido!


Cuando todos seguíamos con atención la retransmisión tuitera de la gran final del UCI World Tour’s draft, entre el Argos-Shimano –perfecto modelo de la legalidad imperante- y el Saxo-Tinkoff –clásico representante del ciclismo a la antigua usanza-, en la prórroga se ha producido un resultado inesperado ya que no sólo los daneses se mantenían en la ‘premier’, sino que también ascendían los holandeses… gracias a un inesperado descenso –en los despachos, no en el terreno de juego- del Katusha.

A pesar de haber estado entre los cinco mejores del ‘ranking de mérito’ del 2012, de tener licencia en vigor hasta 2015, el conjunto ruso era enviado a principios de noviembre a jugar la promoción, en forma de Comisión de Licencias. Todos pensábamos que iba a ser por un ‘quítame allá esas pajas’, algún asunto burocrático menor, y que el equipo del número uno mundial –‘Purito’ Rodríguez- no pasaría ningún apuro para continuar en la ‘Champions’. Y más aún cuando el ‘alma mater’ del Katusha es uno de los pesos pesados del ciclismo mundial. ¿O alguno pensará precisamente que las aspiraciones –y enemistades- del magnate ruso son las que han jugado en contra de esa forma tan decisiva?

Con un escueto “la petición del equipo Katusha para su inscripción en primera división ha sido rechazada” por esa Comisión de Licencias que, a priori, es independiente, aunque curiosamente, según la normativa vigente, su decisión no tiene que estar motivada. Eso sí, queda ese recurso que ya está siendo desgraciadamente habitual en el mundillo ciclista: el TAS.

Y como tuiteaba Laura Meseguer, “si a los periodistas que trabajamos en ello ya nos cuesta entenderlo, ¿qué pensarán los aficionados?”. Lo cierto es que, una vez más, se hablará mucho más sobre el ciclismo fuera que dentro de las carreteras.

domingo, 9 de diciembre de 2012

‘10 días 4 horas 39 minutos’ de ciclismo a través de América


Julián Sanz es uno de esas pocas personas que pueden ‘vivir’ de una pasión. Es el ciclismo, pero no de su forma tradicional sino en su vertiente de ultrafondo, con algunas aventuras clásicas que repite de año en año o con proyectos que siempre suponen un nuevo reto.

Una de esas aventuras anuales –que viene afrontando desde 2008- es la Race Acoss America, la competición ciclista ‘non stop’ que atraviesa Estados Unidos desde el Pacífico al Atlántico, en 5.000 kilómetros y un límite máximo de 12 días.



‘10 días 4 horas 39 minutos’ es el tiempo que tardó en realizar la última edición… y el título del documental en DVD, de 22 minutos, y cuya compra no sólo sirve para conocer esta especialidad, sino para ayudar a Sanz con sus nuevos e interesantes proyectos. Sólo son diez euros.

viernes, 7 de diciembre de 2012

¡Felicidades, Contador!


Pero no por el cumpleaños –llego un día tarde-, sino por el ‘nacimiento’ estos días en Segovia del equipo junior que apadrina con el nombre de Specialized-Fundación Contador.
En un país de envidiosos como éste, en el que ya han surgido las primeras críticas sobre este proyecto -‘ladran, luego cabalgamos’- hay que aplaudir sin reservas esta iniciativa del ciclista madrileño –y de su hermano-, para devolver de una forma u otra lo que el ciclismo le ha dado. Un proyecto que crecerá en próximos años hacia el necesitadísimo ciclismo femenino y, en lógica evolución, hacia el campo sub23, y que ojalá imitaran de una forma u otra –aunque solo fuera ‘cediendo’ el nombre- otros grandes ciclistas españoles.
Porque gracias al impulso de Contador, van a llegar al campo junior firmas comerciales que normalmente no bajan hasta estas edades, algo que siempre es de agradecer. Porque los medios también van a divulgar de una forma u otra esta categoría tan abandonada. Porque con este equipo –muy potente, pero sin vocación de selección nacional- van a tener la oportunidad de salir al extranjero, la gran asignatura pendiente del ciclismo español, cada vez más ‘aislado’ a nivel internacional. Y porque en este proyecto no se olvidan que el ciclismo no es el fin sino un medio para darles “la mejor formación posible, que aprendan una serie de valores que les serán de utilidad en la vida, sean o no al final ciclistas”, como comentaba Fran Contador.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿Y esto que tiene que ver con el ciclismo?


Los tribunales de honor son unas instituciones típicamente españolas, sin parangón en el Derecho extranjero, que nacen en el ámbito castrense para juzgar oficiales, no a suboficiales o clase de tropa (Real Decreto de 3 de enero de 1867). Se extienden luego a la Administración pública (en la legislación de funcionarios civiles de 1918) y más tarde a la esfera privada, en especial a los colegios profesionales.
Estaban formados por los pares del encausado y tenían por finalidad juzgar la dignidad de éste para pertenecer al cuerpo o profesión de la que era miembro. De resultar declarado indigno, el sujeto era expulsado del cuerpo, sin que pudiera interponer recurso alguno (…).
Estos tribunales no juzgaban actos aislados sino conductas y estados de opinión acerca de la dignidad de un individuo para formar parte de un cuerpo. El bien jurídico protegido no era el honor del enjuiciado sino el del cuerpo al que pertenecía. El procedimiento era sencillo, se daba audiencia al interesado y se mantenía casi clandestina la tramitación que concluía con la absolución o la separación del servicio y la consiguiente propuesta a la autoridad correspondiente.
¿Y que tienen que ver con el ciclismo estos párrafos, tomados de la web oficial del Congreso de los Diputados, en los que se comenta el artículo 26 de la Constitución Española sobre la prohibición de los ‘Tribunales de Honor’?

Pues me temo que muchísimo, si lo que parece haber sido una buena idea por la regeneración de este deporte, nacida de un grupo de equipos –aunque algunos con esa sospechosa fe del converso-, respaldada de forma unánime –al menos de palabra- por los organizadores, y ante el incomprensible silencio –en un sentido u otro- de las asociaciones de corredores, camina de espaldas a la legalidad reglamentaria, por muy caduca y denostada que esta sea.
Imagen tomada del blog dirydor, con todo mi agradecimiento.

lunes, 3 de diciembre de 2012

A algunos cerdos -no a todos- sí les llega su San Martín


Según vas entrando en una cierta edad, te haces más escéptico. Y dejas de pensar en eso de “el que la hace, la paga”, ya que la experiencia vital te demuestra que día a día hay muchas, pero que muchas, personas, que se van de rositas de este valle de lágrimas. Y si tienen que purgar sus penas, será en el más allá. Pero su último suspiro mundano es una carcajada. De burla hacia todos nosotros.

Pero de vez en cuando la vida te ofrece alguna que otra sonrisa, algún cerdo al que le ha llegado su San Martín. Puede ser que sea una ‘cabeza de turco’. O que luego se beneficie de esos indultos gubernamentales, insultos a la justicia.

De momento está ahí, entre rejas. Demostrando que frases como “hay que trabajar más y ganar menos” se tienen que aplicar también a los que hacen acopio de billetes de 500 y lingotes de oro. Y que, desde luego, ese tipo de empresarios –y otros que se fomentan desde los poderes públicos, a los que rinden luego pleitesía- hacen más daño a la ‘marca España’ que cualquier exceso de servicios públicos que –en esa galería de perlas que dejó en los últimos años- no deberían existir.